Sep 16 2008
584 lecturas

Política

Plan Cóndor 2: Interferencia de EEUU y Colombia en Chile

Como "una nueva forma del siniestro Plan Cóndor", calificaron parlamentarios y dirigentes del PC la operación de inteligencia de servicios colombianos, en la complicidad con Sebastián Piñera y el senador Alberto Espina, para tratar de vincular a las FARC con el movimiento mapuche y organizaciones políticas de izquierda.
   
Guillermo Teillier, presidente del Partido Comunista dio lectura a una declaración conjunta (leer enseguida) que  ³rechaza la injerencia² y demanda su ³rechazo por la cancillería² además de solidarizar con el pueblo boliviano y con el gobierno del Presidente Evo Morales.
  
El diputado socialista Sergio Aguiló manifestó que "estamos viviendo en América Latina una situación extraordinariamente grave, de impredecibles consecuencias porque parece ser que los norteamericanos han decidido nuevamente interferir gravemente en los asuntos internos de nuestros países".
 
"Hoy día, en un país hermano como es Bolivia, a través de alentar un separatismo minoritario ­-tras el referéndum revocatorio que Evo Morales ganara con las del 65% de los votos-  está teniendo consecuencias lamentables en pérdidas de vidas humanas.
 
Los norteamericanos se han apoyado en estos años en un gobierno como el de Alvaro Uribe en Colombia y han querido expandir su nefasta influencia tratando de denostar y desprestigiar a líderes sociales y políticos en América Latina ­hoy en Chile- y a gobiernos progresistas.
 
Esta operación, de la que se ha hecho parte Sebastián Piñera y el senador Espina es muy grave y quisiera decir, con toda responsabilidad que, desde las oscuras épocas del intercambio genocida de los servicios de seguridad  de las dictaduras de América Latina conocida como Operación Cóndor, no conocíamos otro intercambio de sectores reaccionarios que se articularan para desprestigiar a dirigentes sociales y políticos.
 
Lo que ha hecho el senador Espina es muy grave porque se ha hecho conscientemente parte de una campaña norteamericana y colombiana de desprestigio de líderes sociales que tienen una larga e intachable tradición de conducta democrática.
 
No vamos a aceptar que el senador Espina y el candidato presidencial Piñera, sin legitimidad democrática alguna, siendo voceros de este inconfundible propósito, vengan a interferir en la política nacional. Quisiéramos pedirle al gobierno chileno, que también ha sido víctima de estas maniobras, una actitud enérgica: que llame al embajador chileno en Bogotá a entregar las informaciones que corresponda y llame al embajador colombiano a la Moneda para advertirle que no va a aceptar más interferencias de los norteamericanos en convivencia con el gobierno colombiano.
 
Este asunto de las FARC no va a ser el caballo de Troya con que los norteamericanos van a interferir en la política nacional. Los demócratas chilenos en la Concertación, en el Juntos Podemos Más, en las fuerzas sociales, vamos a reaccionar unidos para rechazar este tipo de maniobras y vamos a respaldar con todo el proceso democrático en el caso boliviano.
 
Si hay un país lleno de dolor y angustia de muerte por la interferencia norteamericana es Chile.  No hay nadie en el planeta que pueda desconocer la maldad de la injerencia norteamericana en nuestro país.  Por eso mismo sabemos la gravedad de estas operaciones², concluyó el diputado PS Sergio Aguiló.
 
Palabras del presidente del PC
 
Guillermo Teillier expresó: ³ Nosotros, que fuimos objeto y víctimas del Plan Cóndor estamos de nuevo siendo víctimas ­en este caso mediáticas-  porque se nos están poniendo en la palestra como si estuviéramos asociados en planes tan burdos como que se quiere instalar una guerrilla en la Araucanía o que estaríamos pidiendo instrucción guerrillera a las FARC.
 
Nosotros no necesitamos esa instrucción por dos razones:  porque hoy día estamos en otra, las condiciones en Chile son para la movilización social, la confrontación electoral, la lucha de ideas y, como todos los pueblos latinoamericanos, creemos que es posible llegar al poder, al gobierno mediante procesos electorales y lucha social, que no es sinónimo de violencia.
 
Por otra parte, no necesitamos instrucción porque la podemos tener por nosotros mismos, si así lo quisiéramos. Alguna experiencia tenemos de lucha contra la dictadura, que nos costaron bastantes vidas y mucho sacrificio.
 
No estamos dispuestos a ser víctimas de aquellos que pretender reeditar una suerte de Operación Cóndor en nuestro continente y que se prestan, como el senador es Espina y el candidato Piñera que tienen facilidades para prometer cosas, incluso, la democratización del país con reformas electorales y que después, muy fácilmente no cumplen con su palabra o se meten en una campaña como ésta de mentiras, de montaje de un servicio de inteligencia extranjero.
 
Todo el mundo sabe que Espina y Piñera están actuando por encargo. La propia prensa nacional ha dado cuenta: le entregaron un dossier con esta supuesta información directamente y lo que dicen ahora es que es para ³presionar² al gobierno de Chile. Vienen por encargo del gobierno colombiano.
 
No he visto una actitud del gobierno decidida a pedirle explicaciones al gobierno colombiano que, por lo menos privadamente, pidan explicaciones. Pero creo que el Parlamento tiene la obligación de investigarlo porque no es posible que algunos rasguen vestiduras cuando hay planteamientos solidarios del Partido con movimientos guerrilleros o de los pueblos de América Latina,  vengan a poner en juego la integridad de Chile mediante ingerencia extranjera, trayendo informes que son un montaje², insistió finalmente Teillier     
 
Declaración pública 
 
El gobierno del Presidente Alvaro Uribe ha interferido de manera inaceptable en los asuntos internos y soberanos de Chile al entregar al candidato de la derecha Sebastián Piñera y al senador Alberto Espina una información elaborada por los servicios de inteligencia de ese país, la que busca involucrar a organizaciones sociales y políticas de Chile con las FARC.
 
La estrategia es parte de un montaje de inteligencia por parte del gobierno de Urib,e con apoyo del gobierno de EEUU de George Bush, la que busca extender en la región el conflicto colombiano fuera de sus fronteras para debilitar y desprestigiar  a gobiernos progresistas, dirigentes sociales y fuerzas de izquierda y progresistas.
 
Rechazamos esta injerencia indebida por parte del gobierno colombiano, rechazo que debería ser expresado formalmente por nuestra cancillería ante ese país y emplazamos al candidato presidencial Sebastián Piñera y al senador Alberto Espina a revelar cuándo y que qué circunstancia  les fue entregado el informe de inteligencia por parte del gobierno colombiano. Consideramos que el Congreso de Chile debe investigar exhaustivamente esta grave situación dado de que un senador de la República se ha prestado para ser  emisario de una operación de un gobierno extranjero en nuestro territorio.
 
Finalmente, hoy en que los Presidentes y jefes de estado de UNASU se reúnen en Santiago, manifestamos nuestra más profunda y activa solidaridad con el pueblo boliviano y con el gobierno del Presidente Evo Morales ante los intentos antidemocráticos y separatistas los que además han contado con la abierta e inaceptable injerencia del gobiernos norteamericano. América del Sur soberana defiende la democracia y los cambios en la región hoy en Santiago de Chile.
 
Firman: Sergio Aguiló, René Alinco y Marco Enríquez Ominami, (diputados) Guillermo Teillier (presidente del PC), Manuel Jacques (presidente de la Izquierda Cristiana) Carlos Moya, Esteban Silva, miembros del Comité Central del Partido Socialista  

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario