Jun 13 2004
1643 lecturas

Economía

Perú: un ministro, su hijo descuidado y un hotel alegre

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Un día después del escándalo generado por un reportaje periodístico en el que se develó que uno de los hijos del titular de Agricultura es propietario de un hotel ubicado en la carretera de Trujillo al balneario de Huanchaco, donde trabajan prostitutas -algunas serían menores de edad-, el ministro José León Rivera presentó su renuncia.

En una conferencia de prensa realizada en el Patio de Honor de Palacio de Gobierno, León Rivera reiteró que el hotel llamado Villa del Mar Suite Hotel no es de su propiedad sino que pertenece a su hijo Christian León Alva, que se abría camino como empresario.

Señalo el ex ministro que por lealtad al partido Perú Posible -en el que milita- y al presidente Alejandro Toledo no permitirá “que campañas que empiezan mediáticas puedan dañar su imagen y puedan impedirle al país que tenga un gobierno que sea sostenible y que la gobernabilidad que todos reclamamos sea la hoja de ruta para cumplir con este encargo democrático que le hizo el país, por eso he decidido en esta visita, en esta audiencia que le he pedido al señor presidente que me permita presentarle mi renuncia al cargo de ministro que él con tanta confianza me lo dio”.

La responsabilidad es de los empleados

La denuncia de que en un hotel de carretera, propiedad de un hijo del entonces ministro León Rivera se ejercía la prostitución, incluso por mujeres menores de edad, se formuló en el programa “Cuarto Poder” . Como resultado, un fiscal de la ciudad de Trujillo abrió una investigación para determinar si en el Villa del Mar Suite Hostal de Trujillo, de propiedad de Christian León Alva, hijo del ministro de Agricultura, se ejerce de manera efectiva la prostitución.

León Rivera aseguró que ni él ni su hijo tenían conocimiento de esos hechos y que éstos -la prostitución de menores- en todo caso serían responsabilidad de los trabajadores del negocio y no su hijo Christian, que “se estaba consolidando como empresario”.

“Nos encontramos sorprendidos por lo mostrado en el reportaje. Mi hijo ha tomado acciones y ha despedido a los responsables”, expresó el ex funcionario, que además aseguró que al hostal van parejas, turistas y todo tipo de pasajeros y que si han ocurrido actos como los denunciados es porque los trabajadores lo han permitido sin autorización del propietario.

La opinión popular

“Por acá todos sabemos lo que pasaba en ese hostal y sobre las fiestitas que se hacían”, dice un vecino de Huanchaco. En vastos sectores de la opinión pública peruana lo extraño no es el hecho de que familiares de un ministro y hombre de confianza del presidente Toledo estén envueltos en un escándalo, sino que éste haya trascendido.

En Lima se recuerdan las acusaciones contra el candidato presidencial del régimen, al que se acusa de haber mal usado los dineros donados para la “marcha de los pobres” a la capital. La sensación es que el escándalo León Rivera ratifica -como ocurrió en Argentina hace dos años- que la mayor parte del sector político en el gobierno participa de estas conductas.

El ex ministro José León Rivera es uno de los mayores defensores en Perú de un eventual TLC con EEUU y partidario de la mano firme ante el estado de virtual rebelión de los campesinos “cocaleros”.

………………………………..
Fuentes:

www.elcomercioperu.com.pe
http://clajadep.lahaine.org

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario