May 11 2010
230 lecturas

Noticias

No es Chernobyl, ni mucho menos, pero..

Tras el fracaso de la "campana de acero" para detener el derrame de no menos de 800.000 litros diarios de crudo en el Golfo de México, la trasnacional responsable, British Petroleum, vuelve a la técnica de volcar elementos químicos en la mar para dispersar (no eliminar, que es imposible hacerlo) la "mancha" de petróleo.

Puede que lo consigan —o que antes milagrosamente se agote el yacimiento—, pero al daño del hidrocarburo se suma el que ocasiona sobre la vida vegetal y animal —por ahora no humana, pero es cosa de tiempo, pocos días, que la afecte— del Golfo el vertido de sustancias sobre las que no se dan explicaciones.

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario