Ago 19 2006
233 lecturas

Economía

Teléfonos. – SE REBELÓ FUENTEOVEJUNA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Alguien entre los varios millones de usuarios de las redes telefónicas móviles de Chile descubrió que en EEUU una compañía ofrece el servicio por sólo US$ 75.00 mensuales, los que incluyen dos mil minutos libres. Dos mil minutos pegado al celular son muchos; en Chile el costo de tamaña conversa no bajaría –dice– de los $ 300.000, unos US$ 600.00.

Con velocidad escribió un mensaje y lo envió urbi et orbi por correo electrónico. Subversivo el hombre informa que a los estadounidenses no se les obsequió tamaña granjería, sino que antes obligaron a bajar los precios de la telefonía móvil uniéndose, no para conversar sino para concertarse y no prender los telefoninos.

fotoY acto seguido propone a sus sufridos compatriotas no usar móviles durante 48 horas. La rebelión tendría lugar entre hoy –viernes 18– y mañana sábado 19 de agosto de 2006. Agrega que es necesario hacer correr la voz. Y que la meta es lograr una rebaja del 50% en las tarifas y un servicio digno.

Los más entusiastas aseguran que el movimiento recién comienza. Seguirá –luego de la victoria que dan por asegurada– con otra camnpaña para bajar el costo de banda ancha para la internet –que en la actualidad oscila próximo a los US$ 40.00 mensuales para el navegante hogareño–.

Diputados al ataque

foto
Una veintena de integrantes de la Cámara de Diputados chilena, de todo el arco político representado en el parlamento, resolvió hacerse parte de la demanda inciada por un par, el democristiano Jaime Mulet, contra Movistar por mentir a los usuarios y darles un servicio deficiente al no haber adecuado y modernizado las redes luego de la adquisición de la estadounidnse Bellsouth. La demanda exige una indmnización del orden de los $ 260 millones.

La empresa española tiene la tajada mayor del mercado de móviles en el país, alcanzando un porcentaje de usuarios superior al 45%. Los representantes de Movistar aseguran que brindan un servicio que excede las exigencias chilenas en materia de telefonía celular.

En el país se calculan 12 millones de usuarios y existe un mercadao negro de teléfonos móviles –alimentado por robos y hurtos– que podría alcanzar al 10 por ciento de los aparatos existentes.

No faltan quienes, escépticos, afirman que la movida de los parlamentarios obedece a la necesidad de recuperar algo de la confianza de la ciudadanía. El oficio de político no es el mejor mirado en Chile.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario