Abr 21 2008
242 lecturas

Opinión

Paraguay: – LA RESURRECCIÓN DE UN PUEBLO OLVIDADO

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Además su triunfo se produce en un país donde la presencia de Estados Unidos fue y es más que significativa, desde la dictadura de Stroessner, cuando Paraguay era sede de la Agencia Central de Inteligencia hasta estos últimos años, durante los que Wáshington logró que un Congreso oficialista mayoritariamente votara (en 2005) la inmunidad para las tropas estadunidenses, que han dejado una infraestructura utilizable para cualquier acción regional.

Este popular triunfo además de la significación que tiene al interior del país, fortifica el esquema político de la integración regional en un momento clave.

foto
En sus primeras palabras demostró un fuerte tacto porque será muy difícil desmantelar las estructuras de un poder que fue absoluto, donde la corrupción es crónica y cruza a toda la sociedad.

Aunque Stroessner fue derrocado por un golpe en febrero de 1989, nadie dudó de un cambio “gatopardista”, para que nada cambiara, también promovido por Wáshington, pero el respiro que significó el alejamiento del dictador resultó una incontenible puerta abierta para un pueblo sometido a uno de los aislamientos más terribles que recuerde la región.

Paraguay fue víctima de olvidos e indiferencias. Esto no permitió analizar a fondo el desgaste del Partido Colorado en sus feroces internas a partir de 1989 y que costaron vidas, como tampoco se registró sistemáticamente la dimensión que tomó la demanda de justicia por parte de los miles de familiares de víctimas y sobrevivientes de los largos años del horror.

La vinculación de la dictadura con la contrainsurgente Operación Cóndor, cuya selectividad en las víctimas posibilitó encontrar huellas en todo el mundo, también hizo volver las miradas hacia ese pequeño país que a veces se perdía en la bruma de esos olvidos.

Esa lucha humanitaria trascendió fronteras y ayudó a diversos sectores en sus demandas en los caminos y las calles, dejando el miedo atrás. Nuevos protagonistas surgieron a la escena. Los movimientos campesinos e indígenas fueron claves como los de las mujeres, los sin techos y otros que fueron hoy vitales para el triunfo.

Los protagonistas de este triunfo “han sido los que en estos años han luchado en todo el país”, señaló Lugo con razón.

En esas luchas quedaron muchas víctimas, entre ellos unos 200 campesinos muertos y también reprimidos y procesados por demandas sociales.

foto
Además de desmantelar las viejas estructuras, releer leyes muy graves que se votaron en los últimos años, dando facultades incluso para la creación de fuerzas paramilitares, que ya han actuado en el país, Lugo deberá luchar contra la pobreza que atrapa a más de un 60 por ciento de la población, lo que lo llevará a enfrentarse con los nuevos y viejos grupos de poder económicos-militares y señores feudales, surgidos de viejas y nuevas corrupciones. Deberá luchar contra mafias viejas y nuevas.

También en el plano exterior, donde avanzó en conversaciones con los gobiernos de Brasil y Argentina, para revertir la injusta situación de los corruptos acuerdos de las grandes fuentes de energía como la represa de Itaupú y Yaciretá, entre otros temas sostuvo que quiere estar en la integración en pie de igualdad y que su país tiene cómo hacerlo.

La primera parte de un sueño se ha cumplido, pero sabe que necesitará que las disímiles fuerzas que se han unido para llevarlo a la presidencia se mantengan firmes en esa unidad, con difíciles equilibrios y paciencias en un país que ha esperado desde hace mucho más de 60 años. América Latina festeja otro día histórico, pero para Paraguay es vital la permanente solidaridad de la región y del mundo hacia un pueblo que resucitó de todos los olvidos.

——————————

* Periodista.
En el portal latinoamericano Sur y Sur, en proceso de construcción;
www.surysur.net iniciará sus tareas formalmente a partir de junio de 2008.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario