Ene 5 2005
292 lecturas

Economía

Se erosiona la paz social en Chile

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Llama la atención a muchos turistas e inmigrantes latinoamericanos la pulcritud y eficiencia del tren subterráneo que sirve al transporte público de pasajeros en Santiago de Chile. Pocos -si alguno- advierten el desgaste de las escaleras de acceso o de los andenes. El Metro estaba en plena construcción cuando la muerte de Allende, en 1973.

Y en este orgullo de los santiaguinos se produjo otro desgaste: el de los trabajadores que construyen los túneles y las estaciones que permitirán prolongar sus líneas hacia los barrios alejados de la capital.

“Compañeros -dice un documento firmado por el dirigente Sergio Alegría que circula desde mediados de la mañana del cinco de diciembre-: los trabajadores de la obra en construccion Metro Santiago, agrupados en el Sindicato interempresa nacional de trabajadores contratistas y subcontratistas (SINTRAC-CND) están paralizados”.

Las obras, a cargo del consorcio multinacional Balfour Beatty & Mendes Junior S.A.,no “respeta las mínimas normas laborales” y de seguridad de los obreros, exigiéndoles un ritmo de trabajo que los pone en riesgo. “Las obras estan tomadas, la empresa solicito el apoyo de la policia (carabineros) y amenazo con iniciar los despidos en estos momentos”.

Por la tarde, luego de la negativa de la empresa Balfour Beatty & Mendes Junior S.A. a los trabajadores de la obra Sistema de vias línea 4 y línea 4 a, Metro de Santiago, en cuanto a considerar el petitorio entregado, ésta se retractó y convocó al sindicato a negociar. La negociacion deberá terminar el 20 de enero.

La movilizacion logró detener los despidos hasta terminar con la negociación. Los trabajadores decidieron volver al trabajo hasta la próxima semana, en que se inicia la negociacion.

Huelga legal y represión brutal

El pasado 30 de diciembre los trabajadores y dirigentes de Cerámicas Cordillera -materiales para la construcción- apostados frente a la entrada de la empresa fueron reprimidos con inusitada violencia, con un saldo de más de diez detenidos, entre ellos el presidente del sindicato, Luis Salazar. La huelga era legal y se había hecho efectiva a la entrada del primer turno de trabajo.

El conflicto se desató al negarse de plano la trasnacional -de capitales belgas, Holding ETEX- a considerar un aumento del salario de sus obreros pese a las utilidades que obtiene. La libertad económica es un camino con una sola vía.

fotoRecuperar el sindicato

Un importante numero de delegados sindicales del Sindicato de montajistas indiustriales (SINAMI) se ha propuesto recuperar la organización para sus integrantes. Medianteuna declaración hicieron publico su malestar e inquietudes frente a una serie de problemas que los afectan. El mensaje enviado por el sector renovador expone, entre otros, los siguientes puntos:

“1° Creemos que no es una casualidad que, a casi a dos años de que asumiera este directorio no se haya desarrollado ningún conflicto laboral reivindicativo en ninguna de las faenas en que ha estado presente el SINAMI. Mas bien tenemos la certeza (de que) se ha hipotecado la lucha de los trabajadores a cambio del bienestar de un grupo de dirigentes y sus familiares.

“2° No crea el empresariado que por haber firmado algún acuerdo entre cuatro paredes (…) tienen garantizada la ausencia de conflictos. (…) La ausencia de conflicto no ha sido sinónimo de mejoría en las condiciones laborales de los Montajistas, ni que se respeten las normas laborales y de seguridad o que se haya terminado con las siniestras listas negras”.

En el plano interno los renovadores cuestionan la administración de los fiondos del sindicato, en manos de una hermana del presidente del mismo; también preguntan por el destino de una fuerte suma de dinero proveniente de un acuerdo de pasajes con una aerolínea, acusando a algunos dirigentes de repartirse alrededor de 22 millones de pesos.

Economía liberal

foto
Según apreciación de la estadounidense Heritage Foundation, la economía chilena es “la más liberal” de Latinoamérica -ocupó el décimoprimer lugar entre 155 paoses- y única que merece dicha calificación en el área. Las economías de Cuba y Venezuela fueron consideradas represivas (sic) y la argentina quedó casi al final de la lista.

Hong Kong lideró el “ránking” de libertad en el funcionamiento del mercado. Otras economías de América Latina que quedaron sobre el puesto 50 fueron El Salvador, en el 24; Uruguay, en el 43; Costa Rica, México y Perú, entre otros, fueron calificados sólo como “mayormente liberales”.

El informe fue publicado por The Wall Street Journal. En él se destaca que la ex colonia británica lideró el índice de libertad económica por úndécimo año consecutivo, Singapur quedó en el segundo lugar. EEUU no figura entre las 10 primeras por primera vez desde que comenzó a publicarse el índice, en 1994: bajó al lugar número 12.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario