Sep 30 2017
120 lecturas

Despacito por las piedras

SHOCK EN EUROPA: PREOCUPA EL FANTASMA DEL NAZISMO

Las elecciones celebradas en Alemania el domingo pasado pusieron en estado de shock no solo a ese país, sino también a gran parte de Europa. La “democrática” Europa había logrado sortear “el peligro nazi”, en el caso de Francia, pero ahora ese “peligro” parece reverdecer justamente en el lugar menos adecuado, en Alemania.

Los resultados indican que los social cristianos, que sostienen a Angela Merkel, obtuvieron 32,9% de los votos, el más bajo de la historia, con 245 bancas (- 55); los social demócratas tuvieron el 20,5% votos y 153 bancas (- 40); el partido nacionalista con el 12,6%, ingresó con 94 bancas (+ 94); los liberales obtuvieron el 10,7% y 80 bancas (+ 80); la izquierda alcanzó el 9,2% y 69 bancas (+ 5); los verdes con el 8,9% tienen 67 bancas (+ 4) y el conservador Partido de Baviera, con el 7% y 46 bancas (-10)

Los social demócratas anunciaron que no formaran parte del nuevo gobierno y Merkel deberá buscar otros aliados, muy posiblemente liberales y verdes serán sus socios en el gobierno.

De este modo Merkel irá por su cuarto mandato al frente del gobierno de Alemania. En este caso deberá ejercer el mando del principal país de Europa con un menguado poder.

Sus políticas de mayor integración de la zona del euro y de la banca comunitaria están siendo cuestionadas.

Estas dificultades son parte del principal aviso de esta elección. Se trata de la llegada al Parlamento de 94 legisladores de una fuerza ultranacionalista. Éstos tratarán de poner límites en las políticas migratorias, sostienen que solo aprobarán el ingreso de asilados si ellos provienen de países “seguros”. También proponen restablecer fuertes y permanentes controles fronterizos. Respecto al Islam sostienen que “esa religión no pertenece a Alemania”. Aspiran a salirse de  la zona del euro y a un retorno del marco alemán.

Este partido, nacido en el 2013, ahora -saliendo tercero- se convirtió en la primera fuerza de esas características que logra ingresar al Parlamento alemán y lograr representación parlamentaria en 13 de los 16 parlamentos regionales de Alemania.

Todo ello ocurre en medio que los dos partidos mayoritarios viven su mayor crisis desde la Segunda Guerra Mundial. Por su parte el Consejo Central de Judíos de Alemania añadió que sus “peores temores se han vuelto realidad”.

 

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario