May 30 2011
410 lecturas

Política

Polarización en Perú

Javier Diez Canseco*

Los problemas sociales tocan la puerta al proceso electoral. El caso más dramático y grave, intencionalmente mal manejado por el gobierno, ha sido el de Puno que pone en riesgo la regularidad del proceso electoral del 5 de junio en una región que da más de 65% de intención de voto a Humala.

Pero este caso no ha sido aislado. En este período se han dado movilizaciones de algodoneros contra la competencia desleal de algodón importado al amparo de los TLC, acciones de las Juntas de Regantes, conflictos de comunidades con mineras como en Las Bambas y significativas movilizaciones como la del No a Fujimori desarrollada en Lima con decenas de miles de participantes, en su mayoría jóvenes, lo que también se dio en muchas otras ciudades.

La escisión del país y la actitud provocadora y confrontacional de diversos espacios de la prensa como Bayly, el grupo Correo y El Comercio, así como de autoridades que debieran respetar la neutralidad de sus instituciones como el cardenal Cipriani, hacen que el proceso electoral pueda dar curso a escenarios complejos y agitados.

 Solo una opción de cambio que se abra a la inclusión que reclaman amplias mayorías y evidencie a las capas medias y grupos empresariales que tienen y tendrán mejores oportunidades de desarrollo en el marco de una sociedad con más justicia, oportunidades y derechos para todos, podrá capear los temporales que parecen anunciarse y forjar una visión de país que las mayorías sientan propia. Solo así la polarización actual no caminará a la escisión y confrontación abierta.

*Periodista y político peruano, dirigente de la izquierda

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario