Oct 26 2009
484 lecturas

Cultura

Teatro Colón de Buenos Aires: una masacre cultural de Macri&Cía.

Trabajadores del  Teatro Colón

¿Quién  gobierna Argentina? Pasamos  por radicales, peronistas,desarrollistas,  liberales, militares.. Pero, evidentemente nuestra historia  sigue siendo diseñada en otro  sitio. ¿Qué quedaba por destruir?: El  Teatro Colón, con más de 100 años de historia  cultural,  escala obligada de todo  artista lírico para confirmar su consagración  mundial. Y en eso están el intendente municipal Mauricio Macri y su gente, denuncian los trfabajadores del centro cultural.

La historia argentina como país es indignantemente  cíclica.   Siempre  nos encontramos con los “vende-patrias”, que 
arruinan años de trabajo y perfeccionamiento argentino: 
Nos  quedamos sin trenes nacionales, sin sus talleres  de producción, sin su mano de obra  especializada,
bajo pretexto de ser deficitarios. 

Nos  quedamos sin nuestra aerolínea de bandera y sus rutas aéreas, con las consecuencias  vergonzosas y carísimas que día a día  pagamos. Nos  quedamos sin petróleo, sin gas, para que España  se enriquezca durante años: somos de los  pocos países en el mundo que perdimos  semejantes recursos sin disparar un solo  tiro! 

Actualmente  con la vigencia de las leyes menemistas, las multinacionales canadienses y yanquis nos despojan del oro y la plata. Grandísimas  extensiones de tierras patagónicas tienen dueños  italianos, yanquis, ingleses y demás, incluyendo lagos, fuentes naturales de agua  y glaciares. 

El Colón es uno de los pocos sitios "sagrados" de la cultura, donde brillaron Richard Strauss, Nureiev, Ricardo  Muti , Thomas Beecham, Galina Ulanova, Witold Malcunsisky, Claudio Arrau, Ana Pavlova,  Alfredo Kraus, Plácido Domingo, Arturo Toscanini,G. Puccini, Fedor Chaliapin, Luciano Pavarotti, Darío Volonté Paloma  Herrera, Julio Bocca  y tantos  otros.  

Poco  sobrevivió a la embestida privatista de los 90´, el Colón fue uno de los ejemplos, gracias a  la decisión inalterable de sus cuerpos estables que impidieron su privatización, promovida entre otros por el Director Técnico de ese momento, Juan Carlos Greco. 

Luego de  una larga lucha devastadora, Greco  fue expulsado de la institución, por  decisión unánime de los trabajadores 
Hasta que  apareció el Proyecto Master  Plan (2003)  conducido por la arquitecta Silvia Farge, quien con la excusa de realizar una restauración edilicia, promovió una nueva estafa al pueblo argentino. 

Esta  restauración se tornó destructiva, a partir de la gestión de Mauricio Macri en la Intendencia de la ciudad, cuando se implementó la desintegración de las salas de ensayo, de los talleres de producción, desmantelamiento del escenario, entre  otras atrocidades, con un presupuesto  millonario que triplicó al original. 

Hoy, en los distintos subsuelos que dicha sala posee, donde históricamente se desarrollaba la producción de los espectáculos líricos, nos encontramos con una enorme cantidad de escombros, semejante a un  bombardeo.

Haciendo  una breve proyección nos damos cuenta que la propuesta de Macri y García Caffi es muy "inteligente": como no pueden  echar al artista lo mandan a realizar tareas que poco tienen que ver con  su trayectoria profesional, lo que indica  que en pocos meses se muere de tristeza, de  infarto o renuncia. 

De esa  manera Macri y García Caffi (dos elefantes en una cristalería) hacen  su brillante negocio y se ahorran el dinero  del despido, sumado a que elimina de esa  manera un cargo estable de la municipalidad  ganado legalmente por concurso internacional!  ¡Oh  casualidad!, los dirigentes de los trabajadores, están entre los “nominados”. 

¡Oh  casualidad!, el gran asesor escenotécnico del
“Master Plan” es el Sr Juan Carlos Greco, el  ex director técnico expulsado del Teatro  Colón, que hoy, por lo visto se  tomó una revancha privatista. Quedamos  808 trabajadores que todavía pertenecemos a este teatro o lo que queda de él. Nuestra condición  actual es la siguiente: 

Desde enero,  el teatro está cerrado y tapiado y no podemos  ingresar. Estamos en la calle. La  programación de obras líricas a desarrollarse en  otros lugares, como el Teatro Coliseo es  mínima y no está confirmada. 

No  disponemos de una oficina de personal  y fiscalización, donde constarían nuestras asistencias, no tenemos garantizados los sueldos.

No  tenemos Director Técnico, puesto que el que  recién había asumido renunció inmediatamente  al argumentar que no puede trabajar por la desintegració n del personal de talleres de vital importancia en  el desarrollo de la puesta escenotécnica. 

No  sabemos ni donde ni cuando debemos presentarnos  a trabajar, estamos  totalmente desprovistos  de información, nos reunimos semanalmente en las  veredas del Teatro, estamos en asamblea  permanente pero las autoridades del gobierno de  la ciudad no nos reciben. 

Nuestro Director, el Sr. García Caffi,  nos basurea públicamente diciendo que debe trasladar personal porque “el Colón no es un seguro de desempleo, y no puede apilar trabajadores en los pasillos del teatro”…

Nos despedimos con la convicción de seguir  adelante solos, silenciados, más viejos y mucho más tristes, pero con la esperanza de que por lo menos sepan que hicimos todo lo posible por defender nuestro Teatro, nuestras familias, nuestra cultura……Y no nos daremos por vencidos, ¡ni aún vencidos! 
 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario