Dic 20 2014
605 lecturas

Despacito por las piedras

RUSIA Y PETRÓLEO, ENTRE EL PROTAGONISMO Y LA CRISIS

No caben dudas que fue Rusia uno de los grandes protagonistas del siglo XX. Primero fue la Revolución Comunista; luego la construcción de la Unión Soviética; le siguió su gigantesco sacrificio en la Segunda Guerra Mundial; por fin la Guerra Fría y la implosión posterior. Luego de algunos años de desconcierto y miseria empezó a emerger nuevamente el orgullo ruso. Guiados por cuadros provenientes de la vieja escuela del Partido Comunista, bajo banderas nacionalistas, Rusia volvió a tener peso en la política internacional.

Los recientes y estratégicos acuerdos con China preocupan a los Estados Unidos y otros países occidentales. Además de los resabios del viejo poder militar, el petróleo y el gas fueron las armas principales con las que Rusia obligaba a los poderes mundiales a establecer negociaciones. Cuando llega el fin de año, con sus evaluaciones anuales, son muchos los que presentan a Vladimir Putin como el hombre más poderoso de la tierra. Esto ocurre en medio de una profunda crisis que atraviesa al conjunto de la economía rusa. Ahora, cuando se están derrumbando los precios de los hidrocarburos Rusia, al igual que Irán y Venezuela, siente los efectos de ese golpe. Los 2/3 de sus exportaciones son hidrocarburos. El rublo, la moneda rusa, siguió la curva del petróleo y en los últimos tiempos perdió el 50% de su valor respecto al dólar y la inflación es cercana al 10%. Esta situación se ve agravada por las sanciones que le ha impuesto Europa, evitando comprar productos rusos, a raíz del conflicto en Ucrania. Estados Unidos ofrece su apoyo económico y reducir o eliminar las sanciones siempre que Rusia convalide al nuevo poder anti-ruso que se ha instalado en Ucrania, que afecta a varias nacionalidades cercanas a Rusia. La resistencia de esos pueblos cuenta con la simpatía y apoyo de los rusos.

Juan Guahán, Question

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario