Dic 20 2006
368 lecturas

Sociedad

Periodismo. – LA PROFESIÓN DE ESTOS TIEMPOS

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Estimados colegas de la Asociación, distinguido histórico presidente de la republica, Evo Morales; a quien felicito por el éxito de la conferencia suramericana y por una confraternidad continental que, como usted bien dijo, debe ser sin recelos, ni egoísmos y Bolivia, como país líder, puede dar el ejemplo, y comenzar por casa. Señor presidente: usted es un ejemplo de que, como Lech Walesa o Nelson Mandela, un hombre sencillo puede asumir un rol en la multipolaridad, para que la ineficiente y abusiva unipolaridad, no nos lleve al desastre de la humanidad de este planeta, al doomsday, como dijo en los años 60 el voluminoso y certero futurólogo norteamericano Herman Khan.

Estimados colegas de la asociación, colega Ernan Estenssoro: era corresponsal en Naciones Unidas, Nueva York, en la década del 60, cuando, en una entrevista con el entonces secretario general de la ONU, U Thant, el filósofo birmano me dijo: el periodista es el protagonista de nuestro tiempo. Se refería a la importancia que habían logrado los reporteros, en el “siglo veinte-cambalache”.

Dos guerras mundiales y eclosiones sociales como las revoluciones rusa y china Y, en medida más regional, las revoluciones mexicana, cubana y, last but not least, la boliviana, habían demandado la atención internacional.

Así que hombres y mujeres de todos los continentes salieron con libretas de apuntes, cámaras y micrófonos, a recopilar y relatar a la humanidad todo lo que estaba ocurriendo.

Al mismo tiempo, otro gran fenómeno económico-social se estaba desarrollando; por primera vez se imponía en el mundo, una potencia que no era Europea, los Estados Unidos de Norteamérica. Y fue en ese ámbito donde evolucionaron técnicas y normas para el ejercicio del periodismo, constituido –como se dijo en el parlamento de Inglaterra– en el “cuarto poder” del Estado, un precedente que hoy es universalmente aceptado.

El periodismo es el verdadero cuarto poder de un estado. En una sociedad democrática. Como secuela de este concepto esencial, naciones y organismos establecieron principios básicos como la libertad de expresión y el derecho de información libre e independiente, de y para los pueblos.

En esta realidad, el periodista no solo cumple una esencial misión informativa, orientadora y divulgativa. De este derecho esencial, derivan las regulaciones que los periodistas deben respetar, como normas éticas y principios de moralidad y respeto a las normas del orden democrático.

En una democracia rige la voluntad de las mayorías. Pero la democracia se fortalece cuando se reconocen los derechos de las minorías y puede debilitarse con una irracional imposición de la mayoría sobre los intereses de los que no manipulan el poder.

En Bolivia los periodistas tenemos el desafío de comprender e interpretar a una población reducida pero muy diversa, un país muy difícil y críptico. Felizmente muchos están entendiendo por fin que solo con la unidad en la diversidad progresaremos. La dispersión, secesión, balcanización o colonización han sido fenómenos geopolíticos en otras partes del mundo.

Les doy una noticia: la reciente reunión de Cochabamba confirmó que no solo los bolivianos necesitamos de Bolivia, sino el continente entero necesita de esta Bolivia unida, palpitante, sonoramente palpitante, corazón geográfico encerrado que, con sus fuertes latidos, esta despertando al continente suramericano.

A tiempo de agradecer, una vez mas, profundamente este premio, quisiera hacer publico mi agradecimiento por ayudarme a sobrevivir y seguir escribiendo a mi esposa y caponera, que representa toda la fuerza y coraje de Irlanda, a mis hijos mayores Luis Antonio, gran periodista; Martín, sabio de la computación y Pía, científica, y los dos menores que me acompañaron en mi vía crucis de inválido en silla de ruedas, Isvar y Fiona.

También agradezco al editor de la pequeña, pero aguda, Hoja del Sur**, Reynaldo García –ejemplo de periodismo alternativo– por ser el único director en Bolivia con coraje y tolerancia para publicar consecutivamente mi columna global de internet.

No puedo caminar, pero ¡Viva Bolivia, carajo! Gracias, heroica asociación de periodistas de la paz.

(Pronunciado el lunes, 18 de diciembre de 2006).

—————————

* tedcordova@hotmail.com.

** Hoja del Sur se encuentra aquí, donde se puede leer una semblanza del flamante último Premio Nacional de Periodismo de Bolivia.

Se agadece la información a la periodista Paulina Castro Cerruti..

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario