May 31 2005
181 lecturas

Economía

Peligro: director del FMI elogia economías latinoamericanas

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

El director del Fondo Monetario Internacional (FMI) elogió en Santiago de Chile a las economías de Argentina, Brasil y México. Rodrigo Rato (foto de apertura), empero, criticó cualquier tendencia a aumentar los gastos sociales a través de la deuda.

Fue generoso con la Argentina, dijo: “es indudable que se ha producido en los últimos dos años un crecimiento importante y una disminución de desequilibrios”.

El ex ministro español enfatizó que en la Argentina se ha llevado a cabo una política presupuestaria y monetaria “que nosotros respaldamos”. Las declaraciones del funcionario se produjeron en una rueda de prensa con motivo de la puesta en marcha en Santiago de un seminario sobre la creación de prosperidad en Latinoamérica organizada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Pese a las flores arrojadas sobre la calle argentina, Rato no dejó de recordar que el consejo del FMI se reunirá en pocos días para evaluar la situación de ese país. Un leve toque de alerta fue señalar que si bien “se ha dado un paso importante en la negociación con los acreedores, (…) una parte de esa negociación queda por completar”.

Algunos carnosos pétalos cayeron en Brasil, por cuanto afirmó que el rendimiento de la economía brasileña permite suponer que “las perspectivas continúan siendo favorables”; la política de reformas impulsada por Lula recibió un espaldarazo: “Brasil ha ganado, a no dudarlo, una importante credibilidad en la economía mundial, como lo demuestran sus propias relaciones con el FMI”.

El Fondo, enfatizó: le entrega su respaldo.

Rato también aplaudió la establidad macroeconómica lograda por el gobierno de México, y destacó los objetivos antiinflacionarios y la flexibilidad cambiara allí impuesta.

LA DEUDA, LA POBREZA

El director del FGMI no fue tan complaciente con las nuevas autoridades ecuatorianas, a las que advirtió contra el error que sería disminuir el pago de la deuda externa para hacer frente a la delicada situación de pobreza que enfrenta el país. Dijo:

“No me cabe ninguna duda quetratar de aumentar la política social a costa del pago de la deuda es un camino muy equivocado”.

Como es costumbre en los empleados de los organismos internacionales que girasn en órbita exclusiva de EEUU, el presidente venezolano Hugo Chávez no estuvo al margen de sus preocupaciones. Recordando que Chávez ha declarado buscar un camino socialista para su país, con flexibilidad diplomática Rato señaló –sin que se le moviera un músculo de la cara– que “el florecimiento del sector privado es la gran dinámica de cambio” en la creación de empleo y crecimiento económico.

Desde luego el criterio se hizo extensivo a Bolivia. Mientras el presidente Mesa teme un golpe de Estado –situación que no se toco–, el funcionario no tomó en serio las protestas sociales que conmueven al país y la demanda de extensos sectores de la población –y no pocos economistas– para nacionalizar gas y petróleo y señaló que la legislñación que se dicte “tiene que establecer que la generación de recursos sea en forma armónica y transparente”.

Por si a alguien el mensaje no le llegaba con claridad, dijo que el sector público boliviano carece recursos financieros para explotar los hidrocarburos. No obstante, paternal, aconsejó a las autoridades que busquen la fórmula para “desarrollar su propia riqueza”.

CRECIMIENTO ECONÓMICO

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estima una expansión del orden del de 4.4 por ciento para América Latina para el presente año 2005, pero destacó que esa tasa de crecimiento no será suficiente para reducir el desempleo y la pobreza.

Dijo Rato: “Después de un año en que se creció 5.5 por ciento (2004), el mejor crecimiento en 10 años, esperamos un crecimiento por sobre cuatro
por ciento (para 2005)”.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario