Dic 30 2004
2133 lecturas

Economía

Querellas y verdades: el caso de Marcel Claude

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

En marzo de 2004 el ministro de la Corte de Apelaciones Alejandro Madrid encontró que no había razones para procesar a Marcel Claude y cerró la causa incoada por el senador Andrés Zaldívar -existe otra, iniciada por su hermano Adolfo- por considerar que aquel no había incurrido en delito alguno. Una Sala de jueces, la sétima, de la referida Corte, sin embargo, nueve meses después parió la determinación de que sí hubo injurias graves del economista en contra de la indefensa honra de los cristianos patricios.

 
Todo comenz√≥ con el tr√°mite de la llamada ¬ęley corta de pesca¬Ľ, un esfuerzo -fallido, asegura Claude como veremos- del ¬ęstabilshment¬Ľ para controlar la depredaci√≥n de los recursos marinos. Cabe se√Īalar que los Zald√≠var eran entusiastas y firmes impulsores de la ley, que entregaba -con el af√°n de ordenar la actividad- cuotas de pesca a las grandes empresas del ramo.

En un programa de televisi√≥n ¬°emitido hace m√°s de dos a√Īos! Claude -director de Oc√©ana, una fundaci√≥n internacional para la defensa de los mares- denunci√≥ -cierto, con palabras duras- que los Zald√≠var manten√≠an v√≠nculos con un grupo econ√≥mico ligado a la pesca industrial, el grupo Angelini. Dijo que los senadores, al haber promovido y votado esa ley, de hecho hab√≠an cometido un acto de corrupci√≥n puesto que, entre otras, se favorec√≠a a la empresa Eperva, de la que son accionistas.

De hecho las empresas que Claude vinculó de una u otra forma a los Zaldívar lograron el 80 por ciento de las cuotas de pesca en dos regiones del país.

 
En forma un√°nime los jueces de Corte de Apelaciones chilena estimaron -revocando la actuaci√≥n de su colega- que Claude, de manera ¬ędeliberada y consciente (tuvo el) prop√≥sito de atribuirle a los senadores Andr√©s y Adolfo Zald√≠var actos de corrupci√≥n en el tr√°mite legislativo¬Ľ. Caus√°ndoles ¬ędeshonra y descr√©dito¬Ľ.

Declaración de Claude

 
Lo que est√° en juego en Chile no es, en realidad, la mucha o poca honra o cr√©dito de los hermanos Zald√≠var; lo que convierte al acuerdo de los jueces superiores en informaci√≥n que salta las fronteras del pa√≠s austral es un asunto que ata√Īe a la libertad de expresi√≥n -seriamente amenazada- y a la viabilidad de la industria pesquera. El director de Oc√©ana emiti√≥ una declaraci√≥n p√ļblica en la tarde del 29 de diciembre, puntualizando: ¬ęEl tiempo ha demostrado la veracidad de nuestras denuncias sobre el impacto que la nueva legislaci√≥n tendr√≠a en los recursos mar√≠timos, para ello, baste mirar los √ļltimos informes oficiales que indican una dram√°tica disminuci√≥n de las principales especies pesqueras, entre ellas la merluza y el jurel¬Ľ.

Agreg√≥ que se ¬ęha confirmado que la Ley Corta de Pesca, ha beneficiado s√≥lo a los grandes industriales del rubro, y que la moci√≥n presentada por Andr√©s Zald√≠var, para incluir a las I y II regiones en esa ley, benefici√≥ directamente a Corpesca, pesquera del Grupo Angelini en la que el senador y varios familiares suyos pose√≠an acciones, al otorgarle el 80 por ciento de las cuotas de pesca para esa zona¬Ľ.

Dispuesto a ¬ęenfrentar todas las instancias judiciales que corresponda¬Ľ el director de Oc√©ana y presidente de Corporaci√≥n Representa afirm√≥ que la ¬ęp√©rdida patrimonial para todos los chilenos durante al 2003, por el agotamiento del capital natural marino, fue de m√°s de 22 millones de d√≥lares, mientras que las utilidades de las empresas pesqueras de la familia Angelini, alcanzaron aproximadamente los 60,7 millones de d√≥lares en el mismo per√≠odo. Es decir, casi un tercio de las utilidades de las empresas de Angelini se explica por el uso de recursos de propiedad de todos los chilenos.

¬ęPor lo anterior es que comparto el agrio diagn√≥stico que el renunciado ex presidente de la Comisi√≥n de Pesca del Senado, Jos√© Ruiz de Giorgio, expuso al alejarse del cargo, al decir que ¬ęaqu√≠ se ha legislado al ritmo que marcan las empresas pesqueras¬Ľ y que no existen las condiciones para seguir legislando de manera adecuada frente a este tema¬Ľ.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario