Sep 24 2008
395 lecturas

Economía

Por su ubicación, Uruguay busca su lugar como centro logístico del Mercosur

Margarita Torres*

Montevideo quiere repotenciar la actividad portuaria para exportar más, y vuelve al debate la importancia de los ríos y vías fluviales para el desarrollo económico.

El flamante ministro de Economía de Uruguay, Álvaro García, manifestó que pretende convertir a su país en el “centro logístico” del Mercado Común del Sur (Mercosur). En su discurso oficial de asunción, el joven contador, quien ya era funcionario del gobierno de Tabaré Vázquez, al frente de la Corporación Nacional para el Desarrollo, dijo que ese será uno de los principales objetivos de su gestión.

García indicó que es fundamental desarrollar los puertos del país, que cuenta con una ubicación estratégica para el flujo comercial en el Cono Sur.

“Ese será uno de los desafíos de nuestra gestión, conscientes de que será una herramienta de indudable importancia para más trabajo, más movimiento y más crecimiento económico", aseguró el ministro, para quien "Uruguay está en excelentes condiciones y ubicación para ser el centro logístico del Mercosur y exportar conocimientos y biotecnología, además de carne y lácteos".

En relación a los puertos, recientemente el gobierno uruguayo anunció que iniciará el proceso para la concesión –por 30 años- de la segunda terminal especializada de contenedores del Puerto de Montevideo, que así pasará totalmente a manos privadas.

El puerto de Montevideo es considerado la ruta principal de movilización de cargas del Mercosur, por estar localizado en la zona de influencia de casi 200 millones de habitantes, con el promedio económico per cápita más alto de América Latina.

Es -en términos geográficos- la puerta de la Hidrovía Paraguay-Paraná y uno de los puntos claves del trazado del eje vial Buenos Aires-San Pablo. Dispone de conexiones marítimas terrestres (carreteras fluviales y ferroviarias) con Brasil, Argentina y los países mediterráneos como Paraguay y Bolivia.

Es indudable que algunos países pueden aprovechar mejor las alternativas del comercio internacional, a partir de las ventajas que le dan, por ejemplo, las condiciones naturales de su suelo; su ubicación en la región y las posibilidades de acceso a través de mares, ríos y medios de transporte.

La explotación y utilización de los recursos naturales fue uno de los temas que la semana pasada se abordó en un encuentro de gobernadores del Mercosur que se realizó en Manaos, Brasil, y del que participaron representantes de Argentina, Brasil, Venezuela, Chile, Uruguay y Paraguay.

Allí se puso en marcha un promisorio proceso de integración en todas las áreas.En ese sentido, se diagramó un plan de acción para desarrollar mejoras en la conectividad e intercambio, de modo de avanzar en un producto integrado dentro del Mercosur.

Es evidente que una de las formas de superar las “asimetrías” es articular políticas que apunten a un aprovechamiento equitativo y solidario de los recursos y ventajas que tiene cada país, conforme a su ubicación en el planeta, compatibilizando políticas públicas, tal como lo ha manifestado el presidente venezolano Hugo Chávez, quien considera fundamental la asociación de empresas estatales de los países. (Ver: ¿Dos proyectos de integración en pugna? 12/09/2008/APM).

La concreción conjunta de negocios comerciales internacionales y la ejecución de estudios y obras vinculadas a los sistemas de autovías regionales del transporte, parecen ser asuntos prioritarios para materializar la integración en términos de oportunidades.

Por otro lado, la semana pasara se realizó en Manaos, Brasil, un encuentro de gobernadores de Mercosur, del que participaron representantes de Brasil, Venezuela, Chile, Uruguay y Paraguay. Allí se puso en marcha un promisorio proceso de integración en todas las áreas.

En ese sentido, se diagramó un plan de acción para desarrollar mejoras en la conectividad e intercambio, de modo de avanzar en un producto integrado dentro del Bloque Regional.

Siguiendo con la agenda mercosuriana, el 17 y 18 de octubre, en la provincia argentina de Salta, se realizará una jornada donde se abordarán varios aspectos referidos al Mercosur, aunque el más importante tiene que ver con la consideración actual de los ríos que comparten los países miembros del bloque, cuestión que es altamente sensible en materia de política exterior.

Según la doctrina internacional, es internacional aquel río que atraviesa o divide dos o más países. En ese contexto es que, muchas veces se han suscitado problemas relacionados al aprovechamiento de sus recursos, la navegabilidad, o las cuestiones ambientales, como ocurrió en la controversia entre Argentina y Uruguay por la instalación de la papelera finlandesa Botnia, en la localidad uruguaya de Fray Bentos, sobre el Río Uruguay.

La República Argentina es miembro del Tratado de la Cuenca del Plata, suscripto en 1969 en Brasilia, derivado de la primera reunión extraordinaria de cancilleres de los países que hoy conforman el Mercosur.

En la jornada que tendrá lugar en Salta, organizada por el Instituto de Derecho Internacional de la Universidad Católica de esa provincia y la Asociación Argentina de Derecho Internacional, serán analizados el Tratado de Límites en el Río Uruguay, celebrado en Montevideo, abril de 1961; el Tratado del Río de la Plata y su Frente Marítimo, Montevideo – 1973, y el Estatuto del Río Uruguay, Salto, febrero de 1975. También se ha de considerar los regímenes de los ríos Iguazú, Paraguay y Paraná.

Según adelantaron los organizadores, también se incluirá en el debate el régimen de los ríos Bermejo y Pilcomayo, y el tratamiento de otros recursos hídricos, como el Acuífero Guaraní. (Ver: “El agua: un tesoro que hay que saber cuidar”. APM 30/11/2007/) .

*Publicado en APM

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario