Feb 27 2008
308 lecturas

Economía

Paraguay. – LOS COLEGIOS DE DON NICANOR

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Mientras en miles de escuelas y colegios públicos las clases recién iniciadas se desarrollan en un entorno de miseria y carencias absolutas, el presidente Nicanor Duarte Frutos está obsesionado con la idea de terminar, antes de que fenezca su mandato, dos elefantes blancos: los “supercolegios” que están ubicados en Luque y Caaguazú. Cuando estén terminados, ambos edificios se convertirán en los colegios más caros de la historia del país, aunque cada uno solo podrá recibir a mil alumnos.

Dicen en el barrio Loma Merlo de Luque, que los obreros no paran de trabajar, ni siquiera los fines de semana. Toda la comunidad está impresionada por la velocidad a la que crece el “monstruo” que se está erigiendo en medio de un barrio pobre, rodeado por calles de tierra. Las obras, que fueron adjudicadas en la última semana de diciembre de 2006, hoy están muy avanzadas y cambiaron la fisonomía del lugar.

El “supercolegio” de Luque es uno de los tres elefantes blancos que Nicanor, ex ministro de Educación, quiso dejar como legado tangible de su gobierno. Al final, solo está construyendo dos, éste y el de Caaguazú, su departamento natal. Se comenta que él mismo ha dado la orden de que las obras, financiadas con un préstamo del Banco Mundial, terminen lo antes posible para que sea él quien aparezca ante las cámaras, tijeras en manos, cortando la cinta tricolor el día de la inauguración.

Los vecinos de la gigantesca obra de Luque, ubicada justo al lado de la escuela Néstor Romero Valdovinos, tienen opiniones diferentes sobre la edificación. Algunos están contentos porque consideran que el barrio mejorará. Otros dudan de que sus hijos puedan llegar a entrar a esta institución, porque ya se comentó que solo aceptarán mil alumnos y que las plazas serán para los hijos de recomendados.

foto
Por de pronto, la obra es custodiada por guardias fuertemente armados y con chalecos antibalas y grandes sectores están cubiertos con gigantescas fundas de plástico.

Estos “supercolegios” o colegios prototipo, en la jerga del Ministerio de Educación, son de dimensiones gigantescas, no solo en tamaño, sino en costo. El colegio de Luque costará G 9.990 millones (más de US$ 2.100.000) y el de Caaguazú ¡11.389 millones de guaraníes! (casi dos millones y medio de dólares). Estos montos corresponden solamente a la construcción, ya que el diseño de las obras fue elaborado previamente por la empresa Inarec Asociados, a un costo de 584 millones de guaraníes.

La obra de Luque fue adjudicada al consorcio RAG, cuyo representante es el Ing. Carlos Gueyrad. Para construir este edificio se presentaron siete propuestas, pero eligieron a esta que era la tercera en precios. Un dato curioso: Gueyrad también estuvo vinculado a Consalud, el consorcio ganador de la licitación para construir el Centro de Traumas por 97 mil millones de guaraníes, licitación que luego fue anulada por las irregularidades en el proceso.

El colegio de Caaguazú es construido por la empresa Ka’a Rendy, representada por el Ing. Hugo Navarro.

Es difícil entender en qué se gastará tanto dinero, ya que cada colegio tendrá solamente 14 aulas, además de salones temáticos como laboratorios de informática, química, física y salas de arte y un polideportivo techado.

Cada uno tiene capacidad para recibir a mil estudiantes, aunque se anunció que las salas también podrán ser utilizadas por la comunidad para diferentes fines.

Terrible contraste

Este enorme gasto en solo dos instituciones educativas para pocos alumnos constrasta terriblemente con la miseria cotidiana que viven miles de escuelas y colegios distribuidos a lo largo de la geografía nacional. Las clases acaban de empezar el lunes 25 de febrero (2008) y las carencias son visibles por donde se mire.

En las escuelas públicas fuera de las ambiciones proselitistas o de culto a la personalidad de las autoridades, los techos tienen enormes goteras, los pisos tienen agujeros, los vidrios están rotos y ni siquiera hay sillas suficientes para que se sienten los alumnos: algunos se sientan en el piso o en sillas que son inadecuadas para sus necesidades. El ambiente allí no es propicio para el aprendizaje.

En contraste con la gigantesca inversión que se realizará para construir solo dos colegios, el MEC tiene para este año un fondo de apenas 300 millones de guaraníes para el mantenimiento y reparación de escuelas y colegios. En el país funcionan más de 8.300 escuelas publicas y más de 2.200 colegios.

En otras palabras: esto significa que son bajísimas las probalidades de lograr la reparación de un aula por parte del Estado. En contrapartida, son los padres de familia quienes deben asumir la responsabilidad de proveer los fondos para limpiar, mantener e incluso construir nuevas aulas, cuando la demanda lo justifica.

Debido al abandono por parte del Estado, si la comunidad no puede hacerse cargo, las escuelas tienen problemas que son básicos: paredes con humedad, techos con riesgo de derrumbe, pésimas instalaciones eléctricas, mala o nula ventilación e iluminación.

Fiscalía reabre investigación a Nicanor

La fiscalía de Delitos Económicos y Anticorrupción reabrirá la investigación por enriquecimiento ilícito al presidente de la República, Nicanor Duarte Frutos. La reapertura se produce ante la existencia de nuevos elementos, según altas fuentes judiciales.

La Dirección de Delitos Económicos remitirá hoy miércoles 27 de febrero su dictamen al fiscal adjunto Carlos Arregui, responsable de la unidad encargada de investigar los ilícitos financieros y la corrupción de los funcionarios públicos. Las fuentes indicaron, además, que hay serios indicios de que se ocultaron evidencias a la fiscalía con relación a los bienes del mandatario.

En ese contexto, explicaron que los fiscales realizaron todas las diligencias necesarias en el momento que investigaban al mandatario y que eso consta en la carpeta fiscal. Delitos Económicos indagó pese a que la Contraloría General de la República adelantó, dictamen mediante, que había una correlación de los ingresos del mandatario con sus bienes. El Ministerio Público concluyó que se debía desestimar la investigación, en base a los elementos que recogió durante la pesquisa.

Sin embargo, a la fiscalía no se le informó de la existencia de una multimillonaria cuenta en Multibanco que estaba a nombre de Duarte Frutos y de José Alberto Alderete, actual presidente interino de la ANR.

La fiscalía, basada en que hay una nueva denuncia contra el mandatario –presentada por el diputado Rafael Filizzola– por los delitos de enriquecimiento ilícito, declaración falsa y producción mediata de documento público de contenido falso, decidió reabrir la investigación. Los fiscales ya encuentran trabas para investigar, de acuerdo a lo que se observa en los medios de prensa.

Una de ellas es que la superintendencia de Banco y la Sindicatura General de Quiebras se “tiran la pelota”. A esto se suma, que el síndico que tiene a su cargo la quiebra de Multibanco, dijo que no encontró documentos relacionados a la cuenta de Nicanor.

—————————–

* www.abc.com.py.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario