Abr 13 2010
784 lecturas

Política

Sigue la cantaleta del armamentismo de Venezuela

Néstor Francia.*

El tema de su presunto armamentismo  sigue siendo una de las armas comunicacionales más sonadas contra Venezuela en los tiempos recientes. Ayer el subsecretario de Defensa de Estados Unidos, Frank Mora, aseguró que Venezuela debe explicar a los países latinoamericanos el objetivo de las “masivas compras de armas” y en entrevista al diario El Tiempo de Bogotá, afirmó que las adquisiciones venezolanas podrían desatar una carrera armamentista en el área.

Por supuesto, Venezuela no tiene nada que explicar a nadie con relación a sus acciones soberanas, mucho menos al país más armado del mundo, “armado hasta los dientes”, para repetir la expresión usada por Lula para referirse al poderío bélico del principal país imperial.

A esta campaña muy agresiva contra nuestro país hay que sumar la nueva y presunta denuncia de supuestos campesinos colombianos que habitan en la zona de frontera con Venezuela, quienes habrían señalado que hubo un sobrevuelo de un helicóptero artillado que pertenecería al Ejército venezolano.

Por otro lado, el presidente chileno Sebastián Piñera sigue jugando al pie de la letra el papel de punta de lanza, al lado de Uribe, que le ha asignado el Imperio. Ayer invitó a Barack Obama a Chile, para que desde allí envíe un mensaje a América Latina, parecido al que formuló para el mundo árabe y para el africano. Un mensaje colonizador, disfrazado con palabras melosas. De este modo Piñera ofrece al imperialismo su territorio para establecer una nueva base, en este caso no militar, sino política. En esa pelea andamos en nuestro continente.

A propósito del armamentismo, deberíamos preguntarnos qué es lo que busca el imperio con la Cumbre sobre Seguridad Mundial que transcurre en Wáshington. “Culebra” Obama expresó el domingo, en la antesala de la Cumbre: “La mayor amenaza a la seguridad de Estados Unidos, a corto, mediano y largo plazo, sería la posibilidad de que una organización terrorista obtenga un arma nuclear”.

Esta declaración deja en claro uno de los principales objetivos de Obama en la Cumbre: impedir que Irán siga desarrollando su programa de energía nuclear y asegurarse la exclusividad en el Medio Oriente del uso de esa energía para Estados Unidos e Israel. Es por eso que el presidente gringo convocó esta cumbre, de la cual el líder estadounidense busca compromisos “firmes” de los participantes.

Para ello usa a cómplices conscientes e inconscientes. Entre los primeros está la pro-yanqui Ucrania, que anunció poco antes del inicio oficial de la cumbre que quería “sacarse de encima todas sus reservas de uranio altamente enriquecido antes de la próxima cumbre sobre seguridad nuclear, en 2012”. Lo paradójico es que este anuncio no lo hizo ningún representante de Ucrania, sino el portavoz de la Casa Blanca Robert Gibbs.

La comunidad internacional debe enviar un “claro mensaje” a Irán, expresó igualmente la Casa Blanca tras otra reunión bilateral de Obama, ésta con el primer ministro malasio, Najib Razak, que secundó ese llamado.

Por otra parte, se multiplican las críticas al tratado de no proliferación nuclear firmado por EEUU y Rusia, y sobre el cual ironizó recientemente Lula Da Silva. El 8 de abril, Barack Obama y Dmitry Medvedev firmaron un nuevo Tratado Estratégico de Reducción de Armas Nucleares (START, por sus siglas en inglés), el cual requiere que ambas partes reduzcan su arsenal nuclear a 1.550, o alrededor de un tercio debajo de los actuales niveles. Sin embargo algunos analistas creen que el acuerdo de hecho permitiría a las dos potencias nucleares desechar sus anticuadas armas nucleares de primera generación, mientras guardan las más modernas y poderosas.

Es decir: en realidad es un acuerdo de destrucción de chatarra nuclear, que para nada afecta el poder de destrucción masiva de estas dos grandes potencias. Hipocresía, engaño y manipulación a la "n" potencia.

Volviendo a nuestro país, este lunes el PPT ofreció los nombres de candidatos que propone su organización para aspirar a la Asamblea Nacional. Entre las personas que integran la lista se encuentra Vladimir Villegas y Carlos Genatios. Cada vez es más claro de hacia dónde se dirigen los azules, que ahora se especializan en recoger a todos los renegados del proceso, en su desenfrenado camino hacia la contrarrevolución.

En ese sentido, y de cara a las elecciones parlamentarias de septiembre próximo, el Partido Comunista de Venezuela sigue descartando la alianza con el PPT y sólo sostiene conversaciones con el PSUV y otras organizaciones de izquierda. Selua Daboín, integrante de la Dirección Nacional del PCV, informó que cada vez está más lejana la posibilidad de dialogar con el partido azul, pues “cada día se para con más firmeza en la acera del frente y nosotros con traidores no conversamos”.

Tal como se anunció, ayer fueron juramentados los jóvenes que integran las primeras guerrillas comunicacionales, hecho de singular importancia que a la larga, y si se comprende el papel de estos equipos y la necesidad de expandirlos, podría cambiar la historia de la comunicación en Venezuela. Los jóvenes buscarán integrarse con los consejos comunales y otras organizaciones sociales para dar a conocer el mensaje del gobierno del presidente Chávez, a través de murales, pancartas, volantes, reuniones con la comunidad.

La tarea ha sido claramente definida por Chávez: “Se debe realizar una gran ofensiva utilizando murales, cine, teatro, libros, cuentacuentos, medios alternativos, el arte, la cultura”. Esto fue resumido por la ministra Tania Díaz, en la juramentación de ayer, como convertir a Caracas en una “Galería Multicolor”. Hermosa y necesaria tarea.

*Analista de asuntos políticos.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario