Dic 17 2014
555 lecturas

Política

Termina el conflicto entre EEUU y Cuba y se normalizan las relaciones

Los presidentes de Cuba, Raúl Castro, y de Estados Unidos, Barack Obama, anunciaron en simultáneas intervenciones televisadas la normalización de relaciones diplomáticas y el intercambio de cuatro presos por espionaje entre Cuba y Estados Unidos y la liberación del estadounidense Alan Gross.

El presidente de EEUU, Barack Obama, y el mandatario de Cuba, Raúl Castro, anunciaron hoy en sendos mensajes a las 17.00 GMT, en Washington y La Habana, las medidas concretas que negociarán para dar un cambio histórico a las relaciones entre los dos países.

El presidente de Cuba, Raúl Castro, anunció hoy que los tres agentes cubanos del grupo de “Los Cinco” que permanecían presos en EE.UU. desde 1998 fueron liberados y ya se encuentran a la isla.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, dijo hoy su discurso sobre el proceso de normalización de las relaciones con Cuba con una frase en español: “Todos somos americanos”. Según informa la Casa Blanca “Hoy vamos a renovar nuestro liderazgo en el continente americano. Vamos a levar las anclas del pasado porque es necesario alcanzar un futuro mejor: para nuestros intereses nacionales, para las personas que viven en Estados Unidos y para el pueblo cubano”. (ver Discurso de Obama)

Ayer, Obama y Castro hablaron por teléfono para cerrar el acuerdo por el que ambos países se han comprometido a iniciar un diálogo sobre el restablecimiento de sus relaciones diplomáticas, tras un proceso negociador en el que desempeñó un papel importante el papa Francisco, según altos funcionarios de la Casa Blanca.

Ello incluirá la apertura, dentro de unos meses, de embajadas en ambas capitales, según esas mismas fuentes.

Altos funcionarios estadounidenses señalaron que la decisión de Obama supondrá el cambio más significativo en la política de Washington hacia Cuba “en más de cincuenta años” pues el presidente de EEUU cree que las medidas de acercamiento a La Habana son “una herramienta mejor que el aislamiento” al que se ha sometido a la isla en las últimas décadas.

Las medidas incluyen, entre otras, la flexibilización de las restricciones a los viajes y el comercio entre EEUU y Cuba, así como a las remesas que reciben los cubanos desde territorio estadounidense, según las fuentes.

EEUU decretó en 1961 un embargo económico unilateral sobre Cuba que se mantiene hasta hoy.

Además, Obama ha pedido a su secretario de Estado, John Kerry, que revise la inclusión de Cuba en la lista de países a los que EEUU considera patrocinadores del terrorismo.

En La Habana, lo único que se ha informado de momento es que el presidente cubano tendrá una “comparecencia especial” hoy en la televisión y radio estatales para hablar de “importantes temas de las relaciones con Estados Unidos”, sin dar detalles.

El histórico acercamiento ha sido posible gracias al acuerdo para que el Gobierno de Cuba pusiera en libertad “por razones humanitarias” al contratista estadounidense Alan Gross, preso en La Habana desde hace cinco años y quien ya vuela de regreso a su país.

Además, el Gobierno de Obama ha puesto en libertad a tres espías cubanos del llamado grupo de “Los Cinco” que cumplían condena en EEUU, a cambio de un oficial de inteligencia estadounidense que llevaba casi 20 años preso en Cuba y cuya identidad no se ha facilitado.

Se trata de los únicos agentes de la llamada “Red Avispa” que permanecían encarcelados desde hace trece años en Estados Unidos: Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Ramón Labaniño.

Gross, de 65 años, trabajaba para la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID), cuando fue detenido en La Habana en 2009 por distribuir tecnología de comunicaciones a una comunidad judía y posteriormente fue condenado a quince años de cárcel.obama y castro1

Los casos de Gross y de “Los Cinco” se habían convertido en una de las principales barreras para el deshielo de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

Antes del anuncio oficial que harán Obama y Raúl Castro, ya ha habido reacciones del exilio cubano en Miami (EEUU), que ha expresado su rechazo al canje de espías entre Estados Unidos y Cuba.

La liberación de Gross a cambio de la de los tres espías cubanos encarcelados en EEUU es un “tremendo error de la política internacional estadounidense”, dijo a Efe Ángel Desfana, presidente de la organización Plantados.

Desfana opinó que Gross, condenado en Cuba a 15 años de prisión, “ha sido la ficha de cambio” en manos del régimen castrista para el canje por los tres espías cubanos del llamado grupo de “Los Cinco”.

El discurso de Obama: un cambio histórico en las relaciones

El presidente de EE.UU., Barack Obama, anunció un cambio histórico en las relaciones con Cuba porque, a su juicio, la política actual “ha fracasado durante décadas” y pidió un debate “honesto” en el Congreso sobre el fin del embargo impuesto a la isla en 1961.

En un discurso histórico desde la Casa Blanca, de unos 15 minutos y transmitido por televisión, Obama anunció el inicio de un proceso para normalizar las relaciones diplomáticas entre ambos países, rotas desde 1961, y que contempla la apertura de embajadas en Washington y La Habana en los próximos meses.

El martes, Obama y el presidente cubano, Raúl Castro, hablaron por teléfono para cerrar el acuerdo, tras un proceso negociador en el que desempeñó un papel importante el papa Francisco y que incluyó reuniones secretas durante varios meses de delegaciones de ambos países, en su mayoría celebradas en Canadá.

El “aislamiento no ha funcionado”, argumentó Obama, para quien “es momento de un nuevo enfoque” hacia Cuba.

El mandatario dijo también que la situación del contratista estadounidense Alan Gross, preso desde 2009 en La Habana, suponía un “gran obstáculo” en su objetivo de avanzar hacia la normalización de las relaciones con Cuba.

Gross fue liberado hoy por el Gobierno cubano “por razones humanitarias” y ya llegó a EE.UU., mientras que los tres agentes cubanos del grupo de “Los Cinco” que permanecían presos en territorio estadounidense desde 1998 también aterrizaron en La Habana.

Los tres agentes, Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero, fueron liberados a cambio de un oficial de inteligencia estadounidense que llevaba casi 20 años preso en Cuba, según la Casa Blanca.

“No espero que los cambios que estoy anunciando hoy provoquen una transformación de la sociedad cubana de la noche a la mañana”, señaló Obama.

No obstante, defendió que una “política de compromiso” con la isla puede ser mucho más eficaz que el “aislamiento”, y que “no sirve a los intereses de Estados Unidos” tratar de “empujar a Cuba hacia el colapso”.

En ese marco, pidió al Congreso, que a partir de enero estará controlado totalmente por los republicanos, que inicie un debate “serio y honesto” sobre el embargo económico unilateral impuesto a Cuba en 1961.

Las medidas anunciadas por Obama incluyen la flexibilización de las restricciones a los viajes y el comercio entre Estados Unidos y Cuba, así como a las remesas que reciben los cubanos desde territorio estadounidense.

Además, Obama ha pedido a su secretario de Estado, John Kerry, que revise la inclusión de Cuba en la lista de países a los que Estados Unidos considera patrocinadores del terrorismo.

El presidente estadounidense también confirmó su participación en la Cumbre de las Américas que acogerá Panamá en abril de 2015 y a la que Cuba ha sido invitada.

Discurso íntegro de Raúl Castro

Compatriotas: Desde mi elección como Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, he reiterado en múltiples ocasiones, nuestra disposición a sostener con el gobierno de los Estados Unidos un diálogo respetuoso, basado en la igualdad soberana, para tratar los más diversos temas de forma recíproca, sin menoscabo a la independencia nacional y la autodeterminación de nuestro pueblo.

Esta es una posición que fue expresada al Gobierno de Estados Unidos, de forma pública y privada, por el compañero Fidel en diferentes momentos de nuestra larga lucha, con el planteamiento de discutir y resolver las diferencias mediante negociaciones, sin renunciar a uno solo de nuestros principios.

El heroico pueblo cubano ha demostrado, frente a grandes peligros, agresiones, adversidades y sacrificios, que es y será fiel a nuestros ideales de independencia y justicia social. Estrechamente unidos en estos 56 años de Revolución, hemos guardado profunda lealtad a los que cayeron defendiendo esos principios desde el inicio de nuestras guerras de independencia en 1868.

Ahora, llevamos adelante, pese a las dificultades, la actualización de nuestro modelo económico para construir un socialismo próspero e sostenible.

Resultado de un diálogo al más alto nivel, que incluyó una conversación telefónica que sostuve ayer (16 de diciembre) con el Presidente Barack Obama, se ha podido avanzar en la solución de algunos temas de interés para ambas naciones.

Como prometió Fidel, en junio del 2001, cuando dijo: ¡Volverán!, arribaron hoy a nuestra Patria, Gerardo, Ramón y Antonio.

La enorme alegría de sus familiares y de todo nuestro pueblo, que se movilizó infatigablemente con ese objetivo, se extiende entre los cientos de comités y grupos de solidaridad; los gobiernos, parlamentos, organizaciones, instituciones y personalidades que durante estos 16 años reclamaron e hicieron denodados esfuerzos por su liberación. A todos ellos expresamos la más profunda gratitud y compromiso.

Esta decisión del Presidente Obama, merece el respeto y reconocimiento de nuestro pueblo.

Quiero agradecer y reconocer el apoyo del Vaticano, y especialmente, del Papa Francisco, al mejoramiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Igualmente, al Gobierno de Canadá por las facilidades creadas para la realización del diálogo de alto nivel entre los dos países.

A su vez, decidimos excarcelar y enviar a Estados Unidos a un espía de origen cubano que estuvo al servicio de esa nación.

Por otra parte, basados en razones humanitarias, hoy también fue devuelto a su país el ciudadano norteamericano Alan Gross.

De manera unilateral, como es nuestra práctica y en estricto apego a nuestro ordenamiento legal, han recibido beneficios penales los reclusos correspondientes, incluida la excarcelación de personas sobre las que el Gobierno de los Estados Unidos había mostrado interés.

Igualmente, hemos acordado el restablecimiento de las relaciones diplomáticas.

Esto no quiere decir que lo principal se haya resuelto. El bloqueo económico, comercial y financiero que provoca enormes daños humanos y económicos a nuestro país debe cesar.

Aunque las medidas del bloqueo han sido convertidas en Ley, el Presidente de los Estados Unidos puede modificar su aplicación en uso de sus facultades ejecutivas.

Proponemos al Gobierno de los Estados Unidos adoptar medidas mutuas para mejorar el clima bilateral y avanzar hacia la normalización de los vínculos entre nuestros países, basados en los principios del Derecho Internacional y la Carta de las Naciones Unidas.

Cuba reitera su disposición a sostener cooperación en los organismos multilaterales, como la Organización de Naciones Unidas.

Al reconocer que tenemos profundas diferencias, fundamentalmente en materia de soberanía nacional, democracia, derechos humanos y política exterior, reafirmo nuestra voluntad de dialogar sobre todos esos temas.

Exhorto al Gobierno de los Estados Unidos a remover los obstáculos que impiden o restringen los vínculos entre nuestros pueblos, las familias y los ciudadanos de ambos países, en particular los relativos a los viajes, el correo postal directo y las telecomunicaciones.

Los progresos alcanzados en los intercambios sostenidos demuestran que es posible encontrar solución a muchos problemas.

Como hemos repetido, debemos aprender el arte de convivir, de forma civilizada, con nuestras diferencias.

Sobre estos importantes temas volveremos a hablar más adelante.

Muchas gracias.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario