Ene 10 2005
304 lecturas

Política

Oficial: Rodrigo Granda fue secuestrado en Caracas

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

“Tan pronto se tuvo conocimiento de una posible acción de secuestro en territorio nacional, los organismos de seguridad del Estado iniciaron la investigación que se abre siempre en estos casos”, dice el texto del comunicado de prensa emitido por el ministerio de Relaciones Interiroes del gobierno venezolano, en referecia al secuestro perpetrado en Caracas que tuvo como víctima al dirigente de las Fuerzas Aemadas Revoluciionarias de Colomnbia (FARC), Rodrigo Granda Escobar, en diciembre último.

Afirma a continuación que las autoridades de gobierno “en ningún momento” invitaron”al mencionado ciudadano” a Venezuela, por lo que no cabe acusarlas de dejar sin protección a quien “ingresó clandestinamente al país”.

No obstante, el comunicado del ministerio del Interior reconoce que Rodrigo Granda, el mencionado ciudadano “hizo acto de presencia en algunas actividades del II Congreso Bolivariano de los Pueblos (…) que se viene realizando en distintos países”.

Fuertes indicios…

Para el ministro Chacón, a un mes del secuestro y según el comunicado que firma, “Existen fuertes indicios de que el ciudadano Rodrigo Granda fue secuestrado en las inmediaciones de la Estación Bellas Artes del Metro de Caracas y de la Clínica Razzeti. Nuevos datos recabados durante la prosecución de la investigación que se viene realizando, pudieran implicar en este hecho a funcionarios y/o ex -funcionarios policiales venezolanos por lo que, una vez cumplidos los extremos legales, se procederá según manda nuestro ordenamiento jurídico”.

El punto quinto de del texto oficial, se establece además que “existen indicios que pudiesen comprometer a funcionarios colombianos en este hecho. De comprobarse esto, que sería de suma gravedad, por violatorio a la soberanía venezolana, se emprenderán las acciones que el caso amerite”.

Más adelante señala: “definitivamente, no se puede tolerar la pretensión de violar la soberanía de nuestro país, arrastrándonos a un conflicto que, siendo muy lamentable, sólo puede y debe ser resuelto por los mismos colombianos. Cualquier información adicional se dará en la medida en que la investigación del caso arroje nuevos resultados”.

El precio de la tardanza

La inexplicable tardanza del gobieno bolivariano en admitir lo que media docena de testigos pudieron ver la tarde del 11 de diciembre de 2004 -un hombre introducido por la fuerza en un automóvil tras dirigirse a una mujer que con su llamada había interrumpido el café que bebía con un tercero- dio pábulo a una serie de rumores, algunos producto de la preocupación, otros por malicia.

Al fin y al cabo lo que estaba y está en juego es un secuestro, no la personalidad del secuestrado: en Caracas se violaron los derechos fundamentales de la persona humana y -según consignaron desde un primer momento testigos y periodistas- esa violación se produjo protagonizada por agentes de un gobierno extranjero en connivencia con algún grupo de la políca política u otra agencia de seguridad venezolana.

La extrema prudencia de las autoridades permitió entre otras cosas que circulara por internet y en embajadas ac reditadas en Caracas la especie de que un Rodrigo Granda Escobar, colombiano, había obtenido la nacionalidad venezolana en junio pasado. Una fotocopia ilegible del Boletín Oficial de gobiernop pareciera avalar dicho rumor.

—————————–

Ver en Piel de Leopardo:
Venezuela acaso territorio del Plan Colombia

Informe sobre Venezuela cercada. Chávez a la defensiva

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario