Nov 15 2010
614 lecturas

Política

Sabotaje al Metro de Caracas anticipa choque de trenes

Néstor Francia.*

La decisión de liberar a los detenidos por el secuestro de dos trenes del Metro es un espaldarazo a la impunidad de los guarimberos. Y una luz verde a los planes desestabilizadores de la oposición, aunque también desmiente que la justicia venezolana actúe bajo las órdenes de Chávez.

Mientras un juez deja libre al grupo de saboteadores, el partido de derecha Voluntad Popular, que el pasado viernes participó activamente en el secuestro y sabotaje de los dos trenes en la estación Pro-Patria, insistió este domingo en su llamado a continuar el sabotaje en las instalaciones de este medio de transporte:

“Invito a los usuarios del metro para que a partir de este lunes 15 de noviembre se unan al Pitazo, todos deben cargar un pito en sus bolsillos y cada vez que haya un retraso en el metro o una falla, saquen sus pitos y los suenen”, reza un aviso de prensa firmado por Ismael León, de ese grupo contrarrevolucionario. Esto no es sino la continuación del calentamiento opositor hacia la ofensiva generalizada que lanzarán a partir del 5 de enero.

Dicha ofensiva tendrá como caja de resonancia la Asamblea Nacional, que se convertirá en un set de Globovisión, y como factores-pivote principales a estudiantes de la derecha, gremios y sindicatos controlados por el viejo sindicalismo adeco-copeyano y afines, falsos “comités de usuarios” y grupos preparados para acciones focalizadas, como la que se dio en el Metro, todo ello potenciado públicamente por la canalla mediática.

Es probable que estas acciones focalizadas que adelanta Voluntad Popular se enfrenten al “Plan Despliegue” preparado por el Metro de Caracas. A partir del lunes 15 de noviembre y hasta el próximo 15 de diciembre, la Compañía Anónima Metro de Caracas pondrá en funcionamiento ese operativo, con el cual se ampliará considerablemente el número de funcionarios a lo largo de las estaciones de la línea 1, debido a la demanda de usuarios registrada en torno a las festividades decembrinas. En total serán mil 155 personas, pertenecientes al área administrativa del Metro de Caracas las que darán vida al operativo, apoyando de manera directa al personal fijo en las estaciones como operadores, funcionarios de seguridad, entre otros.

El Plan Despliegue estará en funcionamiento en las estaciones Pro-Patria, Pérez Bonalde, Plaza Sucre, Gato Negro, Agua Salud, Capitolio, La Hoyada, Parque Carabobo, Bellas Artes, Plaza Venezuela, Sabana Grande, Chacaíto, Chacao, Altamira, Miranda, Los Dos Caminos, Los Cortijos, La California, Petare y Palo Verde, para un total de 20 estaciones. Durante el mes de actividades del Plan Despliegue se llevará a cabo un acondicionamiento intensivo extraordinario en las instalaciones internas de las estaciones de la línea 1 del Metro de Caracas.

Entre los trabajos a realizar destacan mantenimiento y limpieza a las señalizaciones, accesos, escaleras fijas, andenes y mezzaninas, así como equipos metálicos, techos y casetas de operaciones. También se hará una revisión correctiva a las luminarias de las estaciones. En esta parte del operativo participarán 270 personas entre trabajadores de Metro y Consejos Comunales, los cuales ejecutarán sus labores desde las 9:00 de la mañana hasta las 4:00 de la tarde.

Si este operativo es exitoso, los usuarios de ese medio de transporte podrán establecer claramente la comparación entre la oposición alborotadora y un gobierno que está trabajando para tratar de paliar y solucionar los reales problemas del Metro, exagerados por la oposición y la canalla mediática para tratar de convertirlos en justificativo de sus actos conspirativos y hasta terroristas.

La problemática del Metro sirve también a la oposición para intentar poner de lado las informaciones sobre las estafas inmobiliarias y las expropiaciones del gobierno en ese sector. De hecho, hoy los principales diarios nacionales de la canalla mediática (El Universal, El Nacional, 2001, y hasta Ultimas Noticias) destacan en primera plana, y con titulares principales, el tema del Metro.

El derrotero que ha tomado el asunto de las inmobiliarias es absolutamente negativo para la oposición, pues cada día que pasa se hace más claro que las medidas del gobierno buscan proteger a sectores vulnerables de la clase media frente a la voracidad de la burguesía.

Se ve al gobierno defendiendo a los afectados y a la oposición ubicada al lado de los estafadores inmobiliarios, que son una especie bien conocida por los venezolanos desde hace tiempo. De manera que con el espectáculo en torno al Metro los opositores matan dos pájaros de un tiro: generan ambiente de conflictividad y a la vez ponen en segundo plano un tema que se les ha tornado incómodo, más aun con las más recientes medidas anunciadas por Chávez.

El presidente anunció la aprobación de créditos para remodelar viviendas a las personas que fueron víctimas de las estafas inmobiliarias. Por su parte, el ministro para la Vivienda y Hábitat, Ricardo Molina, dijo que se está evaluando un plan de acción para dotar los apartamentos: “PetroCasa está trabajando en un plan para la fabricación de mobiliarios con productos petroquímicos y vamos a comenzar con estas experiencias”. Pura ganancia para la imagen del gobierno.

El presidente Chávez ordenó igualmente instalar una Sala Situacional con la finalidad de ejecutar acciones en contra de las inmobiliarias responsables de retrasos de obras habitacionales. Chávez afirmó acertadamente que “Aquí tiene que haber presos. Esto no puede terminar como que si nada pasó. Aquí tiene que haber empresas con maquinarias confiscadas. Mano dura, hay que aplicar contra estas mafias”.

El fascismo se mueve y escribe

Entretanto en los frentes interno y externo el fascismo se mueve agresivamente, lo cual presenta la perspectiva de una segunda década del siglo llena de vicisitudes imprevisibles, no solo para Venezuela sino para toda América Latina.

En lo interno, la Mesa de Unidad Democrática envió una misiva al secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, en la que alerta de las “amenazas a la democracia” que representan declaraciones como las del general Henry Rangel Silva. En su empeño de provocar la intervención externa en nuestra Patria, estos reptiles solicitan a Insulza “prestar una especial atención y seguimiento a estos graves desarrollos”.

Ramón Guillermo Aveledo, figura emblemática de la MUD, asegura que las afirmaciones de Rangel Silva contravienen el artículo 4 de la Carta Democrática Interamericana y además que la misión de la OEA “requiere un esfuerzo permanente para prevenir y anticipar las causas mismas de los problemas que afectan al sistema democrático de gobierno, como lo dice en los considerandos la Carta Democrática Interamericana”. Es la doctrina de las acciones “preventivas”, tan cara al imperio y tantas veces aplicada en distintos lugares del mundo.

Se "debatirá" en Wáshington

Mientras, la nueva sala de conferencias del Centro de Visitas del Congreso de Estados Unidos en Washington será sede el próximo miércoles 17 de noviembre de un encuentro titulado “Peligro en los Andes: Amenazas a la democracia, los derechos humanos y la seguridad interamericana”.
Los temas principales que se discutirán en el seno del Congreso estadounidense evidencian una escalada en agresiones contra países como Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador y Nicaragua, todos miembros de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA), e incluyen “debates” fundamentados en tres interrogantes:

– ¿Están bajo peligro la democracia y los derechos humanos por el desarrollo del ‘Socialismo del Siglo XXI’ en Venezuela, Ecuador y Bolivia?

– ¿La ALBA de Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua constituye una amenaza a los intereses estadounidenses y la seguridad interamericana?

– ¿La política de Estados Unidos hacia la región está equipada para responder a la erosión de la democracia y la influencia peligrosa de actores hostiles como Irán, grupos terroristas y narcotraficantes?

El acto está patrocinado por el Congreso de Estados Unidos y contará con la participación de los jefes de las comisiones de relaciones exteriores, incluyendo a Elliot Engel, demócrata de Nueva York y actual jefe del Sub-Comité de Relaciones Exteriores para el Hemisferio Occidental; Connie Mack, republicano de Florida y próximo jefe del Sub-Comité de Relaciones Exteriores para el Hemisferio Occidental; Ileana Ros-Lehtinen, republicana de Florida y próxima jefa del Comité de Relaciones Exteriores; y Ron Klein, demócrata de Florida y miembro del Sub-Comité de Relaciones Exteriores para el Hemisferio Occidental.

La presencia tanto de demócratas como de republicanos en él contra los países de la ALBA evidencia que la política agresiva de Wáshington hacia América Latina es una política bipartidista, y una política de Estado del imperio estadounidense. Junto a estos congresistas, estarán participando figuras de la extrema derecha latinoamericana como “expertos” para disertar sobre lo que ellos consideran una “amenaza” a su poder e influencia regional.

Por Venezuela estará Guillermo Zuloaga, criminal fugitivo de la justicia venezolana y golpista; por Bolivia participarán miembros de los grupos separatistas y terroristas de Santa Cruz, como Luis Núñez, presidente del comité cívico de Santa Cruz y Javier El-Hage, representante de la nefasta Fundación de Derechos Humanos, capítulo Bolivia. La Fundación de Derechos Humanos es una organización creada por el venezolano Thor Halvorrsen (hijo) que se dedica a atacar al gobierno de Hugo Chávez y que ha solicitado la intervención militar de Estados Unidos en Venezuela.

También participarán el Presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Alejandro Aguirre; el antiguo director de la USAID para América Latina, José Cárdenas; el ex zar anti-droga de Estados Unidos, John Walters; Joel Hirst del poderoso Consejo de Relaciones Exteriores, un gobierno de “sombra” en Washington; Otto Reich, antiguo embajador de Estados Unidos en Venezuela (quien liberó al terrorista Orlando Bosch de la cárcel venezolana) y que también fue Asistente Secretario de Estado para América Latina durante el golpe de Estado en Venezuela en 2002; y Roger Noriega, también ex Asistente Secretario de Estado para América Latina del gobierno de Bush y antiguo embajador de Estados Unidos ante la OEA.

Habrá representantes de Ecuador, como el abogado derechista Edgar Terán, y el congresista Enrique Herrería, y otros representantes de institutos (think-tanks) de la derecha estadounidense.

Anfitriones adicionales de esta movilización terrorista incluyen a la organización venezolana en Miami FUNDAPREFC (www.fundaprefc.org, creada por la golpista Yuri López Pérez, que se dedica a defender a los comisarios de la policía metropolitana condenados por homicidio múltiple durante el golpe de Estado de abril 2002: Lázaro Forero, Iván Simonovis y Henry Vivas.

También lo patrocina el Instituto Interamericano para la Democracia, fundado por el argentino Guillermo Lousteau Heguy en Miami y que cuenta con miembros en su directiva como los terroristas cubanos Carlos Alberto Montaner y Armando Valladares. Este Instituto realizó un encuentro titulado “Desayuno con Lucio Gutiérrez” el 23 de septiembre de 2010, curiosamente una semana antes de la intentona de golpe contra el Presidente Rafael Correa en Ecuador —que fue dirigida por Gutiérrez.

Otros anfitriones incluyen a la Fundación Heritage, American Enterprise Institute (AEI),  Centro para una Política de Seguridad y el Instituto Hudson, cuatro “think tanks” de la extrema derecha estadounidense que se han dedicado a agredir a Venezuela durante los últimos años, publicando “informes” sobre las “amenazas” del gobierno de Hugo Chávez y canalizando fondos multimillonarios a sectores desestabilizadores de la oposición venezolana.

Finalmente, participa el Foro de las Américas (Americas Forum), organización fundada por Otto Reich y Roger Noriega, entre otros miembros de la extrema derecha latinoamericana en Estados Unidos, para formular estrategias de agresión contra los países de la ALBA.

Todo ello evidencia que luego de las elecciones legislativas en Estados Unidos el pasado dos de noviembre, durante las cuales la derecha estadounidense logró una mayoría contundente en el Congreso, la política de Wáshington hacia América Latina será mucho más agresiva y peligrosa durante los próximos meses.

Ejército de Bolivia: un paso adelante

Se acerca en esta parte del mundo un choque de trenes. Porque frente a los aquelarres en los cuales el fascismo prepara su contraofensiva contra los pueblos de América Latina, estos no cejan en su empeño de luchar por la soberanía y la justicia. Ayer mismo se informó que el ejército boliviano se declaró socialista, antiimperialista y anticapitalista en el marco de la celebración del bicentenario de su creación, según manifestó este domingo en un acto castrense el comandante de esa arma, general Antonio Cueto.

El ejército surge “como una institución socialista, comunitaria y como tal nos declaramos antiimperialistas”, dijo Cueto quien, en la misma ceremonia, fue ratificado por un año más en el cargo por el presidente Evo Morales, como capitán general de las Fuerzas Armadas, por imperativo constitucional.

“También nos declaramos anticapitalistas porque este sistema está destruyendo a la madre Tierra”, agregó. Cueto señaló además que “así como rechazamos la guerra nos reservamos el legítimo derecho a la defensa de nuestro territorio, de los recursos naturales como la madera, el oro, los hidrocarburos, el litio, entre otros… no vamos a permitir bajo ninguna circunstancia la instalación de bases militares de potencias en nuestro territorio”

En el mismo acto castrense el presidente Morales afirmó que “el gran pensamiento del ejército es antiimperialista desde su fundación”, a principios del siglo XVIII, cuando combatió contra el imperio español. Evo expresó que “Si cualquier imperio nuevamente intentara, con cualquier pretexto, lucha contra el narcotráfico o terrorismo, intervenir militarmente, mi pedido a los comandantes, a los cadetes de las Fuerzas Armadas, es estar preparado como antes, como el año 1810 se prepararon en guerrillas por la independencia”.

El presidente boliviano afirmó también que el imperialismo “so pretexto de lucha contra el terrorismo lo que planifica es cómo nuevamente disponer de los recursos naturales para las transnacionales y de esta manera implementar el saqueo”. Esta última es la razón fundamental del mencionado evento del fascismo continental. No quede duda de que hemos ingresado a una década decisiva en el transcurso de esta batalla.

* Analista de asuntos políticos.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario