Abr 22 2007
212 lecturas

Cultura

Sobre la Distinción Félix Elmuza. – REMEMBRANZAS CUBANAS

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Sorpresa, emoción y agradecimiento nos ha provocado haber recibido la distinción Félix Almuza por acuerdo de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) a la cual nos liga una antigua relación de amistad y de colaboración.

En el plano temporal ocurre en vísperas del 14 de Marzo, Día de la Prensa en Cuba. Podría afirmarse que en otros países latinoamericanos se ha estatuido mayormente un Día del Periodista y esta variante es cualquier cosa menos inocente.

Bajo el sistema capitalista y ahora más que antes bajo el mal llamado neoliberalismo, los periodistas ejercen la profesión en los marcos de una tutela ideológica empresarial. Mal podrían, pues, instituir una genérica festividad que incluiría a la prensa comercial.

Mas, no se trata sólo de efemérides. La expoliación de un trabajador en el régimen de libre mercado, tiene para él efectos socio-económicos. La situación del periodista es más grave: como asalariado intelectual frecuentemente se constata, además, la violación de su conciencia. En Cuba, en cambio, los órganos de difusión son de propiedad social y resulta absurdo analizarlos con los “valores” de remedos democráticos.

Otra característica de la celebración cubana es que la fecha corresponde al día que en 1892 apareció el primer número del periódico Patria elaborado por José Martí. En un ensayo acerca del papel de la prensa en la formación de los pueblos latinoamericanos, caractericé al Apóstol como “una personalidad renacentista, sabio, escritor de los mejores, poeta, político revolucionario y también un periodista profesional”. Lo califiqué asimismo de “Periodista completísimo y maestro de periodistas1.

¡Qué cantidad de remembranzas históricas en la Cuba de estos días! No ha mucho se conmemoró el arribo del Granma a las costas isleñas. Allí navegaron dispuestos a la batalla, dos periodistas: Félix Elmuza y Juan Manuel Márquez. Ambos murieron en la lid guerrillera. Al cumplirse 30 años de la victoria revolucionaria escribí que Fidel era el Lenin de América. El Granma que ahora puede verse en un museo de La Habana, se identifica –toda proporción guardada– con aquella locomotora que llevó al líder ruso desde Alemania hasta Petrogrado para encabezar la primera revolución socialista de la historia.

En enero de 1961 visité por vez primera a Cuba. Hospedados varios chilenos en el hotel Habana Libre, una noche se nos apareció Fidel. Eramos un centenar, pero yo el único periodista. Con la charla colectiva y algunas preguntas que le formulé, armé una entrevista que se publicó en la revista Vistazo (de Santiago de Chile) que yo dirigía. Fue entonces que Fidel dijo que si había invasión armada sería derrotada en 72 horas. Obviamente se tituló con esa afirmación y en Girón, abril, se cumplió con exactitud el vaticinio.

Diez años más tarde, al inicio de 1971, tuve la oportunidad de una extensa entrevista con el Comandante en Jefe. Estuvimos 14 horas con él, desde el desayuno hasta la merienda de la tarde. Recorrimos un buen trozo de tierra cubana, en veces con Fidel al volante de un jeep.

Fuimos cuatro periodistas chilenos: Rodrigo Rojas, José Carrasco Tapia –ambos fallecidos– Irene Geis y este servidor. Rodrigo escribió para El Siglo, órgano del Partido Comunista en tanto yo lo hice para la revista Punto Final. Se publicó ahí en una separata especial que decía: Entrevista al líder cubano. Fidel Castro: “Porqué iré a Chile”.

Lo hizo en noviembre de 1971 y recorrió el país. Los detalles están en el libro de Baldomero Alvarez Ríos: Chile, de Iquique a Tierra del Fuego. El viaje de Fidel.

Mi nexo con Cuba ha sido también profesional. En 1965 fui el primer corresponsal en Chile de Radio Habana y mi trabajo inicial fue una entrevista al entonces senador Carlos Altamirano. Si menciono esto es porque el parlamentario se encontraba encarcelado. Como yo había cumplido condena allí conocía a los guardias y no me confiscaron la grabadora que llevaba oculta.

Con posterioridad me incorporé al equipo de Prensa Latina en Santiago y en septiembre de 1970 pude hacer la primera entrevista a Salvador Allende minutos después de confirmarse su victoria en la madrugada del día cinco. Se publicó en Granma, aunque no me dieron el crédito. Gases del oficio como dijo aquel que no podía pronunciar la jota.

1 Uribe, Hernán El periodismo en la formación histórica de los pueblos iberoamericanos, México, Cuadernos Americanos, 1988.

Addenda

¿QUIÉN FUE FÉLIX ELMUZA?

fotoInforma el sitio de los periodistas cubanos que Elmuza nació en La Habana, en 1917, de padre palestino que llegó a Cuba como inmigrante a principios del Siglo XX. Muy joven publicó la revista Amena (1937). Trabajó en El Sol, de Marianao, donde redactaba la sección “Noticiario Municipal”, y también como reportero en La Prensa y La Discusión.

Obtuvo en 1946, tras riguroso examen, certificado de aptitud periodística de la Escuela Profesional de Periodismo Manuel Márquez Sterling. Ingresó en el Colegio Nacional de Periodistas en 1949. Fue jefe de información de los noticieros de la emisora Progreso Cubano (Radio Progreso, posteriormente) hasta que tomó en 1953 el camino del exilio. Integró la fuerza expedicionaria del yate Granma.

Fue asesinado en Niquero, en 1956, por la dictadura de Batista.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario