Jul 21 2008
237 lecturas

Economía

Organización Mundial del Comercio: Más cerca del final anunciado

surysur

Comenzó hoy en Ginebra, Suiza, el último intento por destrabar la Ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC) antes de que el presidente de Estados Unidos, George Bush, deje la Casa Blanca. Es que con la nueva administración que asuma en noviembre puede venir una nueva política estadounidense, y dado su peso económico mundial, es impensable cualquier acuerdo sin el beneplácito de Washington.

Ministros de Comercio y Hacienda de 30 países debaten desde hoy en esa ciudad lacustre cómo destrabar el nudo gorgiano que impide la liberalización del comercio mundial (razón de existencia de la OMC): la reducción de los subsidios a la producción y exportación agrícola que aplican las potencias y que perjudican a los países del denominado Tercer Mundo.

El objetivo explícito de las conversaciones de la Ronda de Doha es facilitar el comercio global e impulsar el crecimiento de la economía global que, según la OMC, podría ser de unos 100.000 millones de dólares al año.

No obstante, el clima político y económico no parece el mejor: la crisis global generada por la altos precios del petróleo, a la escasez de alimentos y los problemas financieros en los países en desarrollo, ha hecho que muchos sectores en Estados Unidos y Europa exijan lo opuesto a lo buscado por la OMC: más y no menos subsidios.

Si no se llega a un acuerdo esta semana, las conversaciones no podrán proseguir hasta después de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, en noviembre próximo.

Aunque el candidato republicano John McCain es favorable a los tratados de libre comercio, su contraparte demócrata, Barack Obama, ha expresado dudas sobre este tipo de acuerdos, e incluso insinuó que le gustaría reformar el Nafta, tratado que incluye también a México y Canadá.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario