Nov 13 2006
265 lecturas

Política

Palestina: – SER MUJER Y MORIR FRENTE AL LUGAR DE LA ORACIÓN

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

foto La última ofensiva israelí sobre la franja de Gaza –un “raid” punitivo de muerte y destrucción– tuvo un nombre poético: Nubes de Otoño, pero significó tan sólo en los primeros días el asesinato de 34 palestinos (según el diario israelí Yediot Ahronot, del tres de noviembre de 2006); ese mismo día otras dos mujeres murieron tiroteadas por los vándalos de uniforme, que dispararon contra unas 200 palestinas que intentaban evitar la destrucción de una mezquita.

En el hecho, otras 15 personas resultaron heridas, según informes preliminares de agencias internacionales. Al final, la mezquita que las mujeres protegían, fue derribada por las fuerzas israelíes.

El hecho ocurrió cuando unos 60 milicianos palestinos se refugiaron en una mezquita de Gaza, al ser perseguidos por soldados israelíes. El Ejército judío había tratado, tras doce horas de asedio, derribar la mezquita para capturar a los milicianos, por lo que un grupo de mujeres formaron un escudo humano para evitar la destrucción del edificio.

foto
Los milicianos aprovecharon la iniciativa de las mujeres para escapar, por lo que los soldados israelíes como venganza, abrieron ráfagas de disparos contra el escudo femenino matando a dos mujeres. Según fuentes del hospital Shifa, citadas por la agencia EFE, las dos mujeres asesinadas tenían 40 años y formaban parte en la protesta. “Nosotros arriesgamos nuestras vidas para liberar a nuestros hijos”, dijo Um Mohamed, una entrevistada por France Press.

Lo ocurrido ante la mezquita de Abdulá Azzem cerró un enfrentamiento de casi veinte horas, durante las que la infantería judía mantuvo cercado el templo apoyada por vehículos blindados. El uso de una excavadora utilizada para derribar una pared del edificio y provocar la salida de allí a los milicianos a fuerza de gases lacrimógenos y granadas, provocó el desplome del techo y un ala de la construcción, tras lo que se produjo la sorpresiva aparición de docenas de mujeres que se abalanzaron en grupo con intenciones de proteger el lugar de oración.

El aparato de relaciones públicas del Ejército de Israel, puntualizó que abrió fuego “contra palestinos armados”, causando la muerte de las dos mujeres, además de la de otros dos civiles de 15 y 19 años respectivamente. Señaló además que si los hombres refugiados en la mezquita pudieron escapar fue porque “el Tsahal no quiso disparar indiscriminadamente a la multitud” .

Por efecto de la artillería y uso de granadas para romper la defebnsa del templo, el techo de la mezquita –una de las más antiguas en Gaza– se derrumbó. Y aunque el minarete permanece en pie, el edificio, como muchos otros en la Franja de Gaza, no es más que un montón de escombros.

Las imágenes muestran una escena espeluznante: mujeres que corren horrorizadas intentando esquivar las balas israelíes. Muchas yacen tiradas en el suelo, mientras otras tratan de ayudarlas. Mujeres vestidas de negro y con velos que tapan totalmente sus caras, buscando esconderse de los soldados israelíes. Mientras tanto, dos helicópteros dispararon salvas esporádicas de ametralladora para dispersar a la multitud, mientras el fuego de las tropas en tierra retumbaba en la localidad de Beit Hanun, donde se produjo el suceso.

foto
Tanto el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, como el jefe del gobierno dirigido por Hamas, el primer ministro Ismail Haniye, afirmaron que esta ofensiva israelí es “una masacre”. El gobierno israelí dijo que se vio obligado a dar el paso punitivo puesto que en lo que va del año –aseguró– se han disparado más de 800 cohetes sobre Israel. Los muertos palestinos, en todo caso –aparte de mujeres y niños– son en su enorme mayoría ciudadanos desarmados.

————————–

* Analista de política internacional. .
Fuente: Departamento de Prensa, Comité Democrático Palestino – Chile.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario