Jun 22 2010
607 lecturas

Opinión

Se vienen cruentos y decisivos momentos para Venezuela y el mundo

Néstor Francia.*

No hay que tomarse a la ligera la reiteración por parte de Chávez de la denuncia en cuanto a la existencia de planes de magnicidio para con ello detener el avance de la revolución. El presidente sostuvo que la oposición anda desesperada porque ve como avanza el proceso de cambio socialista, y que por ello “andan pensando incluso, de nuevo, en matarme… Hay gente buscando dinero para pagar el precio de matarme, andan desesperados buscando militares golpistas”.

Lo de la desesperación opositora no es, por supuesto, un invento de Chávez. Para muestra basten dos botones.

Uno es el artículo de Fausto Masó el fin de semana, donde señala que “Hay miedo en el país, lo que se traduce en una avalancha de mensajes de Twitter. Por la calle preguntan, ¿qué hace la Mesa de la Unidad? ¡Ni una protesta!, se quejan. En el país sobran los artículos y las declaraciones, algunas de la mesa, sin que nada pase, pero los que más critican apuestan a que la comisión de la OEA, la ONU, los marines les quitarán de encima a Chávez y como nada ocurre, apoyan a los que toman posturas radicales, y hacen circular rumores que juran provienen de buena fuente… El país siente a la oposición indefensa, ya no le bastan análisis jurídicos que demuestren la imposibilidad de que ocurra: Chávez lo está haciendo.

"Tampoco consuela ya escuchar a un economista que con toda razón anuncia que rodamos barranco abajo. La oposición lucha contra un adversario de 400 kilos de peso, armado con una mandarria, con la ventaja de que casi 4 millones de venezolanos trabajan para el Gobierno, o reciben becas, bonos, etc.”.

También es bueno revisar el siguiente fragmento de la melodramática carta de Iván Simonovis con ocasión del Día del Padre:

“Es ineludible para mí referirme a la situación del país. Lamento decir esto, pero considero que estamos hundidos en el letargo mientras el gobierno ha configurado poco a poco una hegemonía comunicacional, para ‘construir y dotarse’ de una plataforma en el campo de la radio y la televisión… ¡Están en campaña electoral y nosotros viendo el mundial!…

"Desde mi óptica y detrás de estas paredes pienso que estamos inmersos en la desidia. Para muestra un botón: estamos a punto de perder el último bastión de comunicación masiva y efectiva, Globovisión, y nadie hace nada ¿Esperaremos que le hagan igual que a RCTV? Conciudadanos, amigos, despierten de una vez, no sigan soñando. O reaccionan o desaparecemos, debemos hacernos notar con una manifestación masiva, que se entienda que los descontentos somos mayoría. Audaz, para no pisar las trampas de violaciones a principios constitucionales”

Estas dos opiniones refuerzan una percepción que parece cada vez más clara: la oposición va a perder las elecciones parlamentarias, la Mesa de la Unidad es un inútil y confuso conglomerado de partidos y líderes comodones y tradicionales, y nada, ni siquiera las intensas campañas de la canalla mediática, ha logrado cambiar la situación de desmovilización de la base social opositora. Todo ello conduce a algunos sectores al desespero, y comienzan a reaparecer quienes proponen bajo cuerda darle la patada a la mesa y volver a los caminos verdes de la conspiración golpista, que incluye la posibilidad del magnicidio.

En medio de todo esto, cada vez es más claro que el concepto fantasioso de la “tercera vía” se diluye ante la rodada directa de sus voceros al osario de los cadáveres de la derecha. El tránsfuga Henry Falcón declaró lo siguiente:

 “… Vemos con mucha preocupación, que el Presidente insista con tanta vehemencia en convertir a nuestro estado, en un cementerio de empresas… Es muy lamentable que sigamos perdiendo puestos de trabajo por la errada política del gobierno nacional de persecución y ataque a los trabajadores, a las organizaciones sindicales y a la empresa privada. Además de generar desempleo, se aumenta la inseguridad jurídica y los inversionistas frenan sus proyectos para evitar que sus empresas sean tomadas por algún capricho presidencial… El Presidente de la República, Hugo Chávez, perdió el rumbo alejándose cada día más de la Constitución Nacional”.

Póngale a esta cita la firma de Julio Borges y no habrá cambiado nada.

"…Cruentos y decisivos acontecimientos"

Más de doce buques de guerra de Estados Unidos e Israel, incluido un portaaviones, pasaron por el Canal de Suez el viernes y se dirigen hacia el Mar Rojo. “Según testigos presenciales, los acorazados de EE.UU. fueron los más grandes que cruzaron el Canal en muchos años”, informó el sábado el periódico con sede en Londres al-Quds al-Arabi.

Esto confirma plenamente las opiniones de Fidel Castro en una de sus más recientes Reflexiones: “Las intenciones de Estados Unidos son obvias desde hace rato, a medida que su gobierno actúa obligado por sus propios designios sin alternativas posibles… Su propósito —acostumbrados a la imposición de sus designios por la fuerza—, es que Israel ataque las instalaciones productoras de uranio enriquecido en Irán, utilizando los más modernos aviones y el sofisticado armamento que irresponsablemente le suministra la superpotencia”.

Se avecinan grandes, cruentos y decisivos acontecimientos para el mundo.

En medio de esta situación, se incrementan las campañas internacionales contra Venezuela. Es por ello que no nos queda otra que poner nuestras barbas en remojo. En ese sentido, Chávez lamentó que los organismos de derechos humanos de la ONU y la OEA defiendan a la oposición, a la cual calificó de bandidos, y la acusó de cubrirse con el manto del anti-chavismo para justificar los delitos que ha cometido:

“Nos señalan desde Relatorías de Derechos Humanos de Naciones Unidas, desde la tristemente célebre Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, nos atacan”. Vayamos sacando las alpargatas, que viene joropo, golpe y galerón.

* Analista de asuntos políticos.

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario