Ene 10 2013
570 lecturas

EconomíaPolítica

Tras su victoria ante los “buitres”, la fragata Libertad volvió a casa

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, felicitó a quienes permanecieron dentro de la fragata Libertad los 78 días que estuvo retenida en Ghana y aseguró que no estuvieron solos durante este proceso. También se refirió a los grupos de medios de comunicación del país y quienes los manejan, que decían que “había que honrar las deudas y pagarles a los fondos buitres”.

“Fueron acompañados por todos los argentinos de buena fe que le reconocen la defensa digna que hicieron de nuestra embarcación insigne. No esperábamos otra cosa”, dijo al recibir la emblemática embarcación en el puerto de Mar de Plata.

“Hoy más que nunca Patria sí, colonia no”, destacó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner a lo que siguió un bramido de la multitud –que el Gobierno calculó en 200 mil asistentes– que la escuchaba y comenzó a cantar el viejo y conocido cantito de las luchas antiimperialistas de los años ’70.

Miles y miles de personas –militantes, veraneantes y vecinos marplatenses– se acercaron hasta la Base Naval de Mar del Plata para vivar a los marinos y escuchar el mensaje presidencial después de un día de playa.

“Acá no había sirenas, allá había buitres y acá había unos caranchos que graznaban y no escuchamos a ninguno, sino que escuchamos el clamor de nuestro pueblo, que pide por sobre todas las cosas respeto y dignidad al pabellón nacional y a los derechos de la Patria”, sostuvo Fernández, al recordar los sectores internos que planteaban que había que pagar las deudas para que liberaran a la fragata de su encierro judicial.

Las decenas de miles de personas -calculadas en 200 mil-  que se encontraban en la explanada que hacía las veces de campo frente al escenario respondieron cantando “el que no salta es un inglés”. Durante su discurso, la mandataria recalcó que el rescate del buque de guerra simboliza “la defensa irrestricta de los derechos de la Argentina, respeto a su soberanía y dignidad nacional”.

Indicó que Argentina se defendió con dignidad, una vez más, de “los ataques de fondos buitres” y “ también de otros que nos amenazan a 12 mil km o 14 mil con venir a militarizar o invadir nuestras islas Malvinas”. Fernández aseguró que los llamados “fondos buitres” son el producto de la crisis global y de lo que ha llamado “anarco-capitalismo”.

Criticó que en esos días cuando la fragata Libertad estuvo retenida en Ghana, los medios de comunicación denunciaban que Argentina estaba en la obligación de “pagar las deudas” a estos fondos que como buitres “sobrevuelan sobre los países endeudados”.

“¿Por qué no empiezan pagando ellos lo que deben hace 10 años en impuestos?”, dijo al recordar que los medios tienen una deuda con el país cercana a los 100 millones de pesos (21 millones 739 mil dólares).

Cristina recordó que “Los dos mayores períodos de endeudamiento de la arg fragataRepública Argentina se registraron entre 1978 y el 1983 y entre el 1991 y 2001; unos, productos de la apertura y liberalización de la economía y también de una reforma financiera que comenzó a cambiar el perfil productivo de la Argentina y también de un endeudamiento de privados, hay que decirlo con todas las letras, gran endeudamiento de empresas privadas, cuya deuda fue estatizada en 1982 y hoy también tenemos que hacernos cargo los 40 millones de argentinos”, señaló enfocando en la estatización de la deuda privada realizada por Domingo Cavallo cuando era presidente del Banco Central en 1982.

El pasado 19 de diciembre la embarcación inició el regreso a su país con 98 tripulantes a bordo. En horas de la tarde de este miércoles llegó a Mar del Plata (este) la Fragata Libertad tras permanecer retenida durante 78 días en Ghana por una orden judicial interpuesta por un fondo especulativo que no entró al canje de la deuda externa argentina.

La Fragata Libertad fue retenida en Ghana a finales de octubre de 2012 tras una demanda interpuesta por el fondo especulativo NML, que no entró al canje de la deuda externa realizada por Argentina en 2005.

La medida fue apelada por el gobierno argentino en el Tribunal Internacional Del Mar donde argumentó que la convención de Viena garantizaba la inembargabilidad de la fragata por ser un buque de guerra.

El tribunal falló a favor de Argentina y le ordenó a Ghana que liberara la embarcación, la fragata Libertad sería el bien número 28 embargado por los llamados fondos buitres.

Las deudas del neoliberalismo

Se contabilizan veintiocho embargos de fondos buitre contra el patrimonio argentino en el exterior y cuarenta y dos demandas ante el Ciadi de firmas adquirentes de participaciones en empresas y servicios rematados en el proceso de privatizaciones.

ARGENTINA-GHANA-SHIP-LIBERTADA ello hay que añadir cincuenta y nueve tratados bilaterales de inversión que abrieron las puertas al capital extranjero para hacer suyo el territorio nacional. Son algunos de los números que hablan de la multiplicación de ejemplos que ilustran la renuncia a la soberanía durante las décadas de neoliberalismo en Argentina, dice el economista Raúl Dellatorre.

Números que dan testimonio de la aceptación de un marco jurídico que sirvió como carril al avance de un patrón de acumulación basado en la valorización financiera, la desnacionalización del capital y la pérdida de controles por parte del Estado. Un proceso que tuvo sus costos inmediatos en cierres de empresas, desempleo, población marginada y desestructuración del aparato productivo.

“Y que sigue teniendo costos diferidos en la obligación de pago de deudas y en la reconstrucción de un sistema productivo y un Estado que habían sido desmantelados. Sin ese contexto, es imposible entender la trascendencia que tiene el retorno de la Fragata Libertad y la importancia de cada round que se gana en esta pelea”, añade.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario