Sep 2 2006
227 lecturas

Política

Tambien juega Venezuela. – SIRIA,IRÁN Y EL AJEDREZ DE ORIENTE MEDIO

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Las milicias chiítas pro-Irán en esos países se integraron a los nuevos gobiernos patrocinados por Wáshington. Sin embargo, a medida que ha ido creciendo la resistencia sunnita en ambos países y los anglo-americanos se han puesto a la defensiva, Teherán se ha envalentonado.

Irán ha sacado ventaja del hecho que EEUU inicialmente derrocó a dos gobiernos enemigos suyos: a su costado este Afganistán y al oeste Iraq, y luego que los talibanes y panarabistas derrocados han ido minando y paralizando a EEUU. Ahmanidejad fue electo presidente iraní reflejando un ala de los ayatolás que cree que se debe aprovechar la incapacidad bushista para tornarse en potencia regional y nuclear. 

Siria e Irán, bajo el punto de mira

Tras reclamar haber logrado convertir a Iraq en la más joven democracia del mundo, Bush afila baterías contra sus dos vecinos: Irán y Siria. EEUU los acusa de tres grandes pecados:

– No quieren reconocer a Israel;
– Promover a Hezbola, al que consideran el peor enemigo terrorista de Israel;
– Sus dictaduras nacionalistas son lo opuesto a sus modelos de liberalismo económico y político.

EE UU quisiera iniciar una campaña de sanciones para lograr que Siria se retire del Líbano –aunque acepta que Israel siga ocupando el Golán sirio y eventualmente se anexe zonas palestinas– e Irán no tenga armas nucleares. Mas, después de haber visto como Iraq perdió al desmantelar sus armas de destrucción masiva, los ayatolás conciben que requieren tener su propia amenaza atómica para hacerse respetar.

Mientras EE UU podría buscar un cambio de régimen en Irán, la UE se opone a cualquier ataque bélico contra éste y apuesta por ir “domesticando” a los ayatolás ofreciéndoles préstamos o entrar a la OMC a cambio de reformas.

Siria no está lejos

foto
El siguiente objetivo de Bush puede ser Siria. Si bien apoyó a EEUU en la guerra contra Iraq de 1991, se ha retirado del Líbano y su mandatario Bashar Al Assad (der.) está liberalizando su economía otrora muy estatizada, Siria persiste en mantener ciertas actitudes independientes en su política externa que no son del agrado de Wáshington.

A la OTAN le desagrada que Damasco esté involucrado en el asesinato del ex premer libanés Rafiq al Hariri y que sea condescendiente con guerrilleros palestinos libaneses e iraquíes. Ciertamente, Irán y Corea del Norte tienen regímenes más hostiles a EEUU. Sin embargo, para que Bush lance una invasión algo que es importante es que el país atacado pueda ofrecer limitada resistencia y que carezca de armas nucleares.

Siria, por ello, puede ser un próximo blanco. Assad está presionado para´´moderarse´´ más. Para la Casa Blanca apaciguar Siria es vital para estabilizar Líbano Iraq e Israel.

¿Qué hacer con Irán?

Desde el punto de vista militar Irán es para EEUU mucho más peligroso que lo que fue Saddam. Los ayatolás sí tienen armas de destrucción masiva (ADM), por si llaman a arrasar a Israel, y no tienen ninguna oposición armada interna.

A pesar que Bush quisiera evitar que Teherán se dote de armas nucleares no puede invadirles. Un ataque contra Irán generaría más hostilidad de parte de Rusia, China, la UE y la mayoría de la opinión pública mundial. Irán podría reaccionar con bombas humanas en Occidente y ADM en la región.

fotoLo más grave es que EEUU sí necesita a Irán para estabilizar Afganistán e Irán haciendo que los levantiscos chiítas de allí acepten cogobernar con los aliados de Wáshington. La dureza de Bush contra Ahmadinejad (izq.) le convierte en un héroe nacional. A nivel internacional crea como reacción el alza de un nuevo nacionalismo petrolero, desde Rusia a Venezuela.

Mientras los europeos quisieran ir desafilando sin tanta amenaza a Irán para buscar allí levantar a sus sectores liberalizantes, Bush e Israel están presionados hacia una opción más dura.

Irán nuclear

Irán es el noveno país en entrar al club nuclear. Ya puede enriquecer uranio –pero a un nivel muy bajo–. Le demorará un tiempo el poder estar en la capacidad de hacer una bomba atómica. Si bien los ayatolás dicen que su energía nuclear es para fines pacíficos, Irán está presionado a dotarse de armas atómicas pues en su región cuatro vecinos suyos las tienen: Rusia, Israel, Pakistán e India, y cree que así podría impedir un ataque de EEUU e Israel.

Bush ha quedado paralizado. Tal es el grado del caos iraquí que él requiere el apoyo de Irán para apaciguar a los chiítas. Si EEUU o Israel bombardeasen plantas iraníes ello no podría anular todas las capacidades nucleares de Irán –las que se encuentran estratégicamente dispersadas– e inflamaría más a la región y al mundo.

A Bush lo único sensato que le queda es la presión diplomática y hacer concesiones a Irán. Ese es el precio que debe pagar por haber invadido Iraq: en vez de haber logrado que sus enemigos se asusten, les ha empujado a acelerar sus programas nucleares.

Iránq

Bush busca transformar a Irán en su nuevo Iraq. Lo ha puesto a la cabeza de los Estados más peligrosos, y le acusa de patrocinar terroristas y de estar construyendo armas nucleares. Quiere aislarle y acepta la posibilidad de atacarlo preventivamente. Empero, Irán tiene más población y es más fuerte económica, militar y diplomáticamente que sus dos invadidos vecinos. Su presidente acaba de ser electo y no confronta ninguna insurgencia armada interna, algo distinto a los talibanes o Saddam.

Su régimen está más consolidado. Resistió la guerra de 1980/88 que Occidente alentó a Iraq para hacerle. Hoy ha sacado doble provecho de los conflictos en Iraq y Afganistán. Allí se ha desgastado EEUU tras haberle hecho el favor de substituir adversarios suyos por gobiernos donde tiene ministros amigos.

Lejos de estar aislado como Iraq o Afganistán, Irán tiene un bloque con Siria y Palestina, está protegido por Rusia, China y Venezuela, y Londres y la Unión Europea vetan una solución armada.

Bloque Venezuela-Irán,
¿hacia un nuevo tercermundismo?

fotoRecientemente el presidente venezolano (der.) estuvo en Siria e Irán y salió en defensa de ambos regímenes. En 2005 el anterior presidente iraní, Jatami, vistó en Caracas. La alianza entre Teherán y Caracas es una entre dos grandes productores de petróleo que lideran en sus respectivas regiones una fuerte oposición a Bush .¿Qué perspectivas tiene dicha coalición?  Cuando Jatami estuvo en Caracas Chávez declaró que la revolución bolivariana iniciada en 1999 debería aprender de la revolución iraní gestada en 1979. Analizaremos las diferencias y semejanzas de ambos procesos. 

Hasta 1979 Irán fue una de las principales monarquías pro-EEUU del mundo. La insurrección violenta que depuso al Sha fue masiva y urbana. Si bien los sindicatos jugaron cierto rol la dirección recayó en manos del clero chiíta. Tras inicialmente tolerar los movimientos de la izquierda y de nacionalidades que pedían autonomía el Ayatolá Khomeini impuso una dictadura teocrática secante. 

Chavez, en cambio, es un militar que llegó a palacio de manera constitucional y se ha mantenido en palacio sin haber proscrito a la oposición. Si bien ha cambiado la constitución y sus oponentes le acusan de violar derechos humanos, él no gobierna autocráticamente. A diferencia de Irán no se apoya en el clero, no ha reducido los derechos de la mujer –mas bien se ufana de haberlos extendido– y tiende a ser más secular. 

Irán es el único estado liderado por sacerdotes chiítas en el mundo, y Venezuela es presentada como un modelo a seguir para los nuevos gobiernos constitucionales centro-izquierdistas que van llegando al poder en Latinoamérica. 

Mientras Venezuela no ha librado ninguna guerra interna o externa, Irán ha tenido varias. En el conflicto con Iraq (1980-88) murieron más de un millón de personas y ambos regímenes aprovecharon los combates para reprimir duramente sus respectivas oposiciones. Irán ha entrenado, armado y financiado importantes grupos armados en otros países: desde Afganistán hasta Líbano. En este último país ha impulsado a Jezbolá, el mayor y más organizado partido de dicha república, y el único movimiento armado árabe que se precia de haber derrotado a Israel. 

Bush podrá no querer a Chávez y ha podido apuntalar a sus opositores –o incluso a golpistas contra él–, pero la Casa Blanca reconoce su constitucionalidad y no ha puesto a Venezuela en ninguna lista negra. Irán, en cambio, fue considerado por Bush como uno de los tres “Estados parias” y pro-terroristas del mundo junto con el Iraq del depuesto Saddam y Corea del Norte. 

Tras la caída de Hussein la puntería neo-conservadora se ha afilado contra Irán. La revolución islámica ha logrado sacar provecho de las dos intervenciones militares anglo-americanas. Gracias a ésta fueron derrocados los talibanes afganos y el Baath iraquí, archi-enemigos de Teherán, y ambos fueron remplazados por coaliciones multi-partidarias donde están aliados chiítas armados por Irán. Wáshington ve que la influencia iraní ha crecido y concibe que ésta arriesga las posibilidades de un acuerdo de paz Israel-Palestina bajo los términos de Sharon. 

Wáshington ha asegurado que por el momento no tienen intenciones de bombardear Irán, pero podrían preparar el terreno para ello. La UE y Rusia rechazan transformar a los ayatolás en el nuevo Saddam. Esto debido a varias razones. Muchos han visto que el ataque contra Iraq permitió que Al Qaeda deje de ser el blanco central y logre expandirse y reclutar adeptos. Existe el temor que al atacar a Irán se crearía un tercer frente, que sería mucho más complejo. 

Si Iraq ya está consumiendo tantos miles de millones de dólares y tantos recursos humanos (150.000 tropas extranjeras y más de 1.500 muertos estadounidenses), entrar al pantano iraní haría las cosas mucho peores. Una de las razones por las cuales Wáshington decidió bombardear Bagdad y no Teherán es debido a que el primero destruyó sus armas de destrucción masivas mientras el segundo las mantiene y viene creando una planta de energía atómica. Para Irán es vital mantener ese plan pues creen que la mejor manera de detener a Bush es desarrollando precisamente aquellas armas que él quisiera que no tengan.  

Pese a sus diferencias, Irán y Venezuela tienen en común regímenes populistas nacionalistas que mantienen economías de mercado con cierto proteccionismo e intervención estatal. Políticamente ambos promueven el culto a la personalidad del caudillo y se dotan de redes de organizaciones populares y asistencia social. 

Chávez y Jatami quieren coordinar precios altos para los hidrocarburos y para frenar a Bush. En cierta manera quisieran ver como podría re-emerger lo que durante la guerra fría fue el llamado Movimiento No Alineado. Éste era impulsado por una serie de Estados del llamado Tercer Mundo quienes proclamaban estar equidistantes del bloque soviético y del pro-EEUU. Hoy, tras la desintegración del contrapeso soviético, la opción que les queda es la de buscar que la alternativa a Wáshington sea una multi-poilaridad basada en hacer que Rusia, la UE, India, China, Sudáfrica, el Islam y América Latina hagan contrafuerzas a EEUU. 

El giro de Chávez hacia Irán se dio tras ganar las elecciones regionales de Octubre 2004 e iniciar su reforma agraria y su nueva ley de prensa. Este viraje interno hacia la izquierda requiere buscar un arco de alianzas que le una a todos los gobiernos contestatarios a Bush, por ello es que a fines del 2004 hizo su tour a visitar a Zapatero, Khadafi, Putin y los ayatolás. En los últimos meses ha visitado Rusia, Bielorusia, Vietnam y Siria, y quiere ir a Corea del Norte. Ya ha conseguido el voto del Mercosur y de varias naciones africanas y árabes para lograr entrar al Consejo de Seguridad de la ONU en 2007 y utilizar su asiento para generar un contrapeso a Wáshington.

Mientras Lula, Tabaré, Torrijos y Bachelet muestran cierta cautela en sus negociaciones con EEUU, Chávez aparece como el más radical ante Bush. Así busca evitar ser depuesto y poder consolidar sus reformas internas.

——————————————–

foto

 (*) Analista internacional. Dictó clases en el London School of Economics. Escribe desde Londres.

www.bigio.org.

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario