Nov 1 2007
866 lecturas

Sociedad

Responso. – UNA DANZA DE LOS ESPÍRITUS PARA WABUN-ININI

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

A la edad de 75 años, WaBun-Inini –Hombre del Amanecer, en el idioma de su nación Ojibwe– el jefe indio cuya última labor fue negociar un tratado para distribuir combustible para la calefacción de su pueblo, pero no con Wáshington sino con Caracas, falleció de una neumonía el sábado 13 de octubre en un hospital del Estado de Minneápolis.

Mas conocido como Vernon Bellecourt –su nombre “blanco”–, el dirigente luchó durante toda su vida por la defensa y el mejoramiento de la vida de las naciones indígenas. Fue un comunicador de gran astucia, que supo defender los derechos y promover la solidaridad con la lucha de los pueblos indígenas por el mundo. Desparramó su sangre en Wáshington y fue encarcelado numerosas veces.

WaBun-Inini sin duda fue un luchador, un jefe guerrero que sólo se doblegó en la batalla contra la neumonía. Como lanza el arco a la flecha, su cuerpo ha sido lanzado al mundo superior; es ahora un espíritu que –como lo dice la tradicional Danza de Los Espíritus– siempre regresará al calor de las luchas por venir que esperan a su indómito pueblo.

En septiembre de este año de 2007 WaBun-Inini se había reunido con el presidente venezolano Hugo Chávez para negociar la entrega –para el invierno que se aproxima– de combustible a más de 27 tribus indígenas en los Estados Unidos.

Dirigente fundacional del movimiento indígena estadounidense (American Indian Movement, AIM), Bellecourt creció en la reservación indígena de White Earth, Tierra Blanca, al norte de Minneápolis, en el lugar donde fue enterrado el 17 de octubre, el mismo día de su 76o cumpleaños.

“Hasta el día de hoy, no puedo soportar el olor del jabón Lifebuoy, porque un profesor racista –de la escuela primaria católica St. Benedict– me metió una barra de jabón completa en mi boca,” dijo recordando su niñez en una entrevista para el periódico Star Tribune, en 1999.

Cuando tenía dieciséis años su familia se fue a vivir a Minneápolis. Allí fue acusado de asaltar un bar y enviado a la prisión de Saint Cloud en la ciudad de Saint Paul cuando tenía diecinueve años. En prisión aprende peluquería y al salir se instala con dos peluquerías. Años mas tarde Bellecourt sería elegido como miembro del gobierno de White Earth en donde desarrolló un programa modelo para la educación espiritual, cultural y la mantención y rescate de las lenguas originarias.

“Por siglos nuestro pueblo ha sido víctima de un genocidio espiritual, cultural y físico en las manos del imperialismo americano (estadounidense) y sus regímenes coloniales. Desde el principio el AIM reconoció esta necesidad de establecer nuestras propias escuelas para enseñar nuestra propia cultura, lenguaje, música y arte”.

Llamadas Escuelas de la Sobrevivencia, el Corazón del Planeta, “estas se han convertido en un modelo que otros han seguido,” dijo Bellecourt una entrevista para la organización Sinn Fein del Movimiento Republicano Irlandés en 1995.

Guerreros de este siglo: respetados u odiados pero nunca ignorados

Fundado en 1968 al calor de las luchas civiles, el American Indian Movement fue una organización de jóvenes militantes surgida como repuesta a la brutalidad policíaca. Entre sus fundadores se destacan el hermano de Bellecourt, Clyde, Dennis Bank, Harold Good Sky, Russell Means, Leornard Peltier y George Mitchell.

Por el denominado “camino rojo” el movimiento de AIM logra la simpatía inmediata de miles de jóvenes indígenas expandiéndose rápidamente por el país en la defensa de las naciones originarias y la recuperación del orgullo y su cultura.

“Las cosas nunca volvieron a ser las mismas y de eso se trata el American Indian Movement. Fueron respetados por muchos, odiados por algunos, pero nunca ignorados; son la catálisis de la soberanía indígena. Desde el principio la gente del AIM fue “gente fuerte”.

“Tenían que serlo. AIM surgió de la oscuridad de la violencia, de la brutalidad policíaca y de la desesperación de un pueblo sin voz en los tribunales de Minneápolis (estado de Minnesota). Los integrantes de AIM conocen las cárceles por dentro. Por lo tanto el American Indian Movement, es una clase de guerreros de este siglo, destinados al lazo de unión de los tambores, que sufragan con sus cuerpos en vez de sus bocas. Su quehacer es la esperanza,” dijo WaBun-Inini en la citada entrevista.

Y puntualizó: “Cuando el Movimiento indígena Americano emergió en Minneápolis en 1968 un incendio salvaje se esparció por las ciudades y reservaciones. Fue una catálisis para que la gente entendiera que las raíces de nuestro árbol de la vida casi se han emblanquecido y muerto.”

En 1972 cerca de 500 indígenas se tomaron la sede de la oficina de Asuntos indígenas del gobierno en Wáshington. Bellecourt participó en las negociaciones de esta acción; que fue parte de la Caravana de la Senda de los Tratados Rotos, una protesta nacional, que en el otoño de 1972, fue programada para llamar la atención sobre las difíciles condiciones de vida de los pueblos indígenas. Al año siguiente como Director Nacional del AIM, Bellecourt habló en la Naciones Unida en Nueva York en defensa de los derechos de su pueblo.

Como representante del Consejo Internacional del Tratado indígena fue uno de los organizadores de la primera conferencia internacional sobre tratados en 1974. El líder fue parte importante del movimiento para liberar a Leonard Peltier, miembro del AIM, acusado de matar a dos agentes del FBI en una confrontación en la reservación indígena de Pine Ridge en 1975. Bellecourt fue encarcelado después de derramar su propia sangre en la embajada de Guatemala en Wáshington protestando por la masacre de más de 100 mil indígenas en ese país.

Hombre del Amanecer fue vocero internacional del Consejo de Dirección Superior del AIM en Minneápolis y se reunió con numerosos líderes internacionales como Daniel Ortega, Yasser Arafat y Moammar Gadhafi. Recorrió el mundo defendiendo y explicando las pésimas condiciones del pueblo indígena en Estados Unidos y denunció al gobierno de Wáshington por los más de 400 tratados que ha roto o no ha respetado.

Como presidente de la coalición nacional sobre Racismo en los Deportes y los Medios de Comunicación, pasó sus últimos años combatiendo el despreciable uso caricaturesco de nombres indígenas en las simbólicas “mascotas” de los equipos de fútbol americano. Por esas acciones fue detenido dos veces, una durante las protestas en contra del equipo Los Indios de Cleveland el cual tenía de “mascota” un personaje denominado “Jefe Wahoo”.

“Comenzando con la llegada los “peregrinos” a Plymouth Rock, alrededor de 16 millones de nosotros fuimos exterminados, incluidos pueblos enteros en Wáshington; jóvenes indígenas fueron vendidas como esclavas sexuales en subastas de pueblos mineros y muchachos fueron esclavizados en las rancherías.” recordaba. En 1993 Bellecourt fue distinguido con el Premio Martin Luther King por los derechos humanos.

Siempre Wounded Knee

83 años mas tarde en el mismo lugar, cansados de un gobierno tribal corrupto y de las constantes provocaciones y represiones de la propia policía indígena en concomitancia con vigilantes blancos y agentes federales, un grupo de ancianos sioux decidió que era hora de enfrentar las terribles condiciones sociales y represivas.

Los ancianos del histórico pueblo de Wounded Knee (Rodilla Herida) pidieron a los guerreros de AIM ayuda. El 27 de febrero de 1973, más de dos mil indígenas llegaron a la reservación Pine Ridge en Dakota del Sur y con un admirable valor y pocas armas se tomaron el pueblo.

Wounded Knee es un lugar sagrado donde se llevo a cabo, en el siglo XIX la masacre mas horrenda en la historia de Estados Unidos. El nombre del poblado corresponde al nombre del río que atraviesa la zona. En sus orilla el corazón del jefe sioux Crazy Horse, Caballo Desbocado, fue enterrado por su familia después de su asesinato en 1877.

Inmediatamente la toma llamo la atención nacional y mundial. El 12 de marzo, los indígenas declararon a Wounded Knee como un territorio soberano de la nueva nación Oglala Sioux de acuerdo al tratado de Laramie de 1868, que reconoce al pueblo sioux como una nación independiente. Era un pequeño poblado rodeado por cientos de agentes federales armados hasta los dientes.

A las afueras del pueblo ocupado, Bellecourt se encargó de conseguir recursos y actuó como representante de la ocupación, que duro 71 días. Hubo un acuerdo y ambas partes se replegaron. Dos activistas, Frank Clearwater y Buddy Lamont, fueron muertos por agentes federales y varios otros resultaron heridos. Este nuevo Wounded Knee marcó el inicio de una represión selectiva y mortal del FBI, la misma que masacró a los jóvenes militantes negros del Partido Pantera Negra para la autodefensa.

Pero desde ese momento en adelante, todo cambió. Nuevamente la historia descendió en Wounded Knee. Desde ese instante la lucha indígena logró un importante salto cualitativo nacional e internacional y el AIM logró un reconocimiento y valorización por parte de su propio pueblo.

El espíritu de la masacre de Wounded Knee.

En febrero de 1890, Washington rompió otro de los tantos tratados firmados con las naciones indígenas, robándole gran parte de las tierras al pueblo sioux en Dakota del Sur. El 29 de diciembre un pelotón fuertemente armado de 500 hombres del ejército de los Estados Unidos rodearon un campamento de dos grupos indígenas (Miniconjou y Hunkpapa) en Pine Ridge, para expulsarlos en tren al Estado de Nebraska.

Las tropas tenían órdenes de desarmar a los sioux y exiliarlos por las buenas o por las malas. Un sioux se negó a entregar su rifle, comenzaron los disparos y al finalizar la masacre resultaron muertos más de 250 guerreros sioux, incluidos niños y mujeres desarmadas, más heridos y desaparecidos. 25 soldados resultaron muertos, la mayoría por sus propios proyectiles.

Una Danza de Los Espíritus para WaBun-Inini

Quizás una de las mas importantes dentro del mundo cultural indígena en Estados Unidos, esta danza es una de las expresiones corporales mesiánicas mas profundas y quizás la menos entendida. Es una danza del trance, de la comunicación con el mundo de los espíritus, del augurio, del anuncio, de la paz y de la guerra.

Fue una danza muy temida por el hombre blanco. Los que la practicaban se transformaban en poderosos guerreros invulnerables a las balas luchando al lado de sus más queridos espíritus.

Tan profunda como la vida misma la Danza de Los Espíritus nació al fragor de la sobrevivencia, en un momento histórico trascendental, en medio del genocidio del hombre blanco, que trató por todos los medios de acabar con ella. Se convirtió en una danza secreta, y su ejecución dentro de la cultura sioux, su significado y la fuerza espiritual que se lograba de ella, fue una de las razones que llevaron al hombre blanco a exiliar a este pueblo causando la masacre.

El jefe sioux Big Foot, Pie Grande, que se había escapado después del asesinato de su lider Sitting Bull, Toro Sentado, fue un líder promotor de la poderosa Danza de los Espíritus y uno de los últimos jefes indígenas en rendirse al hombre blanco. Big Foot también fue asesinado en Wounded Knee.

Al desconectar el respirador artificial que lo tuvo suspendido por varios días, WaBun-Inini se preparó para pasar a ser espiritu. Y lo logrará cuando su pueblo concluya su estado de dolor por el ser querido que cabalga por última vez. Sólo en ese momento WaBun-Inini será espiritu en la danza, en la historia y en la lucha de su pueblo.

—————————-

* Periodista. Reside en Estados Unidos..

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario