Sep 29 2008
952 lecturas

Ambiente

Paraguay: agua, ambiente y mucho enojo con Venezuela

Lagos Nilsson
"Tema ambiental, excusa para influir en Paraguay", acusa el diario ABC al gobierno bolivariano en la víspera de la apertura de la reunión de ministros del área en Asunción. Disparar –por ahora metafóricamente– sobre Chávez es moneda corriente; esta vez los tiros son también contra el presidente Lugo. Sólo que las armas las carga el diablo…

Informa el rotativo paraguayo: "Jacqueline Faría Pineda, titular del Ministerio Popular del Medio Ambiente, llega hoy a nuestro país. La secretaria de Estado de la República Bolivariana de Venezuela participará de la cumbre iberoamericana de ministros del Ambiente que se inicia mañana a las 8:00 y culmina en la siesta del martes".

El periodista Roque González Vera (de www.abc.com.py) rescata que existe un acuerdo "en materia ambiental, uno de los 13 convenios firmados por Fernando Lugo con Hugo Chávez", el cual "deja al desnudo la verdadera intención del mandatario venezolano: convertir a Paraguay en otro peón de su ajedrez geopolítico, tal como logró hacerlo con Bolivia, Ecuador y Nicaragua".

Previamente se toca una cuerda sensible: "La naturaleza es extremadamente generosa con Paraguay. Los cursos de agua, que a su vez enriquecen acuíferos, constituyen un bien de innegable valor estratégico". El artículo se detiene ahí; no imputa a Venezuela –al gobierno bolivariano de Venezuela– la intención de llevarse el agua para el norte. Se aprende: alguna vez la derecha sostuvo que los niños iban a ser enviados a Cuba: fue en Chile, en 1969.

El bien de indudable valor estratégico sin duda es el Acuífero Guaraní, cuyas aguas dulces, sobre y debajo de la superficie, compartidas con la Argentina, Brasil y Uruguay, son uno de los reservorios más importantes del mundo. González Vera no se pregunta si hay intereses extra paraguayos (y extra argentinos, extra brasileños, extra uruguayos ¡vamos!) deseosos de invertir en tierras de la zona. No. Su preocupación es otra. Veamos:

Uno de los 13 convenios aludidos "tiene aplicación directa en materia ambiental y específicamente guarda relación con el aprovechamiento de los recursos hídricos". Y cita:

 “Fomentar el fortalecimiento de las capacidades nacionales en pro del uso y aprovechamiento sustentable de los recursos hídricos, a través de organizaciones sociales, en el marco de las políticas ambientales establecidas en las respectivas legislaciones internas de las partes”. Para agregar:

"El artículo primero del convenio en materia ambiental expresa: ‘El objeto de la presente Carta de Intención es realizar un estudio de viabilidad técnica, económica y financiera con miras a formular un Proyecto de MESAS TÉCNICAS DE AGUA, a fin de compartir la experiencia venezolana en esta área’.

"El artículo segundo señala: ‘Los proyectos señalados en el artículo anterior comprenderán, entre otros: gestión de servicios, propuestas de inversión, evaluación y supervisión de las obras, ejercicio de la contraloría social, diseño y ejecución de sus propios proyectos’” .

¿Y de qué se trata?

¡Ay!, se trata de intereses (presumiblemente privados, vinculados y no con el agua: el miedo al pueblo, es decir). Sucede que el presidente Fernando Lugo tendría la intención de otorgar a organizaciones sociales la administración de los recursos acuíferos. Si la ministro venezolana, entonces, se reúne con autoridades locales del área para discutir, precisar o echar a caminar el acuerdo firmado, su objetivo no será contribuir con la experiencia que pueda tener Venezuela en la materia, no: sería muy simple.

González Vera mira "debajo del agua": "El acuerdo (…) deja al desnudo las verdaderas intenciones de Hugo Chávez hacia nuestro país. Pretende convertir al Paraguay en una pieza de su ajedrez geopolítico, tal como logró hacerlo con Bolivia, Ecuador y Nicaragua"

¡Aleluya!

Los acuerdos hablan de "mesas técnicas del agua"; con espanto los lectores de ABC leyeron qué son esas mesas técnicas. "Hugo Chávez explica de la siguiente forma: “Estas Mesas Técnicas de Agua, como herramientas de la revolución, permiten construir el socialismo bolivariano, el cual no cae del cielo, sino que se construye desde abajo, para impulsar los valores socialistas de los venezolanos”.

Como repiten majaderamente los medios periodísticos, Chávez padece de incontinencia verbal. He aquí una muestra: “La conciencia del deber social borra cualquier vestigio de individualismo; nos debemos a la sociedad, al colectivo, al pueblo, a la nación toda, a la patria”. De lo que se infiere que esas mesas serán –González Vera dixit– "un factor de adoctrinamiento ideológico y no precisamente grupos de análisis técnicos del aprovechamiento de un elemento fundamental para la humanidad como es el agua".

El agua, o sea, estará mejor cuidada por la empresa privada. Pregúntenle a los chilenos.

Addenda

1. El denominado Sistema Acuífero Guaraní (ver imagen arriba) es uno de los reservorios de agua subterránea más grandes del mundo, encontrándoselo en el subsuelo de un área de alrededor de 1.190.000 kilómetros cuadrados (superficie mayor que las de España, Francia y Portugal juntas) por lo que también en un momento se lo denominó "el Acuífero Gigante del Mercosur".
www.prodiversitas.bioetica.org

2. El periodista Roque González Vera no tiene relación de parentesco –ni otra– con el escritor anarquista José Santos González Vera, ya fallecido.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. Admin
    29 septiembre 2008 3:22

    Jacqueline Farías no es ministra venezolana del Ambiente, sino presidente de Movilnet, la empresa de telefonía celular del estado venezolano. Bastante equivocado andaba el periodista.

    Tiene razón el lector: la señora Jacqueline Faría no es, fue ministro de Ambiente. Lamentamos el error, sin duda involuntario, de la fuente. En su calidad de secretaria de Estado participó en la reunión anterior de ministros del área realizada en la Argentina.