Nov 15 2008
483 lecturas

Sociedad

Palestina: poco resisten los huesos humanos sobre las piedras golpeados con fusiles

Sur y sur*

Se ha hecho rutinario escuchar, ver o leer noticias sobre crímenes de guerra y violaciones a los derechos humanos de los militares israelíes sobre de la población civil palestina. Y saber que siempre quedan en la mas absoluta impunidad, hecho que alienta y incentiva los abusos. Es tan rutinario que ya el mundo se ha acostumbrado y este tipo de noticias, que se han convertido en  algo habitual y normal.

Simplemente nadie reacciona y a nadie le importa, ni siquiera a la propia Autoridad Nacional Palestina –ANP-, que continua “negociando” y reuniéndose con los responsables israelíes como que nada hubiese pasado. Para muchos, este tipo de noticias es irrelevante y llega a ser una “molestia”, prefieren noticias menos dramáticas.

Hoy la noticia sonl as vejaciones que sufrieron trabajadores palestinosa a los que los militares de la ocupación hacían burlas y se "entretenían", lo que parece no molestar al mundo civilizado y a los paladines de la democracia y los derechos humanos: fueron tres trabajadores del sector sur del distrito de la ciudad de Nablus golpeados con piedras por soldados israelíes el lunes 10 de noviembre de 2008.

Los afectados fueron trasladados al hospital donde el personal médico confirmó que varios los pacientes presentaban serias lesiones debido a golpes de piedras y culatas de fusiles. Esta agresión recordó la política israelí cuando la primera Intifada. A finales de los años ochenta, soldados israelíes fueron equipados con garrotes y tenían la orden de romper los huesos a los palestinos que participasen en protestas.

Los trabajadores fueron identificados como Mohammad Qawariq de 20 años, de Awarta, y Mousa Barham, de Beita, de 20 años; además de otro hombre de Qabalan –que pidió permanecer en el anonimato por miedo a que las autoridades israelíes tomaran represalias en su contra.

Según las víctimas un grupo de soldados israelíes confiscó sus cédulas de identidad en el momento en que se dirigían el lunes por la mañana hacia su trabajo. Son obreros y debian cruzar el puesto de control de Nil’in al norte de Ramallah.

Un testigo ocular dijo que los hombres se encontraron con los soldados, los cuales "los detuvieron con sus fusiles. (…) Entonces los soldados israelíes obligaron a los obreros decir ‘no somos hombres’ y cuando se negaron, comenzaron a golpearlos con las culatas de fusil". El testigo relató que uno de los solados cogió una gran piedra y se instaló frente a las víctimas, golpeándolos con ella repetidamente.

El testigo dijo que él creía que el soldado trataba expresamente romper los huesos de las víctimas.

Los tres trabajadores fueron transferidos al hospital de Jeque Zaid en Ramallah donde fueron diagnosticadas múltiples fracturas de huesos. Fuentes médicas describieron sus condiciones de mediana a grave.


Doctores y profesionales de la Salud Mental: prohibida su entrada en Gaza

El 26 de Octubre más de 100 profesionales internacionales en Salud Mental fueron bloqueados al intentar entrar en Gaza por los oficiales israelíes cuando intentaban participar en una conferencia sobre Salud Mental organizada por la Organización Mundial de la Salud y a la que habían sido invitados.

Los participantes fueron hasta el puesto de control de Eretz y protestaron ante las rejas y organizaron una marcha, hasta que la policía israelí los expulsó. La conferencia tuvo lugar en Ramallah, con una conexión por videoconferencia con Gaza.

 

* Fuente: www.palestinalibre.org

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario