Oct 8 2004
278 lecturas

Economía

Prensa: La Sociedad Interamericana se preocupa

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

La asociación que nuclea a los dueños de medios de comunicación del continente, Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), manifestó esta semana en Miami (EEUU) su “profunda preocupación” por las amenazas recibidas por diarios y revistas latinoamericanos; concretamente citó casos en Colombia, Honduras y Chile.

Rafael Molina, presidente de la comisión de Libertad de prensa e información del organismo, señaló que la organización “se mantendrá vigilante” porque esas acciones intimidatorias “afectan el libre ejercicio del periodismo, promueven la autocensura y limitan la libertad de información”.

Los asuntos que ocupan a la SIP serán, debatidos en su próxima asamblea general, que tendrá lugar en Guatemala entre el 22 y 24 de este mes de octubre.

 Dos revistas y un diario

El periodista chileno -e integrante de la comisión formada por los profesionales, no patronal, para investigar y denunciar hechos como los señalados por la SIP- Ernesto Carmona brindó en setiembre un informe sobre las amenazas al ejercicio del periodismo mucho más exhaustivo que el de la SIP (ver: www.pieldeleopardo.com/modules.php?name=News&file=article&sid=393).

Periodistas de Semana -que se publica en Bogotá- son hostigados, amenazados e intervenidos sus teléfonos luego de su investigación sobre las “discretas” conversaciones entre el presidente Uribe y los comandos paramilitares ultraderechistas.

Informes no oficiales surgidos en Venezuela señalan que estos grupos -notables por su crueldad en las comunidades campesinas- merodean la extensa frontera colombovenezolana, cumpliendo parte de un plan -más extenso- ideado por los estrategas de la Casa Blanca para acabar con la república bolivariana.

En Tegucigalpa el diario La Tribunasufrió un atentado a balazos -aun impune- a principios de octubre. La agresión se produjo luego de la publicación de una serie de notas sobre el crimen organizado, cuyos jefes serían reos rematados que cumplen condena en la principal prisión del país. La Tribuna acusa a las autoridades penitenciarias de complicidad con los criminales.

fotoEl periodista y una periodista en la mira

El último caso referido por la SIP es el del quincenario chileno El periodista, que el 28 de setiembre fue asaltado por un grupo no determinado de personas que se llevaron las unidades de procesamiento de las computadoras del área de administración. Previamente Francisco Martorell -su director- había sido amenazado de muerte en varias ocasiones, amenazas extendidas a su familia; también una periodista de El Mercurio recibió correos electrónicos intimidantes (más información en www.pieldeleopardo.com/modules.php?name=News&file=article&sid=417).

El departamento jurídico del Colegio de Periodistas de Chile, introdujo dos denuncias en los tribunales del crimen por las amenazas de muerte recibidas por el director de El periodista y Mónica Guerra, de El Mercurio. Martorell había ya denunciado el robo de las cuatro computadores perpetrado durante la noche del 28 de setiembre.

Los riesgos de la profesión de comunicador social van más allá de las fronteras latinoamericanas. En EEUU Judith Miller, reportera del New York Times, enfrenta nada menos que la carcel por no revelar las fuentes de un artículo “que ni siquiera escribió” (ver: www.periodistadigital.com/boletin.objetct.pph?o=32760). Un tribunal federal podría condenarla hasta a 18 meses de cárcel por desacato y no revelar la fuente de una nota que involucraba a una ex agente de la CIA, cónyuge de un miembro del servicio diplomático estadounidense.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario