Ago 22 2007
239 lecturas

Economía

Perú, a seis días: – LO QUE TIEMBLA ES EL ALMA, Y TIENE IRA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

TERREMOTO Y ECONOMÍA DE MERCADO

foto
La economía de mercado funciona como un reloj en el Perú: cuando la gente quiere viajar para ver a sus muertos, heridos, o sobrevivientes, o cuando quiere viajar para ver si sus casas se han rajado o desplomado, o para consolar a la tía o a sus padres por algún nuevo luto, entonces las empresas de transporte como Soyuz aumentan el precio de sus pasajes hasta duplicarlo.

Eso se llama atender de inmediato las señales de la demanda. Eso es Adam Smith con su Tirifilo más, Milton Friedman con su Lastenio al costado, la mano invisible y el dedo medio en ristre.

foto

César Hildebrandt

Un día vino la Telefónica española y se compró la vieja y lerda compañía peruana del ramo. Prometió pagar dos mil millones de dólares pero pagó efectivamente mil cuatrocientos. Y ahora, cuando ya sacó varias veces su inversión, descubrimos que su red es de arañita, que los teléfonos fijos colapsan al primer terremoto y los móviles se callan a la primera sacudida.

Es que la Telefónica ha vendido muchos más aparatos que los que podría servir y ha hecho un cálculo mezquino sobre la utilización promedial de la red. Es eso –y no los leves daños sufridos en su infraestructura– lo que nos incomunicó y silenció durante horas la noche del miércoles.

foto
Eso también se llama economía de mercado pero a lo bestia: sin reglas, con ministra “delivery”, con Osiptel de mano enyesada y con un Congreso que suena siempre ocupado.

(Que casualidad que los terremotos nunca ocurran donde se encuentran los culpables de las desgracias de la gente humilde).

Y ni qué decir de Claro, mano. Como que nos dijeron que eran los que siempre podían y de tanto decirlo nos lo hicieron creer. A la hora señalada, sin embargo, los muchachos de Carlitos Slim fallaron como si fueran los arquitectos que salieron a la luz en el terremoto mexicano de 1985, cuando miles se enteraron de que sus edificios tenían más arena que cemento, más vacío que llenura y más pisos que lo que sus cimientos aguantaban. O sea, el PAN mesmamente, mano, con su Calderón y todo: economía de mercado en la versión de Pancho Villa, “márketing” para cholos que siguen viéndose encantados en los espejitos que les reparten.

foto

Mientras los muertos crecían minuto a minuto la noche trágica del miércoles, en el Canal 3, de la Telefónica, tres mamertos de antología idiotizaban la pantalla. Y en el 6, de la Telefónica, seis entidades grises como la nube que nubla tu camino decían cualquier cosa sobre cualquier cosa en un programa que parece producido por nadie e imaginado por ninguno. Y en el canal 20, de la Telefónica, el aburrimiento de siempre cundía mientras en Cañete los muertos empezaban a ser puestos en una vereda porque no había para más.

O sea que nos incomunican y encima se burlan de nuestros muertos. Nos bloquean la voz y nos dan su ración habitual de imbecilidades en pantalla.

foto
Claro: están en el Perú, el país que compra patrulleros chinos que China no usa, el paísito que permite que Duke Energy se apropie de la laguna de Parón y la desagüe para fines contaminantes, la republiquita que tiene que rogarle a Repsol para que nos dé parte de nuestro gas para empezar a hacer petroquímica y para que no se vaya a llevar todo a California (o a México, o a Chile, marque usted lo correcto), el paisito que hace subastas inversas de un solo postor y el que permite que pilotos forasteros y sin permiso de trabajo –procedentes del único país que nos odia– dominen su cielo manejando los aviones de la compañía que reemplazó a la empresa aérea nativa, vendida hace años, por 21 millones de dólares, a unos maleantes mexicanos que sólo pagaron catorce.

Vendida por un presidente que años más tarde juraría morir peleando por el Japón, su verdadera patria. Esto último es una variante nuestra de la globalización.

Perú: desesperación, caos, abandono:
UN ESTADO INSENSIBLE E INSERVIBLE

foto
Nadie puede censurar o reprochar a los pobladores de Ica, Pisco y Chincha su actitud desesperada de sobrevivencia; si hay saqueos es una reacción legitima ya que desde el día miércoles 15 de agosto a las 6:40 a.m. victimas de un terremoto de Grado 7.9 que duro dos minutos interminables, continúan en total abandono, hambrientos, sedientos y soportando las inclemencias del tiempo.

Han pasado cinco días y el balance estimado es de 520 muertos, 2.500 heridos, 22.000 viviendas destruidas y mas de 90.000 damnificados.

Dignidad Nacional

foto
Tamaña tragedia pudo haberse evitado; el Instituto Geofísico del Perú (IGP), lo advirtió luego del terremoto de Nazca en octubre de 1996 y tras la amarga experiencia del terremoto de Arequipa, Moquegua y Tacna en 2001, Moyobamba en 2005 y Cañete en 2006. Lastimosamente la derecha en el poder no le dio importancia, aun sabiendo que el Perú se encuentra en una zona sísmica constante.

El Estado debió implementar planes de contingencia básicos a nivel nacional como vías de comunicación y transporte alternativos, dotar y actualizar al Sistema Nacional de Defensa Civil de equipos y materiales modernos y en constante evaluación de acuerdo a los estándares internacionales, pero durante todos estos últimos 30 años sólo se preocupa en desproteger a la población privatizando los hospitales, los aeropuertos, poniendo a licitación las carreteras, comprando ambulancias y maquinaria obsoleta, etc.. Que estas cuestiones son dañinas y antipatrióticas los hechos lo demuestran.

La forma desorganizada, caótica y tardía de cómo se viene gestionando la ayuda frente al desastre no es casual, por cuanto la derecha pro-capitalista encuentra el mejor escenario para firmar millonarios contratos en la reconstrucción, por lo que a mayor destrucción mayor ganancia.

foto
El ejemplo de ello lo vimos todos los peruanos cuando el delincuente Alan García culpaba que el colapso de las líneas telefónicas fijas y móviles se debía a que la población no quería antenas cerca de sus casas, cobarde justificación alegra a telefónica que colocando sus antenas verá crecer sus ingresos a costa de la salud de la población.

Dijo además que las carreteras estaban destruidas pero como todo traidor no dio la orden para que la Marina y la Fuerza Aérea hicieran un puente de comunicación transportando la ayuda, muy por el contrario: amenazó con decretar toque de queda por la noche, enviar a las Fuerzas Armadas para controlar y reprimir el desborde de peruanos heridos y hambrientos. El Apra y Alan García se burlan del Perú ante el dolor, lagrimas y perdidas de vidas humanas responde criminalizando la urgente necesidad popular.

Hace bien la población de Ica, Pisco y Chincha de vetar y expresar su rebeldía contra Alan García y sus ministros por su ineptitud y falta de sensibilidad a la hora de ayudar a las victimas que se están muriendo de hambre y sed, sus hogares han sido devastados y la tierra sigue temblando; Ellos reclaman lo que por derecho y justicia les pertenece, para eso pagan sus impuestos, eso demuestra la dignidad de un pueblo que no esta mendigando nada simplemente exige que sus autoridades estén a la altura de los hechos, cosa que es imposible pedirles.

Las víctimas saben que hay más de 300 toneladas de materiales y comestibles de ayuda internacional y cerca de 40 millones de dólares donados que no se sabe quién ni como se gestionaran; sin temor a equivocarnos seguro serán robados por allegados al gobierno que ostentan cargos públicos, un puñado de inútiles que fueron incapaces de organizar la ayuda y salvar vidas humanas.

foto
Nosotros lo hemos dicho y nos alegra que los peruanos empiecen a comprender que este Estado es corrupto, caduco e inservible; los peruanos estamos cansados de que en todas las catástrofes siempre mueran los pobres y excluidos, los olvidados, los que viven en los cerros capitalinos y en Los Andes en precarias viviendas hechas de barro, caña y paja; vamos tomando conciencia de que quienes nos gobiernan, los ricos, jamás estarán al servicio de los pobres. Esta tragedia ha demostrado que el Perú es totalmente indefenso, peor aun sería si se desatara una guerra con nuestros vecinos, por ello compartimos con los que piensan que el problema no sólo es estructural sino también de orden moral.

A nombre de todos los peruanos, en especial de las poblaciones afectadas por el terremoto, queremos expresar nuestra gratitud por las muestras de solidaridad y apoyo a la comunidad Internacional especialmente a la República Bolivariana de Venezuela, Bolivia, Ecuador y España, quienes dieron muestras de compromiso y amor que quedaran imborrables en nuestra memoria.

foto

(Firma)
La Dirección Política Nacional

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario