Ago 31 2007
233 lecturas

Economía

No a la impunidad. – LONDRES 38: CASA DE LA MEMORIA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Tenemos el deber de denunciar que desde 1990 los sucesivos gobiernos de la Concertación, en su búsqueda reconciliadora con la derecha política, otrora represora y dictatorial, no han hecho más que dar vueltas en un círculo vicioso de impunidad, silencio y olvido respecto de las graves violaciones a los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad acontecidas durante la dictadura de Pinochet.

Las medidas de reparación, restitución y rehabilitación, están muy alejadas de los principios y planteamientos que los propios gobiernos de la Concertación señalan en los foros internacionales y el seno mismo de Naciones Unidas. No existe reparación social, no existe restitución, ni rehabilitación concreta, social y moral ni mucho menos, una política de resguardo de la memoria colectiva para que la sociedad rehaga su tejido dañado por los crímenes de lesa humanidad y el terrorismo de Estado.

En el fondo no existe la voluntad política que permita entregar nuevos cimientos a nuestros jóvenes en la construcción de su presente, enseñándoles sobre nuestro pasado reciente que reclama su lugar en la historia.

Paradojalmente, hoy la Dra. Bachelet, que simboliza en su propia vida familiar los estragos del terrorismo de Estado con muerte, torturas, exilio, detención y persecución, resulta ser la más adecuada de los personeros de la Concertación para consagrar la impunidad, el silencio y el olvido. Se avanza aceleradamente a un no castigo a los violadores de los derechos humanos que se concretiza en las rebajas de condenas, cierres acelerados de procesos, manteniendo además, aún vigente la Ley de (auto)Amnistía promulgada por la dictadura de Pinochet.

Hoy el gobierno tiene la ambición de situar a Chile en la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Y para hacer méritos, ha dispuesto la creación de un Instituto de Derechos Humanos, lugar donde se almacenarán los archivos relacionados con las violaciones acontecidas en nuestro país durante la dictadura como son los recursos de amparo, los testimonios de tortura y los nombres de los torturadores clasificados y guardados por 50 años.

La Dra. Bachelet en un arrebato autoritario ha definido que ese instituto debe funcionar en la ex casa de torturas de Londres 38, acallando así el clamor de las organizaciones sociales y de derechos humanos que reclaman ese ex centro de tortura, desde hace varios años, como espacio público destinado a la Memoria, a la restitución del buen nombre de las víctimas y a la formación de las nuevas generaciones en el nunca más en Chile.

Desconociendo el hecho que la aceptación de permuta de la casa de Londres 38 por parte del Instituto O’Higiniano, se debió principalmente a la presión constante ejercida en el frontis de la propiedad por el colectivo MEMORIA 119 (ex colectivo de Familiares y Amigos de Los 119), con el apoyo de otras organizaciones sociales y de Derechos Humanos, actividad realizada por aproximadamente dos años todos los jueves.

¿Cuál será el argumento del gobierno para convencer a la opinión pública nacional e internacional que es justo y necesario que no se entreguen a los tribunales de justicia los testimonios recabados por el Informe Valech a fin que los responsables del crimen de tortura que sean investigados y sancionados judicialmente?

¿Qué hará el gobierno para explicar en Naciones Unidas que el Estado de Chile honora su compromiso proclamado de defender y promover los derechos humanos y sin embargo hay mapuches encarcelados por luchar por sus derechos y trabajadores reprimidos por sus demandas sociales y salariales?

¿Cómo hará el gobierno de Chile para explicar en Naciones Unidas la decisión de clasificar por 50 años el nombre del los torturadores en nuestro país y el porqué su gobierno ciudadano no escucha a quienes desean aportar desde la sociedad civil con la memoria histórica del país para la construcción de una sociedad justa y democrática?

Llamamos a la opinión pública nacional e internacional apoyar a las organizaciones en su demanda de convertir a Londres 38 como la Casa de la Memoria.

Santiago de Chile, agosto de 2007

(Primeras firmas y adhesiones):

1. MEMORIA119
2. COMISIÓN ÉTICA CONTRA LA TORTURA
3. AGRUPACIÓN DE FAMILIARES DE EJECUTADOS POLÍTICOS (AFEP)
4. SINDICATO INDEPENDIENTE DE CANTORES URBANOS DE CHILE (SICUCH)
5. COORDINADORA NACIONAL DE EX PRISIONERAS Y EX PRISIONEROS POLÍTICOS
6. COORDINADORA DE EX PRISIONERAS Y EX PRISIONEROS POLÍTICOS SANTIAGO
7. REVISTA PUNTO SUSPENSIVO.
8. REVISTA PERRO MUERTO
9. AGRUPACIÓN DE EXPRESAS Y EX PRESOS POLÍTICOS DE VALPARAISO

—————————-

* 119memoria119@gmail.com.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario