Jun 6 2007
717 lecturas

Cultura

Señores políticos y autoridades: – CARTA ABIERTA CON LATINAZGO ÚTIL

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

De mi consideración:

Hace 25 siglos más o menos que los latinos instituyeron los anacíclicos o histeroproterón, que es todo dicho o palabra que leído de izquierda a derecha o viceversa, resulta de igual sonido y significación o que lo primero puede quedar al último o viceversa.

“Laus tua non tua fraus, virtus non capia rerus.
Scandere te facit hoc decus omnipotens”.

Este dístico latino esta hoy muy de moda en el mundo porque quiere decir:

“Tu mérito, no tus engaños; tu valer, no tus riquezas, te hicieron ascender a este puesto omnipotente”.

Leído al revés :

“Omnipotens decus hoc fecit te escandere rerum.
Copia non virtus, fraus tua non tua laus”.

Quiere decir :

” Te hicieron ascender a este puesto omnipotente tus riquezas, no tu valer ; tus engaños, no tu mérito”.

Muy de moda , ¿no?

————————————

* Empresario, inventor y escritor.
mdelaff@hotmail.com.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

2 Comentários - Añadir comentario

Comentarios

  1. MARIODELAFUENTE-ELDARDO
    27 abril 2010 23:16

    SR.
    DIRECTOR.
    Santiago de Chile , 27 abril 2010.-

    La ORGANIZACIÓN DE MILITARES DEMOCRATICOS DE CHILE, “OMIDECHI”, a los chilenos aclara..:

    1.-ACEPCION, Según la Academia, es el significado en que se toma una palabra o frase, la pluralidad de las acepciones se designa en lingüística POLISEMIA. ( varios significados a una misma palabra ).

    2.-ACIROLOGIA.: Es una figura que se comete “cuando alguna dicción se pone impropiamente de lo que significa”.

    3.-NUMERO.: Es un accidente gramatical que tiene aplicación a todas las partes variables y que nos sirve para indicar si un vocablo se refiere a una sola persona o cosa o a más de una.

    Hay otras imperfecciones gramaticales como que el subfijo “ais” , lo mismo que “vosotros”( ej. “juráis” ) es un “tuteo”, una vulgaridad y signo de mucha confianza y menosprecio con la persona a la que va dirigida, más que subirle el “pelo” y solemnizar el evento mediante el texto, definitivamente se trivializa y vulgariza.

    Por tanto…: En el momento de tomar el juramente al presidente NO SE DEBE DECIR….”JURAIS O PROMETEIS…..” por que en ambas se incurre en el defecto numeral, esto es se esta solicitando juramento a varias personas y no a una, y esta persona este envestida de dignidad y autoridad por lo que no se le debe vulgarizar y tratar con confianza.

    Pero tampoco se debe usar cuando el presidente toma juramento colectivo a sus Ministros, porque si bien es cierto que coincide en el numeral por tratarse de más de una persona, no es acertado su uso por tratarlos a todos ellos de manera vulgar y en desacuerdo con su dignidad.

    En un español moderno se debe decir…” JURA O PROMETE…”…”JURAN O PROMETEN”..

    Podrá estar en la constitución y por lo tanto ser legal, pero es gramaticalmente hablando, un error, QUE HEMOS REPETIDO DESDE HACE 200 AÑOS.
    Si vamos a mejorar la educación, empecemos por la Constitución.

    Agradeceremos su publicación
    Atte.

    MARIO A. DE LA FUENTE FERNANDEZ
    Escritor, Teniente de Carabineros ® de Chile
    PRESIDENTE DE OMIDECHI.

    ANTECEDENTES:
    a.-La difusión en francés del sufijo -ais (< ése < -ensis) se debió a su carácter productivo: se utilizó únicamente para formar derivados de nombres de lugar y de países; en tal sentido, muy a finales del siglo XIX aún podía reemplazar a otros patronímicos (basquais aparecía en vez de basque) ( gentilicios para las personas del país vasco ) Kr. Nyrop, Grammaire historique de la langue française. Copenhague, 1908, t. III (166, p. 92). b.-El nivel de desarrollo de las herramientas y recursos de Procesamiento del Lenguaje Natural depende fuertemente del idioma de que se trate. El inglés es, sin duda, el idioma que cuenta con más herramientas. El portugués y el español, aunque tienen un largo camino por recorrer, cuentan ya con diccionarios electrónicos, herramientas de lematización y/o stemming, etc. En cuanto al gallego, está casi todo por hacer, aunque hay equipos de investigación en la Universidade de Vigo (http://webs.uvigo.es/sli/) y en el Centro Ramón Piñeiro para a Investigación en Humanidades (http://www.cirp.es/) trabajando en distintos frentes. También, desde el año 2002, investigadores en Filoloxía Galego-Portuguesa e Informática (http://rosalia.dc.fi.udc.es/lbd) de la Universidade da Coruña están trabajando en el desarrollo de herramientas y recursos de recuperación de textos para el gallego.

    Algoritmo de stemming para el gallego ( para el sistema computacional de preservación de la lengua gallega )
    El algoritmo de stemming para el gallego está construido por reglas, tantas como sufijos existen en dicha lengua. Cuando una palabra debe ser reducida a su raíz, el algoritmo comprueba qué regla debe aplicarse, teniendo en cuenta sus sufijos. Para la construcción de estas reglas han seguido la Gramática da Lingua Galega (vol. II, III) (Freixeiro, 1999, 2000) y el Vocabulario Ortográfico da Lengua Galega (VOLGA) (http://www.linuxgalicia.org/diccionario/volga_revisado.zip )

    Etapa 1. Reducción de desinencias de plural. En esta etapa sólo se comprueban las palabras terminadas en –s, verificando si el vocablo acaba en alguna de las terminaciones de alguna regla, cambiando el sufijo por el indicado cuando corresponda. En el caso del morfema –s, este es simplemente eliminado. Así, si el término original es normais, el algoritmo cambia –ais por –al, produciendo la forma singular de la palabra (normal), que será posteriormente tratada a través de reglas de otras etapas.

  2. MARIODELAFUENTE
    5 diciembre 2012 23:47

    LAS ARMAS QUIMICAS Y LAS ARMAS BACTEOROLOGICAS. “LA MENINGITIS”
    ===============================================================
    mariodelafuente@chile.com

    La invención de este tipo de armas se debe a que los médicos buscaban una forma de crear nuevas enfermedades ya que habían curado a todos en el mundo y no quedaba nadie enfermo. Los militares, al ver la posibilidad de usar estas enfermedades como arma, decidieron jugar mientras decidían si era correcto usarlas y las han usado durante todas la historia.
    Las armas químicas y bacteriológicas están siendo usadas en la era moderna en la guerra comercial entre el Mc Donalds y Burguer King, creo firmemente que esta verdadera epidemia de MENINGITIS W135, fue distribuida para, en Argentina desestabilizar al Gobierno y en Chile para vender 3 millones de vacunas, a 30.000 cada una, una millonada, que para los empresarios vale la pena un centenar de muertos así ocurrió hace un par de años con las infecciones intra hospitalarias. Los Laboratorios productores de Vacunas se vieron envueltos en persecuciones judiciales, en países desarrollados donde sus altos mandos aun están presos. Lo peor es que desde España llegaron los respectivos avisos y nada se hizo, como siempre, a tapar la basura, creo firmemente porque no iban en el “negocio”.
    Pero en Chile la Leche Fortificada ocasiono 7 muertos y varios enfermos incurables y sus empresarios ni siquiera pagaron una multa, esa es un guerra química por omisión. Y así hay en Chile decenas de casos, sin ninguna investigación seria y menos con sanción, con muertes y afectados que muerden su rabia.
    El Mc Donalds inventó armas químicas tan letales como las McGranades y las papas fritas, mientras que el Burguer King decidió probar el gas Mostaza y el gas Mayonesa, parece una broma pero, ellos por su negocio están matando a la gente y cuando menos están saturando las calles de obesos, cardiópatas e inútiles, cargando finalmente al Estado por sus ganancias.
    Al final el perdedor de esta masacre fueron los consumidores, que se vieron aquejados por la falta de alimentos naturales y bajos en grasas. Quien puede reclamar por los muertos de infecciones hospitalarias, nadie y cuando se reclama todo queda en nada, ahí tenemos el caso Zamudio.
    Las armas de destrucción masiva (en adelante AADM) aunque han surgido en los albores de la vida en la Tierra, y sus formas, colores y sabores pueden variar notablemente, tienen unas características comunes, que configuran una serie de misterios místicos.
    • Pueden tener cualquier ubicación, cambiar de lugar misteriosa e instantáneamente o surgir de la nada.
    • Los líderes (del bando de los buenos) siempre saben donde estaban, aunque siempre llegan tarde porque han vuelto a cambiar de ubicación.
    • No pueden ser destruidas, pero pueden destruir todo. Por ello,
    • No se sabe si una AADM puede destruir a otra AADM.
    • Aunque no pueden ser encontradas ni destruidas, se emprenden siglo tras siglo largas batallas para encontrarlas y destruirlas.
    • Este tipo de armas exigen una enorme inversión económica y tecnología de punta casi de ciencia-ficción para ponerlas a punto, pero a pesar de ello, sólo los países pobres y sin medios técnicos pueden construirlas.
    • Los líderes de países con medios económicos y técnicos suficientes para construir AADM curiosamente nunca las han construido.
    • Sólo los líderes de países muy avanzados conocen exactamente su ubicación, modo de destruirlas y tecnología utilizada, pero a pesar de toda esa precisión nunca son capaces de encontrarlas ni destruirlas, ni mucho menos de fabricarlas o venderlas.
    • Aunque en los últimos años son los grandes conglomerados económicos los que las distribuyen creando una necesidad ficticia a los países emergentes como Chile o son funcionales a la desestabilización política, como en Argentina y Venezuela.
    • Que raro que en otros países sudamericanos mas pobres y con servicios sanitarios incipientes, con alto flujo de turistas No haya Ni un solo caso.
    • Para poder neutralizar el enorme poder de las armas de destrucción masiva, es necesario destruir masivamente países, gentes y hasta la historia y monumentos de los territorios sospechosos. Eso sí, esa destrucción masiva no se hace con AADM, porque a los buenos nunca se les ocurriría usarlas.
    • A Todo esto que opina la ANI, cuales son los informes emitidos y preventivos para cuidar a los chilenos, porque se ve QUE ALGUIEN LE MIENTE A LOS CHILENOS.
    • Ahora están diciendo que es la misma cantidad de afectados como todos los años, serán caraduras, la mentira descarada también es un arma química que ofende a las neuronas de los chilenos.
    Se usaron durante la Primera Guerra Mundial, donde tuvieron gran efectividad. Poco después se decidió cancelar su uso debido al surgimiento del Cáncer, efecto secundario del invento.
    Como todo mundo sabe, las armas químicas no tienen ojos y, por lo tanto, no pueden ver, mientras que las armas bacteriológicas (cuyo principal componente son seres vivos que si pueden ver) observan como son tildadas de armas de destrucción masiva y causantes de ataques terroristas.
    Si se dan cuenta. muchas organizaciones no gubernamentales han visto a las armas químicas y bacteriológicas como una oportunidad para dominar el mundo de una vez por todas, bueno lo mismo las multinacionales. Aprovechando sus características para matar personas inocentes en las estaciones de metro o como un bonito regalo para la suegra. Se acuerdan del novio despechado que mando pastelitos envenenados a un ex novia y resulta que se los comió su cuñada y suegra.
    No todas las armas químicas y bacteriológicas son letales, y fulminantes algunas son lentas y “cautivan” a los consumidores, incluido el síndrome de abstinencia, pero como lo que a los laboratorios les importa es lo que se joda al prójimo, solo enlistaremos las mas letales, las que podrían nuevamente traer síntomas de corrupción al crear falsamente el estado de necesidad y de prisa, como el caso del Fiscal Peña, pusieron al ratón cuidando el queso.
    Big Mac Arma peligrosa debido a su alta cantidad de grasonolanina, la cual genera un efecto negativo en cadena al llegar al recto, del cual se apodera como si de corcho en el culo se tratase.

    El Amarillo Crepúsculo:
    Los Juguetes de Tolueno:

    Bueno los chilenos también somos productores de armas químicas letales de parte de la empresa privada, recuerdan el caso de los salmones pintados con verde bermellón cuando les ponían colorante para competir en el mercado internacional, y cuando los descubrieron fue el Estado el que tuvo que salvar los puestos laborales del sur, Con resultado de NI UN SOLO PRESO y perdida de 6.000 puestos laborales directos y 12.000 indirectos. Es mas, los empresarios recibieron las ayudas económicas y la mayoría se fue para el norte a otro rubro, con todo el dinero y alquilaron las parcelas marinas o las dejaron abandonadas aniquilando el eco sistema marino , claro, los políticos de la Concertación estaban en el medio. Hay que recordar estos hechos para las próximas elecciones.

    Efectos actuales de las armas químicas

    Carabineros haciendo uso del gas lacrimógeno de manera indiscriminada, afectando todo el barrio, sin cuidar de la procedencia del viento o si hay colegios, hospitales o guarderías , ancianos o enfermos ,para hacer llorar a la ciudad. Y no son capaces de capturar a la decenas de vándalos que son los que efectivamente hacen los destrozos.
    Las armas químicas son tan eficaces en la tarea de matar y hacer sufrir a las personas que son usadas hasta por la policía, el ejercito y el tipo enojon de al frente. Ellos se defienden diciendo que usan armas que no hacen daño como el Gas lacrimógeno que solo hace llorar, pero recientes estudios hechos revelan que el gas lacrimógeno hace exactamente lo que los policías NO dicen y que hay de que preocuparse .
    Son la causa primaria del 99.9% de las enfermedades actuales, y la causa de que el 26.1% de los encuestados que aseguraran ser parte del 78.3% de los hombres mutantes asociados afirmaran ser parte del 8% de todos los seres mutantes que habitan en la Tierra.
    REITERO…: QUE TIENE QUE DECIR LA ANI, Agencia Nacional de Inteligencia, AL RESPECTO?
    MARIO A. DE LA FUENTE FERNANDEZ
    TTE® DE CARABINEROS
    PRESIDENTE DE OMIDECHI.
    Autor del Libro “OPSI”, las operaciones psicológicas. Que encuentra gratis en Internet

    Lista de incidente de bioseguridad



    • inShare0

    • Culto religioso de 1984 Rajneeshee ataca Dalles, Oregón
    • Objetivo: Obtener el control de la corte del Condado de Wasco afectando la elección
    • Organismo: Salmonella typhimurium, comprado a proveedores comerciales
    • Difusión: Barras de ensaladas de restaurante
    • 751 enfermedades, investigación temprana por CDC sugiere que el evento fue un brote natural. Miembros del culto arrestado por cargos no relacionados confesado participación en el evento
    • intentos de Aum Shinrikyo del decenio de 1990 en Tokio, Japón
    • Objetivo: Cumplir la profecía apocalíptica
    • Organismos: Bacillus anthracis (CEPA de la vacuna), Clostridium botulinum (ambiental aislar, virulenta cepa) Aum Shinrikyo ordenó Clostridium botulinum de una compañía farmacéutica y el virus de Ebola (intentó adquirir brote de Zaire bajo pretexto de una “misión humanitaria”)
    • Difusión: Puo2 en Tokio (B. anthracis y toxina botulínica)
    • Líder Asahara fue declarado culpable de actividades delictivas
    • Ataques con ántrax de 2001 en Estados Unidos
    • 1995: Larry Wayne Harris, un supremacista blanco, ordenó 3 viales de Yersinia pestis de la ATCC
    • 1995: Técnico de laboratorio Diane Thompson quitado Shigella dysenteriae tipo 2 del hospital de colección y compañeros infectados
    • Profesor Thomas Butler, Estados Unidos, 2003
    • 30 viales de Yersinia pestis falta de laboratorio (nunca recuperado); Butler cumplió 19 meses en la cárcel
    • Dr. Mario Jascalevich, médico de Nueva Jersey, acusado de intoxicación 5 pacientes con esta toxina derivados de plantas – tubocurarina: 1966
    • Arnfinn Nesset, operador de la residencia de ancianos en Noruega, mató a 27 residentes en un hogar de ancianos con curacit: mayo de 1977: noviembre de 1980
    • Dr. David Acer, dentista de Florida, infecta a 6 pacientes con VIH, claro si esto fue un acto deliberado: 1987-1990
    • W Dr. Ray. Mettetal Jr,., un neurólogo en Virginia, fue encontrado en posesión de ricino tras su detención en otro tema: 1995
    • Debora Green, un médico, declarado culpable de intentar asesinar a su marido enemistado con ricina
    • Richard Schmidt, trataron de un Gastroenterólogo en Louisiana, condenado por asesinato en segundo grado para infectar enfermera Janice Allen con VIH mediante la inyección le con sangre de un paciente de SIDA: 1998
    • Brian T. Stewart, un flebotomista, condenado a perpetua por infectar deliberadamente a su bebé de 11 meses de edad con sangre infectada por el VIH para evitar pagos de apoyo infantil: 1999
    • Médico reporta el robo de un frasco de Mycobacterium tuberculosis: junio de 1999
    • Japón 1964-1966, Dr. Mitsuru Suzuki fue un médico con formación en bacteriología
    • Objetivo: Venganza debido al antagonismo profundo a lo que él percibe como un sistema imperante de antigüedad
    • Organismos: Shigella dysenteriae y Salmonella typhi
    • Difusión: otras fuentes de alimento, bizcocho
    • Más tarde él estuvo implicado en enfermedades de 200, 400 y 4 muertes
    • Investigación oficial se inició después de punta anónimo al Ministerio de salud y bienestar. Él fue acusado, pero no fue declarado culpable de las muertes
    • Hospital en Dallas, TX, 1996, Diane Thompson era un técnico de laboratorio clínico
    • Objetivo: Claro, posiblemente venganza contra ex novio y encubrimiento por infectar a sus compañeros de trabajo
    • Organismo: Shigella dysenteriae tipo 2, adquirido de laboratorio clínico
    • Difusión: Pasteles contaminados en la Oficina breakroom
    • Infectado 12 de sus compañeros de trabajo, fue detenido, condenado, 20 años de prisión
    Bioseguridad
    De Wikipedia, la enciclopedia libre
    Saltar a: navegación, búsqueda
    Es la calidad de que la vida sea libre de daño, riesgo o peligro. Conjunto de medidas y normas preventivas, destinadas a mantener el control de factores de riesgo laborales procedentes de agentes biológicos, físicos o químicos, logrando la prevención de impactos nocivos frente a riesgos propios de su actividad diaria, asegurando que el desarrollo o producto final de dichos procedimientos no atenten contra la seguridad de los trabajadores de la salud, animales, visitantes y el medio ambiente.
    La garantía de bioseguridad pretende asegurar que el mantenimiento ecológico de tanto plantas como animales es preservado. Esto engloba hábitats naturales, paisajes, actividades empresariales (en especial la agricultura) y asuntos del estilo de peligros como la guerra bacteriológica o epidemias. Suele conocerse simplemente por el término bioseguridad.
    La guerra biológica o bacteriológica es una forma singular de combate, en la cual se emplean armas de diferentes tipos que contienen virus o bacterias capaces de infligir daño masivo sobre fuerzas militares y/o civiles.
    El uso de armas biológicas está terminantemente prohibido por las Naciones Unidas, sin embargo muchos países (potencias militares) cuentan con este tipo de arsenal en forma no sólo de bombas sino de otro tipo de agentes de esparcimiento menos convencionales
    El uso de armas biológicas ha sido practicado a través de la historia. Antes del Siglo XX, el uso de agentes biológicos tomó tres formas principales:
     Envenenamiento deliberado de comida y agua con material infeccioso
     Uso de microorganismos, toxinas o animales, vivos o muertos, en sistemas de armas
     Uso de productos inoculados biológicamente
    Las armas biológicas son tan letales que un gramo de toxina botulínica pura puede matar a 10 millones de personas. Está claro que es 3 millones de veces más letal que el sarín.
    [
    En 1834 el diarista de Cambridge Richard Henry Dana visitó San Francisco en un barco mercante. Su barco comerció muchos ítems incluyendo mantas con mexicanos y rusos que han establecido puestos en el lado norte de la bahía de San Francisco.
    Historias locales documentan que la epidemia de viruela de California empezó en el fuerte ruso justo después que se fueron. Las mantas fueron un ítem de propagación popular, y la fuente más barata fueron cobijas de segunda mano que fueron a menudo contaminadas.
    Durante la Guerra de Secesión Estadounidense, el general Sherman reportó que las fuerzas Confederadas dispararon animales de granja en estanques que la Unión dependía para tomar agua. Esto habría hecho el agua imposible de tomar, aunque los actuales riesgos de salud provenientes de cadáveres humanos y de animales que no murieron de enfermedad son mínimos.
    Jack London en su historia “Yah! Yah! Yah!” describe una expedición europea punitiva a una isla del Pacífico deliberadamente exponiendo a la población polinesia al sarampión, en el cual varios de ellos murieron. Mientras que mucho del material para London’s South Sea Tales deriva de su experiencia personal en la región, no está claro si este particular incidente es histórico.
    [editar]El Siglo XX
    Durante la Primera Guerra Mundial, Alemania persiguió un ambicioso programa de guerra biológica. Usando bolsas y correos diplomáticos, el general alemán Staff suministró pequeños equipos de saboteadores en el ducado ruso de Finlandia, y en los entonces neutrales países de Rumania, los EE.UU. y Argentina.
    En Finlandia, luchadores por la libertad escandinavos montados en renos pusieron ampollas de ántrax en establos de caballos rusos en 1916. El ántrax fue también suministrado al agregado del ejército alemán en Bucarest, como fue el muermo, que fue empleado contra ganado destinado al servicio aliado.
    El oficial de inteligencia alemán y ciudadano estadounidense Dr. Anton Casimir Dilger estableció un laboratorio secreto en el sótano de la casa de su hermana en Chevy Chase, Maryland, que producía muermo que era usado para infectar haciendas en puertos y puntos de colección internos incluyendo, al menos, Newport News, Norfolk, Baltimore, y Nueva York, y probablemente St. Louis y Covington, Kentucky. En Argentina, agentes alemanes también emplearon muermo en el puerto de Buenos Aires e incluso trataron de arruinar cosechas de trigo con un hongo destructivo.
    El Protocolo de Ginebra de 1925 prohibió el uso de armas químicas y biológicas, pero no decía nada acerca de su producción, compraventa o transferencia, tratados posteriores cubrieron esos aspectos. Los avances del Siglo XX en microbiología permitieron el desarrollo de los primeros agentes biológicos puros en la Segunda Guerra Mundial.
    Hubo un periodo de desarrollo por muchas naciones, y la Unidad Japonesa 731, con base primaria en Pingfan en una China ocupada y comandada por Shirō Ishii, realizó investigaciones en armas biológicas, condujo experimentos humanos forzados, a menudo fatales, en prisioneros, y proveyó armas biológicas para ataques en China.
    [editar]1937-1945
    Durante la Guerra Chinojaponesa (1937-1945) y la Segunda Guerra Mundial, la Unidad 731 del Ejército Imperial Japonés condujo experimentos humanos de a miles, la mayoría prisioneros chinos, rusos y estadounidenses. En campañas militares, el ejército japonés usó armas biológicas en soldados y civiles chinos.
    Por ejemplo, en 1940, el Ejército Imperial Japonés bombardeó Ningbo con bombas de cerámica llenas de pulgas cargadas con la peste bubónica. Una película mostrando esta operación fue vista por los príncipes imperiales Tsuneyoshi Takeda y Takahito Mikasa durante una escenografía hecha por la mente maestra Shiro Ishii.
    Sin embargo, algunas operaciones fueron inefectivas debido a los ineficientes sistemas de entrega, usando insectos portadores de enfermedades más que dispersando el agente como una nube de aerosol. Se estima que 400000 chinos murieron como resultado directo de las pruebas de armas biológicas en los campos japoneses.
    Durante los Juicios de Crimen de Guerra de Jabárovsk los acusados, tales como el General Mayor Kiyashi Kawashima, testificaron que desde 1941 unos 40 miembros de la Unidad 731 arrojaron desde el aire pulgas contaminadas con peste en Changde. Estas operaciones causaron brotes epidémicos de peste.
    Algunos otros acontecimientos testifican civiles japoneses infectados a través de la distribución de víveres, tales como bolas de masa guisada y vegetales, contaminados con peste. Hay incluso reportes de suministros de agua contaminados. Tres veteranos de la Unidad 731 testificaron, en una entrevista en 1989 a Asahi Shimbun, que ellos fueron parte de una misión para contaminar el río Horustein con tifoidea cerca de las tropas soviéticas durante la batalla de Jaljin Gol.
    En respuesta a las armas biológicas desarrolladas en Japón, y al momento sospechado en Alemania, los Estados Unidos, el Reino Unido, y Canadá iniciaron un programa de desarrollo de Armas Biológicas en 1941 que resultaron en la armamentización de tularemia, ántrax, brucelosis, y la toxina de botulismo.
    El centro de la investigación sobre Armas Biológicas para la milicia de los EE.UU. fue Fort Detrick, Maryland, donde la USAMRIID es actualmente su base; el primer director fue el ejecutivo farmacéutico George W. Merck. Algunas investigaciones y pruebas de armas biológicas y químicas fueron incluso conducidas en los “Campos de Prueba Dugway” en Utah, como un complejo de manufacturación de municiones en Terre Haute, Indiana, y en un tracto en Horn Island, Misisipi.
    Muchos de los trabajos británicos fueron llevados a cabo en Porton Down. Las pruebas campestres llevadas a cabo en el Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial dejaron la isla Gruinard en Escocia contaminada con ántrax por los próximos 48 años.
    [editar]1946-1972
    Durante la Guerra de Independencia Israelí de 1948, los reportes de la Cruz Roja plantearon sospechas que la milicia judía Haganá a liberado bacterias de tifus Salmonella en el suministro de agua de la ciudad de Acre, causando un brote de tifoidea ente los habitantes. Tropas egipcias luego capturaron soldados Haganá disfrazados cerca de pozos en Gaza, los cuales fueron ejecutados por presunto intento de otro ataque. Israel negó esas suposiciones.
    Durante la Guerra Fría, objetores concienzudos de EE.UU. fueron usados como sujetos de prueba voluntarios para agentes biológicos en un programa conocido como Operación Batablanca. Había incluso muchas pruebas sin publicar llevadas a cabo al público durante la Guerra Fría.
    Considerables investigaciones al respecto fueron realizadas por los EE.UU., la Unión Soviética, y probablemente otras mayores naciones a través de la era de la Guerra Fría, aunque generalmente se cree que las armas biológicas nunca fueron usadas después de la Segunda Guerra Mundial. Este punto de vista fue enfrentado por China y Corea del Norte, que acusaron a los Estados Unidos de pruebas en campos a gran escala de armas biológicas, incluyendo el uso de de insectos portadores de enfermedades contra ellos durante la Guerra de Corea (1950-1953).
    Cuba también acusó a los EE.UU. de esparcir enfermedades humanas y animales en su isla.
    En la época de la Guerra de Corea los EE.UU. sólo tenían un agente armamentizado, brucelosis (agente EE.UU.), que es causado por Brucella suis. La forma original armamentizada usó la bomba M114 en una bomba de racimo de M33.
    Mientras que la forma específica de la bomba biológica era clasificada hasta algunos años después de la Guerra de Corea, en la exhibición variada de armas biológicas que Corea supuso fueron lanzadas en su país ninguna se parecía a una bomba M114. Había también contenedores de cerámica que tuvo algunos parecidos a las armas japonesas usadas contra los chinos en la Segunda Guerra Mundial, desarrolladas por la Unidad 731.
    Algunas personas del personal de la Unidad 731 fueron aprisionadas por los soviéticos, y habrían sido una fuente potencial de información de la armamentización japonesa. Al capo de la Unidad 731, Teniente General Shiro Ishii, se le garantizó inmunidad de persecución por crímenes de guerra a cambio de proveer información a los Estados Unidos durante las actividades de la Unidad.
    Las suposiciones de la Guerra de Corea también acentuaron el uso de vectores de enfermedades, tales como pulgas, las cuales, de nuevo, fueron probablemente un legado de los esfuerzos japoneses de una guerra biológica. Los Estados Unidos iniciaron sus esfuerzos de armamentización con vectores de enfermedades en 1953, enfocados en pulgas con peste, mosquitos con EEE, y mosquitos con fiebre amarilla. Sin embargo, científicos médicos estadounidenses en un Japón ocupado comprometieron una investigación profunda en insectos vectores, con la asistencia de personal de la ex Unidad 731, después de 1946.
    La Fuerza Aérea de los Estados Unidos no estuvo satisfecha con las cualidades operacionales de la M114/US y le enmarcó un ítem provisional hasta que el Cuerpo de Química del Ejército de los EE.UU. pueda entregar un arma superior. La Fuerza Aérea también cambió sus planes y buscó biológicos letales.
    El Cuerpo de Química inició entonces un programa de shock para armamentizar el ántrax (N) en una bomba E61 de 230g de luna de reloj. Aunque el programa fue exitoso al conocer sus metas desarrolladas, la falta de validez en la ineficacia del ántrax detuvo la estandarización.
    Por el año 1950 el Cuerpo de Química también inició un programa para armamentizar la tularemia (UL). Poco después que el E61/N falló en su estandarización, tularemia se estandarizó en la bomba esférica de 8.64 cm M143. Esto se intentó entregar por el misil ojiva MGM-29 Sergeant y podía producir un 50% de infección sobre un área de 18 km2.
    A diferencia del ántrax, la tularemia tuvo una infectividad demostrado con voluntarios humanos (Operación Batablanca). Es más, aunque la tularemia es tratable con antibióticos, el tratamiento no acorta el curso de la enfermedad.
    En adición al uso de bombillas explosivas para crear aerosoles biológicos, el Cuerpo de Química empezó a investigar bombillas generadoras de aerosol en los años 1950. El E99 fue el primer diseño funcional, pero era muy complicado para fabricarse. A finales de los 50 la bombilla esférica de aerosol de 11.43 cm E120 fue desarrollada; una bomba B-47 con un dispensador SUU-24/A pudo infectar 50% o más de la población de un área de 41km2 con tularemia con el E120. El E120 fue después sustituido por agentes tipo-seco.
    Los agentes biológicos secos se parecen a polvo de talco, y pueden ser diseminados como aerosoles usando dispositivos de expulsión de gas en vez de un dispersor o un spray más complejo. El Cuerpo de Química desarrolló bombillas rotores Flettner y después bombillas triangulares para cubrir un área más extensa gracias a ángulos de planeo mejorados por encima de bombillas esféricas levantadoras Mágnum. Armas de este tipo estuvieron en desarrollo avanzado por el momento en que el programa terminó.
    Richard Nixon firmó una orden ejecutiva en Noviembre de 1969, con lo cual detuvo la producción de armas biológicas en los EE.UU. y permitió que sólo científicos investiguen de agentes biológicos y medidas defensivas tales como inmunización y bioseguridad. Las reservas de municiones biológicas fueron destruidas, y aproximadamente 2200 investigaciones se volvieron superfluas.
    Las fuerzas especiales de los Estados Unidos y la CIA también tuvieron un interés en guerras biológicas, y una serie de municiones especiales fueron creadas para sus operaciones. Las armas encubiertas desarrolladas por la milicia (M1, M2, M4, M5, y M32 – o las Cinco Grandes Armas) fueron destruidas de acuerdo con la orden ejecutiva de Nixon para acabar con el ofensivo programa. La CIA mantuvo su colección de agentes biológicos en 1975 cuando se volvió el sujeto del Comité Church del senado.

    Las garantías políticas sobre la salud de personas y animales suelen ser objeto de controversia. Dichas garantías pueden formar parte de casi cualquier medio para la organización de la supervivencia, incluyendo tanto sistemas políticos como económicos, doctrinas militares y pólizas de seguro. Los últimos retos se centran en la proliferación de amenazas biológicas, la dificultad de controlar la contaminación (en especial si es llevada a cabo por procesos naturales internos de una ecorregión), y numerosas barreras políticas con diferentes grados de justificación.
    Bioseguridad hospitalaria
    De Wikipedia, la enciclopedia libre
    Saltar a: navegación, búsqueda
    Para otros usos de este término, véase Bioseguridad.
    La bioseguridad es la aplicación de conocimientos, técnicas y equipamientos para prevenir a personas, laboratorios, áreas hospitalarias y medio ambiente de la exposición a agentes potencialmente infecciosos o considerados de riesgo biológico.
    La bioseguridad hospitalaria, a través de medidas científicas organizativas, define las condiciones de contención bajo las cuales los agentes infecciosos deben ser manipulados con el objetivo de confinar el riesgo biológico y reducir la exposición potencial de:
    • personal de laboratorio y/o áreas hospitalarias críticas.
    • personal de áreas no críticas
    • pacientes y público general, y material de desecho
    • medio ambiente de potenciales agentes infecciosos.
    Principios de la bioseguridad
    1. Universalidad: Las medidas deben involucrar a todos los pacientes, trabajadores y profesionales de todos los servicios, independientemente de conocer o no su serología. Todo el personal debe seguir las precauciones estándares rutinariamente para prevenir la exposición de la piel y de las membranas mucosas, en todas las situaciones que puedan dar origen a accidentes, estando o no previsto el contacto con sangre o cualquier otro fluido corporal del paciente. Estas precauciones, deben ser aplicadas para todas las personas, independientemente de presentar o no enfermedades.
    2. Uso de barreras: Comprende el concepto de evitar la exposición directa a sangre y otros fluidos orgánicos potencialmente contaminantes, mediante la utilización de materiales adecuados que se interpongan al contacto de los mismos. La utilización de barreras (ej. guantes) no evitan los accidentes de exposición a estos fluidos, pero disminuyen las probabilidades de una infección
    3. Medios de eliminación de material contaminado: Comprende el conjunto de dispositivos y procedimientos adecuados a través de los cuales los materiales utilizados en la atención de pacientes, son depositados y eliminados sin riesgo.
    Elementos básicos de la bioseguridad
    Los elementos básicos de los que se sirve la seguridad biológica para la contención del riesgo provocado por los agentes infecciosos son tres:
    1. Prácticas de trabajo: Unas prácticas normalizadas de trabajo son el elemento más básico y a la vez el más importante para la protección de cualquier tipo de trabajador. Las personas que por motivos de su actividad laboral están en contacto, más o menos directo, con materiales infectados o agentes infecciosos, deben ser conscientes de los riesgos potenciales que su trabajo encierra y además han de recibir la formación adecuada en las técnicas requeridas para que el manejo de esos materiales biológicos les resulte seguro. Por otro lado, estos procedimientos estandarizados de trabajo deben figurar por escrito y ser actualizados periódicamente.
    2. Equipo de seguridad (o barreras primarias): Se incluyen entre las barreras primarias tanto los dispositivos o aparatos que garantizan la seguridad de un proceso (como por ejemplo, las cabinas de seguridad) como los denominados equipos de protección personal (guantes, calzado, pantallas faciales, mascarillas, etc).
    3. Diseño y construcción de la instalación (o barreras secundarias): La magnitud de las barreras secundarias dependerá del agente infeccioso en cuestión y de las manipulaciones que con él se realicen. Vendrá determinada por la evaluación de riesgos. En muchos de los grupos de trabajadores en los que el contacto con este tipo de agentes patógenos sea secundario a su actividad profesional, cobran principalmente relevancia las normas de trabajo y los equipos de protección personal, mientras que cuando la manipulación es deliberada entrarán en juego, también, con mucha más importancia, las barreras secundarias.
    Tabla de niveles de bioseguridad (BSL: Biological safety levels)
    BSL
    Biological safety Levels Agentes
    Infecciosos Prácticas Equipamiento de seguridad. (Barreras Primarias) Infraestructura.
    ( Barreras S ecundarias)
    Nivel 1 No causales de enfermedad en adultos sanos Trabajos microbiológicos estándares No se requieren Mesadas con bachas y agua corriente
    Nivel 2 Asociados con enfermedades en adultos, peligro de infección por: herida percutánea, ingestión, exposición de membranas mucosas BSL-1 más: Acceso limitado, Señalización de peligro biológico, Manual de bioseguridad disponible, descontaminación rutinaria de desechos seleccionados Gabinetes de seguridad Clase I o II para todas las manipulaciones de agentes que puedan causar aerosoles o derrames. Guardapolvos, guantes y mascarillas cuando se requieran BSL-1 más: autoclave dedicada
    Nivel 3 Exóticos con potencial de transmisión por aerosoles, causales de enfermedades serias o letales BSL-2 más: Acceso controlado, Descontaminación de todos los desechos, Descontaminación de ropa de trabajo, Controles serológicos periódicos
    BSL-2 para todas las manipulaciones, respiradores autónomos cuando se requieran BSL-2 más: Separación física de pasillos y laboratorios, Puertas de acceso doble con cerradura automática, Aire viciado no recirculado, Flujo de presión negativa en el laboratorio
    Nivel 4 Exóticos peligrosos con alto riesgo de enfermedad letal, infecciones transmisibles por aire y por vías desconocidas BSL-3 más: Cambio de ropa antes de entrar al recinto, Ducha descontaminante al salir del mismo, todos los materiales decontaminados para salir del ámbito Todos los procedimientos llevados a cabo en gabinetes Clase III, o gabinetes Clase I y II en combinación con traje completo de presión positiva BSL-3 más: Edificio aislado o zona caliente. Sistema de circulación de aire, vacío y descontaminación dedicados.
    Los niveles de bioseguridad son estándares internacionales y su clasificación está dada en función del grado de letalidad de las enfermedades.
    La Convención de Armas Biológicas
    En 1972, los Estados Unidos firmaron la Convención de Armas Tóxicas y Biológicas, que prohibieron el “desarrollo, producción y acumulación de microbios o sus productos venenosos excepto en cantidades necesarias para protección y exploración pacífica.” Para 1996, 137 países firmaron el tratado, sin embargo se cree que desde la firma de la Convención el número de países capaces de producir tales armas ha aumentado. La Unión Soviética continuó la investigación y producción de armas biológicas ofensivas en un programa llamado Biopreparat, a pesar de haber firmado la convención. Los Estados Unidos no eran conscientes del programa hasta que el Dr. Vladimir Pasechnik falló en 1989, y el Dr. Kanatjan Alibekov, el primer segundo director de Biopreparat falló en 1992.
    Después de la Guerra del Golfo de 1991, Irak admitió al equipo de inspección de las Naciones Unidas haber producido 19000L de toxina botulinum concentrada, del cual aproximadamente 10000L se cargaron en armas militares; los 19000L nunca fueron totalmente mencionados. Esto es aproximadamente 3 veces la cantidad necesaria para matar la entera actual población humana por inhalación, aunque en la práctica sería imposible distribuirlo tan eficientemente, y, a menos que se protegiera con oxígeno, se deterioraría en el almacenaje.
    El 18 de septiembre del 2001 y por unos pocos días después varias cartas fueron recibidas por miembros del Congreso de los EE.UU. y de los miembros de comunicación que contenían esporas de ántrax: el ataque mató a cinco personas. La identidad del perpetrador permaneció desconocida hasta el 2008, cuando se nombró un primer sospechoso.