Nov 14 2004
444 lecturas

Opinión

Palestina es un reflejo del mundo

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

La otra guerra, la que algunos sostienen enfrenta civilizaciones, la que nos tiene al borde del abismo y a los gobernantes de Irán los obliga a dormir con un solo ojo -vecinos son, al fin y al cabo de iraquíes y afganos-, explotó con una bomba en el edificio de la mutual judía en Buenos Aires: el denominado atentado a la AMIA.

Y la verdadera madre de todas ellas, la guerra final de esta etapa de la historia, la guerra por el dominio total, la conocemos también en América Latina. Es antigua, anterior a la Revolución Cubana, y tiene sus héroes, mártires y traidores; su escenario favorito fue en el pasado Centroamérica, pero con el pau de arara, los mineros bolivianos, Allende, en fin, se extendió desembozada hacia el sur.

Es inútil intentar refugiarse en la distancia, en las diferencias. No hay amparo. La implacable realidad del omnívoro poder contemporáneo no distingue sino entre “demócratas” y “terroristas” -y sus respectivos anillos satelitales de amigos, protectores y cómplices.
Seremos invasores -o podremos carne de cañón para invadir- o invadidos. Llama o escoria.

La fundación del Estado israelí, para lo que fue necesario despojar a los palestinos de sus tierras y poblados, marcó en los años siguientes el comienzo de la mentada globalización política.

La guerra globalLa muerte de Arafat (por causas naturales o -y la sospecha se extiende- producto de un largo y sofisticado proceso de envenanamiento) cerró un período en Oriente Medio y en el diseño de estrategias geopolíticas en los países árabes y Estados musulmanes, Europa y EEUU.

El nuevo trazado deberá negociar, luchar, comprar (o intentar comprar) a las organizaciones militantes -con poder fuego- en Palestina. Éstas, por su parte, se ajustarán a ese mapa; alguna podrá intentar establecer el eje de la discusión en el futuro inmediato, pero no es probable que tenga éxito: el mudo le será demasiado ancho y ajeno.

Los que cuentan en Palestina*

Al Fatah: Movimiento creado en 1959 por Yasser Arafat y principal componente de la Organización para la Liberación de Palestina. Figura como observador de la Internacional Socialista. Conocido por sus acciones armadas contra Israel desde 1965, el movimiento anunció en febrero pasado su rechazo a los ataques contra civiles israelíes y preconiza “la lucha pacífica” en el conflicto con Israel.

Vinculadas con Fatah, las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa -que cambiaron su nombre por el de Brigadas del Mártir Yasser Arafat- integradas por células autónomas diseminadas a lo largo de los territorios palestinos, se radicalizaron aún más tras el asesinato en enero de 2002 de uno de sus responsables, en una acción atribuida a Israel.

Hamas: Movimiento de la Resistencia Islámica, creado en 1987 por el jeque Ahmed Yassin, asesinado en marzo pasado en un ataque aéreo israelí. En sus inicios fue señalado por analistas por presuntos vínculos con la inteligencia israelí, que los apoyaba para debilitar al laico Fatah.
Tiene una amplia red de asistencia social que le ha granjeado el apoyo de parte de la empobrecida población palestina. Opuesto a los Acuerdos de Oslo de 1993 sobre la autonomía palestina, Hamas se ha atribuido la mayor parte de los atentados suicidas cometidos en Israel en estos últimos años.

Jihad Islámica: Formación integrista radical que actúa bajo la sombra de Hamas. Creada en 1980 y de inspiración pro iraní, es la primera organización integrista palestina que se involucró en la lucha armada. Opuesta a la Autoridad Nacional Palestina de Arafat, el movimiento preconiza la desaparición del Estado de Israel. Su jefe, Ramadán Abdalá Chalá, vive en Damasco.

FPLP: Fundado en 1967 por Georges Habach, el izquierdista Frente Popular de Liberación de Palestina fue un importante componente de la OLP. Su ex secretario general Abu Ali Mustafah fue asesinado por Israel en 2001 en Ramallah y su sucesor Ahmad Saadat está detenido desde mayo de 2002 en Jericó bajo vigilancia de guardias británicos y estadounidenses.

Responsable de varios secuestros de aviones en los años 70, el FPLP reivindicó el asesinato del ministro israelí de Turismo, Rehavam Zeevi, en octubre de 2001.

————————-
* Según la Agencia Francesa Prensa (AFP).

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario