Feb 23 2010
909 lecturas

Política

Otra “bushiada” de Obama: Dalai-Lama, un político con disfraz religioso

Hernán Uribe.*

El presidente de Estados Unidos ha querido imitar nuevamente a su antecesor George W. Bush al recibir en Wáshington a Dalai Lama, quien recorre el orbe con el cuento de que es un líder espiritual budista aunque los hechos lo sindican como un activo político adversario de la República Popular China en cuya actividad se vale con maña de la circunstancia que encabeza una pequeña secta tibetana.

Antes de la charla en la Casa Blanca a la que concurrió también Hillary Clinton, Secretaria de Estado que maneja las relaciones exteriores, Pekín había señalado su malestar y calificó la entrevista como una grosera intervención en los asuntos internos de China. Se explica, pues, la reacción del canciller chino, Ma Zhaoku quien expresó el 19 de febrero que la reunión Obama-Dalai Lama “violó groseramente las normas internacionales y está en contradicción con el reconocimiento por Estados Unidos de que Tibet es parte integrante de China”.

Desde que se auto exilió en 1959 el Dalai Lama se ha convertido en un viajero impenitente que recorre el mundo ofreciendo la pomada de la “espiritualidad”, ungüento que adquieren muchos ignorantes y también abre las puertas hasta de los jefes de estado. En Chile, por ejemplo, ha estado en tres ocasiones: 1992, l999 y 2006. Fue recibido en orden cronológico por los presidentes Patricio Aylwin y Eduardo Frei, ambos católicos observantes.

Sin embargo, en su último paso por Santiago no logró hablar con la presidente Michelle Bachelet. Empero, como estaba previsto, impartió una conferencia con el encabezado de La exploración de la mente en la ciencia y el budismo. Cada uno es dueño de hablar lo que le venga en ganas si tiene zopencos que lo escuchen. Esta vez la asistencia por persona costó 150.000 pesos de la moneda local de modo que con la audiencia máxima que era de 600 personas, el espiritual lama se fue con 170.000 dólares en los bolsillos de su extraña vestimenta.

A propósito, este personaje oficia de austero, pero es sabido que en India, lugar de su exilio, vive en un palacete y se moviliza en dos automóviles de lujo. Habita en una suerte de corte monárquica de ficción pues en Tibet el lama máximo era también una especie de jefe administrativo y él lo fue antaño.

Singular budismo

Dalai Lama se esfuerza por aparecer como un sacerdote (lama) del budismo aunque en la práctica no existe tal religión, pero sí una doctrina que se fundamenta en los pensamientos de Sidarta Gautama quien vivió entre los años 563 a 483 antes de nuestra era. Era ciudadano de India donde Buda es un titulo honorífico que significa Iluminado o Bendito y es real que surgió algo parecido al culto de su filosofía y que no pocos lo han convertido en una devoción semejante a los dioses de los dogmas cristianos e islámicos.

El Buda original propició la iluminación o Nirvana, definido como un estado mental libre de pasiones y dio origen a una orden mayormente monástica que al correr del tiempo se dividiría en numerosas tendencias o corrientes. Precisamente, la más pequeña y de tónica absolutamente animista(1) es la que existe entre los tres millones de tibetanos. Se afirma que los budistas serían hoy unos 600 millones repartidos principalmente entre China, Japón, India y otras regiones asiáticas.

El animismo y su compañera inseparable la magia, que caracterizan al credo tibetano, emergen en los albores de los seres humanos y conforma lo que Marx denomina “religión natural”y define como “una conciencia puramente animal de la naturaleza”.(2)

La leyenda de la reencarnación de los budas vivientes es una fábula exclusiva de la rama tibetana. Como es conocido, mediante diversos artilugios, se ubica a un niño de dos años que- reencarnado- será el próximo Dalai Lama y así fue elegido el actual.

El codiciado Tibet

“La imagen de que el Tibet es una nación oprimida integrada por pacifistas budistas que nunca han hecho daño a nadie es una distorsión de la historia” afirma Foster Stockwell, un estadounidense hijo de misioneros que nació en Chengdu (China) lugar cercano al Tibet.(3) Desde que esa región se unió a China en 1337 –relata– hubo intentos de apoderarse del Tibet. Los primeros fueron reyezuelos (sic) indios, luego lo procuró Nepal y en el siglo XIX lo hicieron Rusia y Gran Bretaña. Fuerzas del imperio británico ocuparon Tibet en 1889 y en 1903 pero en ambas ocasiones fueron rechazadas por los propios tibetanos. (Tibet se unió a China en 1337).

Lo que a menudo se oculta es que al instalarse la República Popular China en 1949, en el Tibet dominaban los lamas sobre un millón de siervos en un régimen feudal cercano a la esclavitud. El detonante de cambios fue la revuelta que terratenientes y monjes dirigieron en 1959 junto con proclamar un Estado Tibetano Independiente. Lo hicieron con el respaldo de siete mil hombres armados quienes, según documentos, fueron apoyados por la American Office of Strategic Services (OSS) antecesora de la Central Intelligence Agency (CIA) estadounidense.

Fue esa acción separatista que involucraba a la Región Autónoma de Xizang- que incluye a Tibet- lo que motivó la intervención del ejército chino, la derrota con cuatro mil alzados prisioneros y la huida del Dalai Lama hacia India. China tiene una población de unos 1.300 millones que viven en 9.596.961 kilómetros cuadrados de superficie. Existen más de 50 etnias con idioma propio en 22 provincias y cinco regiones autónomas.

Entre las últimas está Xizang (1.221.600 km2) que limita con India, Nepal, Bután y Birmania. Es la meseta de mayor elevación del mundo con una altura media de 5.000 metros en la cordillera de los Himalayas. Posee entonces el Tibet un enorme valor estratégico. Son estas circunstancias, muy materiales y no una supuesta espiritualidad, las que mueven vía Dalai Lama y otros, las maniobras antichinas.

Notas

1) Animismo. Definición (RAE): Creencia que atribuye vida anímica y poderes a los objetos de la naturaleza.
2) Foster Stckwell. El Tibet del mito a la realidad, revista China Hoy, Pekín, 1998
3) La ideología alemana, México, Ediciones Quinto Sol, s/f

* Periodista y escritor
Despacho de www.argenpress.info.

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario