Jun 16 2009
281 lecturas

Política

Néstor Francia / La colecta de Globovisión, la prensa y los intelectuales

El “Globopotazo” (recolección pública de fondos para pagar una multa aplicada al canal golpista Globovisión por evasión de impuestos) fue muy bien descrito por un opositor, Domingo Alberto Rangel, de “Resistencia Civil”. Rangel describió la acción opositora como “un verdadero circo” y acotó: “Eran unos señores con unas franelas que no las mandaron a hacer ellos, porque son todas igualitas. Estaban recogiendo dinero. Eso no es noticia. Mucha gente los mandó a vender carros para que pudieran pagar la multa”.

Esto debido a que el dueño de Globovisión, Guillermo Zuloaga está imputado por acaparar vehículos para inflar su precio.

Por supuesto, este circo no tiene nada de inocente, forma parte del intento por seguir atizando el fuego de la desestabilización. La pantomima de Globovisión  no les salió del todo bien, aunque ellos van a decir, por supuesto, que recogieron trillones de bolívares. Sin embargo, se trató de una actividad sin alma de pueblo, en medio de una gran soledad y falta de convocatoria: el síndrome terrible de la oposición venezolana en estos tiempos.

Mucho más importante para nosotros tiene que ser, por supuesto, la declaración del portavoz adjunto del Departamento de Estado, Philip J. Crowley, sobre el tema de la libertad de expresión en Venezuela. El funcionario del imperio expresó:

“Pedimos a todos los gobiernos que tomen medidas para garantizar la libertad de expresión y para garantizar los principios de la Carta Democrática Interamericana, incluida la importancia de respetar la libertad de prensa (…) Muchos de los desafíos provienen de gobiernos que son reticentes a aceptar críticas planteadas por un medio independiente". Y señaló: “Venezuela es uno de ellos”.

Aquí queda claro que las presiones de la ultraderecha norteamericana sobre el gobierno de Obama para atacar a Venezuela comienzan a surtir efecto, y en la medida en que avancen las transformaciones socialistas en nuestro país, esto se verá con mayor claridad. En este sentido, una de las acciones que deberíamos iniciar es tomar en cuenta las críticas que hace Eva Golinger, una acuciosa investigadora de las acciones de la CIA contra la Revolución Bolivariana, a nuestras políticas comunicacionales hacia el exterior, además de reforzar políticamente nuestras misiones diplomáticas.

La oposición en Venezuela está débil, dispersa y desmovilizada, pero hacia afuera pretenden vender una imagen de un país en crisis, inestable, oprimido, que les permita, llegado el “soñado” momento de tumbar a Chávez, contar con la bendición del Imperio, sus aliados y sus medios.

Continúa el debate sobre el foro de intelectuales que se realizó en el Centro Internacional Miranda, donde se hicieron serias críticas a algunos aspectos del proceso revolucionario en Venezuela, animado ahora por la intervención del Presidente Chávez en su programa Aló, Presidente, referida al tema. En ese sentido, recomendamos ingresar a la página-web www.aporrea.org, donde se expresan distintas perspectivas y opiniones, a favor y en contra de las críticas mencionadas. Habría que leerlas todas y que cada cual saque sus propias conclusiones, o participe si así lo desea.

En este portal puede leerse aquí un informe sobre el encuentro.

Néstor Francia es analista político.
Este análisis se publica en Venezuela, destinado básicamente a integrantes del poder legislativo, autoridades y dirigentes políticos de ese país; es un "análisis del entorno" de corte situacional. Se publica en este portal por gentileza del autor.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario