Sep 21 2006
535 lecturas

Opinión

No Alineados: – ALTERNATIVA AL MUNDO UNIPOLAR

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

No me extraña esa actitud de parte de muchos grandes medios. De tanto repetir los mitos sobre Cuba –a veces ingenuamente, otras de manera cómplice– no solo se los hacen creer a sus lectores, sino también los creen ellos mismos.

Castro no presidió la delegación cubana, pero la reunión lo nombró su presidente por aclamación y su nombre estuvo en boca de todos para desearle salud y elogiarlo. En cuanto a su debilidad, en menos de una semana recibió a varios visitantes ilustres, dio dos entrevistas al escritor y senador argentino Miguel Bonasso, publicadas ambas en el diario bonaerense Página 12**, y siguió con interés todo lo referente al hecho, como informó en conferencia de prensa el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Felipe Pérez Roque. Además, dedicó personalmente el libro Cien horas con Fidel, del hispano-francés Ignacio Ramonet, a todos los jefes de estado y gobierno que asistieron a la Cumbre.

No está mal para un moribundo. Por lo que contaron tanto Pérez Roque como Bonasso y los visitantes a quienes recibió, parece recuperarse rápida y satisfactoriamente. Mala noticia para sus enemigos. Pero no fue la única.

A pesar de la ausencia de Fidel Castro, sin cuya presencia alguna prensa creyó que el encuentro seria un fracaso, el documento final demuestra posiciones de firmeza y apoya a Bolivia en momentos en que fuerzas externas pretenden dividir al país y desestabilizar el proceso de nacionalización de sus recursos naturales. Igualmente respalda al gobierno constitucional de Hugo Chávez en Venezuela y expresa su preocupación por las acciones de Estados Unidos contra Venezuela y Cuba.

El párrafo referente a Cuba exige a Estados Unidos el cese del bloqueo, manifiesta profunda preocupación por el creciente carácter extraterritorial del embargo y rechaza el reforzamiento de medidas recientes contra el país. Igualmente insta a Estados Unidos a la devolución del territorio ilegalmente ocupado de Guantánamo y a poner fin a las transmisiones ilícitas de radio y televisión hacia la Isla.

foto
La Declaración también contiene un párrafo en apoyo a la solicitud de Venezuela de extradición del responsable del sabotaje de un avión cubano sobre Barbados, acción planeada y realizada en Venezuela en 1976 y que costó la vida a 73 personas.

Un tema esperado era el referente a Irán y la Declaración ratificó el texto acordado por la reunión de cancilleres en Malasia el pasado mayo, en el que se reafirma el derecho a la investigación, producción y utilización de la energía nuclear con fines pacíficos y rechaza el monopolio nuclear, la imposición y el doble rasero que se quieren imponer a los países en desarrollo.

Los acuerdos continúan para incluir otros temas de importancia y parece que fuera una lista de todo lo que la administración Bush no quisiera que se hubiera discutido, mucho menos acordado.

En conferencia de prensa realizada por el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Pérez Roque el día 16 de septiembre, día de clausura del evento, señaló la importancia de la Cumbre no solo por haber ratificado el papel del Movimiento en defensa de los intereses del Tercer Mundo, el apoyo al multilateralismo y a la validez de la ONU, su carta y el derecho internacional, sino por salir fortalecidos los Países No Alineados de esta reunión en La Habana.

“Todos los acuerdos fueron logrados por consenso. No hubo que votar un solo acuerdo y no quedó nada pendiente de negociar”. Según el canciller cubano, los mandatarios trabajaron en “un clima de unidad y cohesión sin precedente”, para lograr “consenso incluso en los temas más delicados y controversiales”.

Raúl Castro estuvo al frente de la delegación cubana como reemplazante constitucional y presidió igualmente el evento, así como sostuvo decenas de encuentros bilaterales con jefes de estado visitantes. En el discurso inaugural dejó sentada las bases para la discusión de los temas, algunos de ellos delicados, y en las palabras de clausura hizo el análisis requerido.

“El hecho de que haya primado en esta Cumbre un espíritu de entendimiento y que hayamos sido capaces de llegar a consensos claros, incluso en los temas más complejos, es una demostración de que hemos decidido dar prioridad a lo que nos une, y enfrentar juntos los efectos del orden económico y político impuesto por los poderosos, que no solo resulta profundamente injusto, sino, además, insostenible”, dijo.

La periodista Anita Snow de Associated Press escribió desde La Habana que “al dirigirse a los líderes de los países en desarrollo, Raúl (Castro) ha sustituido en forma diligente a su hermano en la cumbre del Movimiento de Países No Alineados (NOAL).”

“El mundo, con esta reunión, descubrió más quién es Raúl Castro”, dijo el canciller cubano Felipe Pérez Roque. Y el presidente panameño Martín Torrijos consideró que se le debía felicitar “por manejar exitosamente el encuentro entre más de 100 países”.

Para quienes piensan que la sustitución temporal de Fidel por Raúl significaría un debilitamiento de las posiciones de Cuba, Pérez Roque respondió a un periodista que preguntó si era cierto que Raúl “es más pragmático, entendiéndose que es una persona que hace lo apropiado en un momento sin tener en cuenta la ideología”. El canciller calificó de etiquetas y superficialidades que se usan sin conocer el calibre de los líderes de la revolución. “Entre las posiciones de Fidel y Raúl no cabe ni un alfiler”, concluyó.

La XIV Reunión del Movimiento de Países No Alineados ha concluido. Ahora Cuba tiene la responsabilidad de guiar a NOAL durante los próximos tres años y trabajar con el concurso de sus 118 miembros para presentar un frente unido que sirva, como dijo el Presidente Evo Morales en conferencia de prensa, a “la esperanza de los pueblos oprimidos y humillados”.

En su discurso de clausura, Raúl Castro no se ciñó a una despedida protocolar y situó el papel del Movimiento en clara perspectiva:

“La situación internacional actual plantea desafíos cada vez más graves para el futuro de los países no alineados. El uso de la fuerza, la amenaza, la coerción y la violación de los principios del Derecho Internacional son constantes. El subdesarrollo, la pobreza, la marginación, el hambre, el analfabetismo, la proliferación de enfermedades prevenibles, el deterioro del medio ambiente y el despilfarro de los recursos del planeta son permanentes.

“Nuestros debates evidenciaron que si hace más de cuatro décadas resultó necesario y posible crear el Movimiento de Países No Alineados, hoy es más importante que nunca seguir fortaleciéndolo”.

Ahora queda para los Países No Alineados presentar en los foros internacionales, ante las exigencias y presiones de los poderosos, un frente común más allá de acuerdos y documentos.

—————————————–

* Periodista y escritor.
En Progreso Semanal (www.progresosemanal.com).

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario