Sep 26 2009
554 lecturas

Opinión

Ránking mundial de noticias-basura y noticias-engaño (II): ¿Qué es el “Infotretenimiento”?

Mickey Huff / Frances A. Capell.*

Después de revisar las historias de noticias-basura y noticias-engaño, se pone de manifiesto la tragedia y farsa de aquella noción de que los medios corporativos son de alguna manera un servicio de interés público gracias a su selección de las noticias. Lo que ahora están proporcionando son distracciones y distorsiones que en una sociedad democrática guían a un electorado cada vez más desinformado, inconsciente y sin preparación.

A menos que cambiemos la dirección,
probablemente lleguemos adonde nos conducen.

Proverbio chino

Los ejecutivos de los grandes medios regularmente le dicen al Congreso y a la FCC [Comisión Federal de Comunicaciones] que solamente están entregando al público lo que el público quiere. Empero, encuesta tras encuesta muestran que el público, aunque gusta del entretenimiento, prefiere que las noticias presenten solamente los hechos y después se ofrezcan visiones contrapuestas. En los últimos dos años de audiencias regionales de la FCC sobre la desregulación de los medios, el público dijo de forma aplastante que quiere más diversidad, más opiniones y más opciones.

No obstante, cada año, los estadounidenses deben mantenerse ociosos mientras observan otra sesión del ídolo americano o la sonrisa del sherif más duro de EEUU diciendo: “Usted está bajo arresto”… Las noticias y las líneas de entretenimiento se han empañado a tal punto que ha surgido un nuevo género donde las noticias son entretenimiento y el entretenimiento se convierte en noticia: Ése es el Infotainment (infotretenimiento).

EEUU no sólo es cada vez más un país de gente obesa, sino que está al borde de otro fenómeno equivalente: la obesidad cultural y mental. Somos una nación inundada por un mar de información, pero con una gran falta de comprensión. Somos un país donde más de un cuarto de la población sabe los nombres de los cinco miembros de la ficticia familia Simpsons, empero solamente uno entre mil puede nombrar todos los derechos protegidos conforme a la primera enmienda a la Constitución de EEUU.

La gente confía en que las noticias existan para decirles qué está ocurriendo. En su lugar, demasiado a menudo, "Nosotros el Pueblo" conseguimos noticias abusadas o nos conformamos con desperdicios. Los valores periodísticos se han vendido enteros a los intereses comerciales y ya no son tan sagradas nuestras bases, nacional y constitucionalmente protegidas como valores. Basura hacia adentro, basura hacia fuera. Bastante es bastante. Esta venta del cuarto poder ha terminado. Es la hora para la revolución de los medios.

En 1976, el mismo año de fundación del Proyecto Censurada, fue estrenada una película llamada Network. El protagonista principal era el conductor desilusionado de un noticiario de televisión, llamado Howard Beale. En el film, Beale entregó a sus espectadores consejos reales sobre la predisposición de los medios, propaganda y la emisión de información inútil y trivial. Incluso gritó: “¡Estoy tan enojado como el infierno y no voy a seguir más con esto!”. Treinta y tres años más tarde, nos deja a todos chillando sobre los tejados y dirigiéndonos a la blogósfera. Es la hora de escapar de la “mediocracia” y de declarar nuestra independencia mental de las “noticias corporativas”, que algunas veces resultan no ser noticias en absoluto.

* Mickey Huff es profesor asociado de historia en Diablo Valley College y director asociado del Proyecto Censurado y la Fundación Libertad Mediática. Frances A. Capell es estudiante de la Universidad San Francisco State y colaboradora del Proyecto Censurado.
Texto tomado de Infotainment Society: Junk Food News and News Abuse, que se encuentra aquí.

Traducción del inglés de Ernesto Carmona.
Despacho de www.argenpress.info

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario