Oct 12 2009
549 lecturas

Política

Sacerdote Marco Arana: “Es folclórico que la izquierda rodee a Humala”

Emilio Camacho*
Sacerdote, crítico de la actividad minera y probable candidato a la Presidencia, marca distancia del humalismo, pero también de postulados tradicionales del catolicismo. Dijo al diario Perú21 que convocaría a un referéndum para definir si se deben hacer modificaciones a la Constitución y aseguró que tiene más tiempo dentro del movimiento social que el líder nacionalista.

Es de las pocas figuras políticas que da entrevistas mientras toma café con leche. Marco Arana se prepara para entrar en la contienda electoral y desplazar a los pesos pesados de la política. En teoría, va con ventaja, pues en su oficio los milagros son moneda corriente.

-¿Está construyendo una candidatura o un movimiento político?
-Estamos construyendo un movimiento político para institucionalizar la credibilidad en los partidos que está tan venida a menos. En cambio, constituir una candidatura parece que no es tan complicado, hay que ver los últimos procesos electorales en el país.

-¿Y ese es un hecho real o una declaración de buenas intenciones? Se lo digo porque usted habla de construir un movimiento político, pero Tierra y Libertad lo presenta como candidato, y sus últimos viajes por el país hacen suponer que ya está en campaña.
-Mire, uno de los temas centrales que hemos planteado es la creación de nuevas formas de hacer política, y una de ellas es crear un partido de liderazgos múltiples. Claro que encontramos resistencias, incluso al interior…

-¿De su propio movimiento?
-De los que van siendo componentes. Estamos conscientes de que la política en el Perú se ha vuelto antropomórfica. Es lo que es el rostro del candidato. Entonces, la mayor preocupación es cómo lo conocen a uno. Es en esa perspectiva que se puso mi nombre o alguna fotografía.

-Si piensa que la política no debería ser antropomórfica, ¿no fue un desatino adelantar que podría ser candidato?
-Lo que ocurre es que hay dos dimensiones. Primero, esta dimensión popular que piensa que el partido es la persona. Es increíble la cantidad de presión que recibimos de bases provinciales que nos piden sacar afiches o almanaques con rostro.

-¿Y usted se ha resistido?
-Yo y el Comité Nacional. Hemos dicho que no vamos a lanzar nada todavía.

¿Y realmente cree que tiene la proyección nacional que se necesita para ganar la elección?
-Lo que creo que hay es una demanda muy fuerte de amplios sectores del electorado que consideran que se debe introducir un cambio. Eso es en el lado electoral. Del lado estrictamente personal, siento que a lo largo de los años hemos avanzado, en términos de participación ciudadana, para conseguir modificaciones en algunas normas o para que se elaboren lineamientos de política ambiental. Cajamarca es la primera región en tener una política regional ambiental.

-¿Hemos? ¿Nunca habla de usted en en primera persona?
-Es que toda mi experiencia de vida está vinculada al trabajo con equipos. Siempre he participado en comunidades cristianas. Ahora, si usted me pregunta qué capacidades tengo, le puedo decir que yo estudié sociología, me especialicé en desarrollo rural, fui uno de los primeros alumnos de mi facultad. Algunos piensan, y es parte de la campaña de demolición en mi contra, que yo apenas sé hacer misas. Yo tengo formación académica rigurosa en sociología, gestión pública y temas ambientales.

-¿Le queda tiempo para dar misa?
-La hago todos los domingos.

-¿Y cuál es su definición exacta del chavismo?
-Es un régimen autoritario con respaldo popular. Ese es un tema que los venezolanos deben decidir.

-En los últimos meses ha estado en Chimbote, Puno, Cusco, Ica. ¿Quién financia sus viajes?
-A Ica fui invitado por la Coordinadora de Derechos Humanos; a Puno, por los estudiante de Antropología de la Universidad del Altiplano; a Lambayeque, por la Junta de Usuarios de Riego. Los que me invitan son los que pagan.

-¿Se equivocan quienes piensan que su movimiento es el partido de las ONG?
-Totalmente. Tierra y Libertad no tiene una institucionalidad detrás de la cortina. Nosotros no creemos en el poder de la billetera.

-Usted plantea el celibato opcional para los sacerdotes, la instalación del Estado laico y cuestiona al Vaticano por no ser enérgico con las dictaduras latinoamericanas, como sí lo fue con las dictaduras comunistas…
-Pero todos esos no son pedidos solitarios. Son parte de corrientes sólidas dentro de la Iglesia.

-Parece que usted no busca que la jerarquía de la Iglesia lo secularice, sino que lo excomulgue.
-No sería la primera persona que es expulsada de la Iglesia por adecuación con su propia conciencia.

-Jesucristo decía “mi reino no es de este mundo”. ¿Por qué se esfuerza en contradecirlo?
-Cuando Jesús señala que su reino no es de este mundo no estaba cayendo en el dualismo platónico de la otra vida. El estaba diciendo “el que cree en mí, ya tiene vida eterna”. La vida eterna no viene después de que todos han muerto. Se debe trabajar por mejores relaciones humanas ahora. Lo otro es maniqueísmo.

*Periodista de Perú 21

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario