Jul 6 2010
467 lecturas

Política

Panamá: sobre atropello a periodista y otras consideraciones

Héctor Endara Hill.*

El periodista español residente en Panamá —y columnista del diario La Prensa de ese país— Francisco Gómez Nadal permaneció el domingo cuatro horas retenido en el aeropuerto de Tocumen, luego que funcionarios del Servicio Nacional de Migración le quitaran su pasaporte cuando se disponía a viajar a Colombia. Estuvo retenido hasta pasada la 1:30 p.m., cuando le devolvieron el documento y “sin ninguna explicación” lo dejaron ir. La vocera del gobierno, Judy Meana, dijo que no “hay ningún trasfondo político; en Panamá hay plena libertad de expresión”.

Lo que hemos visto y oído sobre la detención ilegal del periodista y ambientalista Paco Gómez Nadal es suficiente para afirmar y demostrar que estamos en el umbral de un gobierno dictatorial, con evidentes rasgos fascistas. Sólo así se puede explicar la persecución de personas y comunidades por el complejo, fundamental y admirable hecho de defender sus derechos ciudadanos.

La actual administración gubernamental , con el propósito de mantener y profundizar su desastrosa política económica, se ha dado a la tarea de modificar —a rajatabla— leyes y normativas destinadas a evitar la destrucción del ambiente y a garantizar el respeto y cumplimiento de derechos humanos y ciudadanos.

Este es el caso de la recién impuesta ley chorizo o ley de muerte en donde se dictan normas que permitirán: la eliminación de los Estudios de Impacto Ambiental al declarar determinados proyectos como obra de interés social; se elimina el derecho a huelga de los trabajadores y el descuento obligatorio de la cuota sindical; y digan lo que digan, en la práctica, se le otorgan una especie de "licencia para matara" a la de por sí, ya soberbia y prepotente actuación de la policía.

La búsqueda afanosa de "grado de inversión", tan laureado por el gobierno, la empresa privada y los medio masivos de "información", representa la puesta en marcha de una política económica destinada a afirmar la explotación minera; la construcción de más represas para hidroeléctricas y la "reconversión" del país en una especie de zona franca en todo el territorio. Un país en donde todo se vende y todo se negocia; en donde los valores de soberanía política, económica, cultural o alimentaría están enteramente sometidos y supeditados a lo que dicte el mercado y sus mercaderes.

En esta visión empresarial de la sociedad panameña, el lucro y la ganancia fácil son la columna vertebral del sistema. Todo lo demás, incluyendo personas, comunidades y medioambiente, constituyen factores o elementos sujetos al fin supremo del divino negocio. Este es el sentido y esta es la razón de ser de negocios como el Super 99 y los múltiples "Moll" que se reproducen como hierba mala en el país.

En este contexto, la invaluable actuación de personas comprometidas con la verdad ; solidarias con los más empobrecidos y con los ecosistemas; gente que no pone en el dinero el principio y fin de su vida, gente capaz de animar y entusiasmar con su testimonio de coherencia de vida a otras vidas, no son bien vistas por el sistema. La locomotora del poder empuja y atropella para llevar adelante sus vagones repletos de malas noticias para las mayorías nacionales.

Atropellando derechos y violentando leyes, adecuándolas a sus propósitos, negocios y corrupciones, así caminan los amos del poder. ¿Cómo se pede detener una persona, privándola de sus derechos, libertad y documentos sin que medie una clara explicación de motivo o razón?, ¿Cómo?…

Muy sencillo, con abundante dosis de abuso y arbitrariedad. Que fácil resulta decir: "por órdenes superiores". ¡Hait 99!

* Periodista.
En www.panamaprofundo.org

Addenda
Información del diario La Prensa

Ana Rentería*
El periodista Paco Gómez fue retenido ayer, por cuatro horas, por el Servicio Nacional de Migración cuando iba a salir del país con rumbo a Cartagena, Colombia. Se le dijo que tenía un “impedimento de entrada” a Panamá.

El propio Gómez contó que fue retenido a las 9:40 a.m., a bordo del bus que lo llevaría al avión en la pista de despegue del aeropuerto de Tocumen, en un proceso de verificación de pasaportes, según le informaron.

Luego, dijo, le quitaron el pasaporte y le advirtieron que “no podía ni salir ni entrar al país” y que cualquier duda debía aclararla en la oficina de Migración en la terminal aérea, por lo que tuvo que regresar y perdió el vuelo.

Cerca del mediodía vio el oficio de impedimento de entrada al país, suscrito por la directora del Servicio Nacional de Migración, María Cristina González, aunque el documento no detalla el porqué de la medida, dijo.

Después de ver el papel, fechado el 22 de junio, se le informó que sí podía salir de Panamá y que se le devolvería su pasaporte cuando lo hiciera, pero que no podía volver a entrar.

“Es muy extraño, porque yo entré al país hace dos semanas y no tuve ningún problema. No tengo ningún problema legal. Todos mis papeles están en regla. Yo tengo residencia permanente y cédula E- 8” , dijo Gómez, quien es español.

Paco Gómez, quien se desempeña como asesor editorial en varios medios latinoamericanos, escribe una columna de opinión semanalmente para La Prensa , cuyo contenido ha sido muy crítico de varias de las decisiones tomadas por la administración Martinelli.

A la 1:30 p.m., Migración le devolvió el pasaporte y lo dejó ir. “Sin ninguna explicación. La responsable de Migración en el aeropuerto ni siquiera quiso atender a los diplomáticos españoles que se presentaron para atender mi caso”, añadió.

A pesar de que a Gómez Nadal no se le explicaron las razones de su retención, cerca del mediodía el vocero de Migración confirmó a este diario que se debió a un tema fiscal. Luego, en una nota enviada cerca de las 4:00 p.m., Migración informó que Gómez fue retenido tras una alerta en el sistema de verificación de pasajeros de entrada y salida del país, alerta según la cual él presenta un impedimento por “asuntos fiscales”.

Frente a esto, Gómez afirmó que tiene todas sus declaraciones de renta al día. “Cuando se me notifique, presentaré los papeles. Pero, mi abogada me explicó que si se tratase de una medida relacionada con el fisco, me habrían impedido salir del país, y no entrar”, apuntó.

En la nota de Migración no se explica en qué condición quedó la alerta de impedimento después de que se le devolviera el pasaporte a Gómez Nadal.

A su juicio, lo que hay detrás de la medida es una retaliación política, por sus columnas en La Prensa y por su activismo ambientalista. “Lo único que ha pasado en las últimas dos semanas como para que ocurra esto, es que he participado en marchas públicas y he escrito en La Prensa ”, dijo, al tiempo que anunció que hoy evaluará la situación con su abogada, ya que sufrió daño moral y económico.

Se intentó en varias ocasiones contactar a la directora de Migración, a su teléfono celular, para conocer su versión, pero no contestó. La vocera del gobierno, Judy Meana, negó que la medida sea una represalia por las columnas de Gómez. “Eso es falso. No hay ninguna represalia porque él escriba bien o mal del gobierno”, aseguró.

Migración le devolvió el pasaporte a Paco Gómez después de la 1:30 p.m., cuando llevaba cerca de cuatro horas retenido en el aeropuerto.

* Periodista.
 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario