Jul 11 2010
560 lecturas

Política

Panamá: intimidación a los periodistas

Comuna Sur.*

Paco Gómez Nadal denuncia el acoso al que está siendo sometido por parte del gobierno panameño, país en el que reside legalmente desde hace seis años, que está tratando de expulsarle del país, y todo ello en medio de un clima que persigue atemorizar a la prensa, traducido en la detención de algunos profesionales y el cierre de varios programas de radio.

Gómez Nadal convocó hoy a las agencias internacionales de prensa que trabajan en Panamá para explicar la situación en la que se ha visto inmerso desde que el pasado domingo fuera retenido durante cuatro horas en el aeropuerto internacional de Tocumen cuando se disponía a viajar a Colombia.1

Allí le comunicaron que pesaba sobre él un ‘impedimento de entrada’ en el país por lo que si salía no podría regresar a la que es su casa desde hace seis años. No le quisieron explicar las razones y le fue retenida la cedula panameña, tiene residencia permanente desde el año 2007, y el pasaporte español, lo que obligó a la intervención de la embajada española. Su presencia y la presión mediática desencadenada, dijo, permitieron su reingreso en el país sin explicaciones y en medio de la misma irregularidad en la que fue retenido.

Desde entonces, el Servicio Nacional de Migración se ha negado a comunicar oficialmente las causas de ese impedimento, ni a Gómez Nadal ni a sus abogados, y ha cambiado hasta en tres ocasiones de versión para justificar la medida —siempre a través de notas de prensa y nunca de forma oficial al periodista.

Primero, fueron supuestas deudas fiscales, pero el periodista presentó un documento de ‘paz y salvo’ del Ministerio de Economía y Finanzas que demuestra que se encuentra al día de todos sus pagos. Ante esto, señaló, se trató de revocar su residencia permanente vigente desde 2007 aduciendo que han variado las condiciones en las que le fue concedida. La ley panameña, insistió, no obliga a mantener esas condiciones una vez concedida esa visa. Ahora hablan de impago al seguro social, pero al trabajar en el extranjero y no en Panamá tampoco estaría obligado a ello. “Ahora solo les queda decir que soy narcotraficante o guerrillero”, señaló.

Gómez Nadal puso de relieve ayer la situación de inseguridad jurídica en la que se encuentra. No sabe si puede salir o no del país, desconoce cual es su estatutos migratorio y no puede ejercer su labor profesional como consultor de periodicos en Bolivia, Brasil, Dominicana, y Colombia. Dijo no confiar ya en la justicia ni en las instituciones panameñas por lo que ha iniciado la denuncia pública internacional. E insistió mucho en destacar que este no es un caso aislado, sino que en Panamá se está dando desde que accedió a la presidencia Ricardo Martinellí una “pauta de intimidación a la prensa”.

Afirmó que hay muchos compañeros preocupados y destacó la detención del periodista Carlos Núñez, la retención de Mauricio Valenzuela y las amenazas al director de El Siglo, Jean Marcel Cherry.

El periodista español reconoció ayer que teme que en cualquier momento funcionarios de migración ordenen su deportación inmediata o expulsión del país, sin que hasta el momento haya recibido ni una sola comunicación oficial. Admitió que cree que todo esto parte de una orden directa del presidente Martinelli, que incluso le ha hecho llegar el mensaje de que se vieran “tomando un cafe” para arreglar las cosas. Pero Gómez Nadal asegura creer en la institucionalidad y quiere que se aclare todo de forma legal, oficial y pública.

El periodista publica una columna semanal llamada El Malcontento en el diario La Prensa. Una columna muy crítica con el actual gobierno, pero también con anteriores, y admite que parte de las presiones a las que está siendo sometidos están relacionados con ello y con su trabajo en pro de los derechos humanos y las comunidades indígenas y campesinas del país.
Gómez Nadal es coordinador en Panamá de Human Rigths Everywere, ong con sede en Luxemburgo.

Hasta ahora ha presentado un habeas corpus preventivo advirtiendo de que fue retenido ilegalmente; ha presentado denuncia ante la Defensoría del Pueblo, que ha iniciado un expediente, y enviado una alerta a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Sus abogados han presentado una advertencia de ilegalidad ante la Sala Tercera de la Corte Suprema alertando que su posible expulsión del país es ilegal. Reporteros sin fronteras y otros organismos de prensa internacionales han sido alertados.

1 Ver en este portal artículo de Héctor Endara Hill.

* http://comunasur.wordpress.com
En www.panamaprofundo.org

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario