Oct 6 2011
390 lecturas

Política

OTAN y EEUU crean caos estratégico

La Tercera Guerra Mundial (TGM) es un proceso bélico multifactorial, en curso y, aunque ocurre en cámara lenta, se disminuye la capacidad de freno, por la intensificación, ampliación e incertidumbre bélicas en torno a la reserva mundial petrolera. La TGM está ahí, en los cientos de miles de bajas civiles, en los crímenes de lesa humanidad, en la destrucción de Irak, Afganistán y Libia y en los pedazos de derecho internacional que EU y la OTAN van dejando a su paso.

Es muy riesgosa para la paz mundial, la mentira de Obama y Rasmussen, el secretario de la OTAN, cuando afirman que "Protector Unificado", la operación contra Libia que ya ha lanzado más 30 mil bombas contra ese pueblo, se realiza para "proteger civiles", "salvar vidas" y para que los libios "manejen su destino". En medio de la carnicería, de la destrucción de la infraestructura, dicen, à la Goebbels, que "la estructura legal" para perpetrar el genocidio por el crudo super-ligero libio, "es sólida". Como Irán y a últimas fechas, China, están en la mira, el peligro de guerra general aumentó: es como si el Pacto de Varsovia, luego de bombardear y matar, como en Irak, a 1.5 millones de civiles en las narices de EU, atacara otro país americano "por razones humanitarias".

La retórica goebbeliana para encubrir la codicia por el petróleo se derrumbó. Pero se usa en medio del atroz sitio de Sirte, un desastre humanitario para 100 mil almas, sin alimento, agua potable y medicina. Ya Moscú dijo que "la interferencia en asuntos internos" no está incluida en el concepto de "proteger civiles".

EU y OTAN crean "caos estratégico" y la ecuación energética y económica se agrava. Amárrense los cinturones: es alta turbulencia.
 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario