Ene 6 2010
365 lecturas

Política

Obama condena los “fracasos” de la inteligencia estadounidense

surysur/Agencias*
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prometió este martes que actuará con la "mayor urgencia" para fortalecer la seguridad aérea y condenó los "fracasos" de los servicios de inteligencia por no haber logrado percibir fuertes señales que hubieran evitado que un joven nigeriano amenazara un avión comercial con explosivos el día de Navidad.

Tras una reunión de dos horas en la Casa Blanca con los más altos responsables de seguridad y de la inteligencia nacional, el mandatario insistió en sus críticas de que los servicios secretos no estuvieron a la altura porque, a pesar de tener informes acerca de que el sospechoso Umar Faruk Abdulmutallab viajó a Yemen para reunirse con "extremistas", no supieron atar cabos para desbaratar el complot.

Afirmó que no son aceptables estos "fracasos" de no detectar la amenaza de ataque el 25 de diciembre último en Detroit, adonde arribó un vuelo procedente de Ámsterdam. Abogó por cambios en el sistema de "la lista de atención" ante terroristas y pidió revisiones adicionales para esta misma semana, con recomendaciones específicas para hacer correcciones e implementar reformas en la materia.

Interroga la FBI a Abdulmutallab

La investigación mostró que el padre del presunto terrorista había alertado a las autoridades estaunidenses sobre la "radicalización" de su hijo. El vocero de la Casa Blanca, Robert Gibbs, explicó que el nigeriano Abdulmutallab pasó varios horas bajo interrogatorio en la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y que la información extraída "puede ser materia de juicio".

En este contexto, Obama afirmó que mantiene firme su intención de cerrar la cárcel de Guantánamo, Cuba, a pesar de que ha ordenado la detención momentánea de la transferencia de presos a Yemen tras la renovada amenaza terrorista de Al Qaeda y su nexo con el nigeriano, a la que prometió derrotar “de una vez por todas.

"Que nadie se equivoque, vamos a cerrar Guantánamo, que ha dañado nuestros intereses de seguridad nacional y se ha convertido en una formidable herramienta de reclutamiento para Al Qaeda", aseguró Obama en una alocución pública para informar sobre los resultados de su reunión de alto nivel en la Casa Blanca tras el fallido atentado aéreo.

"Es más, (Guantánamo) ha sido una de las razones explícitas para la formación de Al Qaeda en la Península Arábiga", recordó, en referencia a la facción regional de la red que se atribuyó la responsabilidad del fallido atentado de Abudulmutallab el 25 de diciembre, cuando trató de detonar un explosivo en un avión procedente de Ámsterdam con destino a Detroit.

Obama confirmó que por la "inestable situación" que vive Yemen ha ordenado detener "en estos momentos" la transferencia de presos yemeníes de Guantánamo a su país de origen, algo que podría complicar aún más sus ya retrasados planes de cerrar la cárcel militar –que debería haber sido clausurada a finales de este mes– , donde hay unos 90 yemeníes.

Entre los asistentes a la reunión con el presidente para analizar la situación, luego de regresar de sus vacaciones, estuvieron la secretaria de Estado, Hillary Clinton; la de Seguridad Nacional, Janet Napolitano; el secretario de Defensa, Robert Gates; el director de la CIA, Leon Panetta; el de la FBI, Robert Mueller; el asesor de Seguridad Nacional, James Jones; el de antiterrorismo, John Brennan, y el fiscal general, Eric Holder.

Obama reconoció que tras el fallido atentado Estados Unidos enfrenta un "desafío de la mayor urgencia" porque "Al Qaeda y sus aliados extremistas no se detendrán ante nada en sus esfuerzos por matar estadunidenses". Por ello, dijo, están decididos a desmantelar y derrotar esas redes donde quiera que se asienten para evitar nuevos santuarios, y que se trabaja ya con el gobierno de Yemen.

Este martes Obama anunció que hará público "en los próximos días" el sumario del informe preliminar que ha recibido.

Asimismo, anunció que dará a conocer nuevas medidas de seguridad a adoptar además de las ya ordenadas (el incremento de los escaneos o las revisiones especiales a los pasajeros procedentes de una lista de 14 países considerados patrocinadores del terrorismo –entre ellos Cuba– o con vínculos sospechosos con terroristas), entre otras una "mejor integración de la información" y una "mejora de los escaneos de pasajeros" en los aeropuertos.

El mandatario adelantó que según las investigaciones, las agencias de inteligencia estadunidenses tenían conocimiento antes del fallido atentado de que Al Qaeda "intentaba atacar objetivos estadunidenses no sólo en Yemen, sino también en Estados Unidos", así como que la organización terrorista "estaba trabajando con un individuo" que posteriormente se reveló era Abdulmutallab.

Señaló que no se tolerarán nuevas fallas de análisis de inteligencia como en el presente caso, y subrayó la necesidad de "reforzar" el sistema que pone a sospechosos de terrorismo en la lista de personas a las que se prohíbe volar a Estados Unidos. Reveló que el Departamento de Estado exige ahora a sus embajadas y consulados que incluyan información actualizada sobre los visados en sus alertas sobre individuos sospechosos de tener vínculos terroristas.

En tanto, las embajadas de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia en Yemen reabrieron este día sus puertas, tras un cierre temporal de dos días motivado por supuestas amenazas lanzadas por la rama regional de Al Qaeda.

La apertura ocurrió luego de una redada cerca de Sanaa, la capital, que causó la muerte de dos militantes del grupo, lo que respondió a las preocupaciones de seguridad específicas de las legaciones. Los estadunidenses alabaron esa acción de las fuerzas de seguridad yemeníes.

Según los informes, Yemen movilizó miles de soldados en su campaña contra Al Qaeda en tres provincias. Las autoridades detuvieron a cinco supuestos combatientes del grupo y se dijo que la campaña continuaba en la capital y las provincias de Shabwa y Maarib.

Además, una descarga de fuego aéreo saudita arrasó con tiendas y viviendas provocando la muerte de dos personas y dejando a heridas a otras tres, denunciaron rebeldes chiítas que protagonizan una revuelta en contra del gobierno central en la frontera entre Yemen y Arabia Saudita.
 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario