Feb 18 2009
517 lecturas

Sociedad

Trata de personas: delito que se transforma

Alejandra Waigant*

Desde que en abril de 2008 fue aprobada en la Argentina país la Ley de Trata, fueron rescatadas 157 víctimas de este delito: el 80 por ciento había sido reclutada para explotación sexual. La vigencia de esta norma y la intervención de la nueva Oficina de Rescate y Acompañamiento a personas damnificadas por el delito de trata, obligó a las organizaciones criminales a revisar sus prácticas y a operar en un contexto de menor impunidad. Cómo se trabaja desde el gobierno para frenar este crimen.

Durante el 2008, fueron liberadas en nuestro país 157 víctimas de trata. Muchas venían de Paraguay, y todas retornaron a sus lugares de origen, excepto unos pocos casos en que las damnificadas fueron instaladas en nuevas ciudades junto con sus familias por razones de seguridad. Las víctimas habían sido reclutadas sobre todo de las provincias de Misiones, Santiago del Estero, Formosa y Salta, para ser explotadas en grandes centros urbanos (Ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires y Córdoba) y en ciudades más chicas como Santa Cruz y Ushuaia.

Los datos surgen de la Oficina de Rescate y Acompañamiento a personas damnificadas por el delito de trata, creada luego de que se sancionara y federalizara este delito el 29 de abril de 2008. El organismo depende de la Jefatura de gabinete y está dirigido por la abogada Silvina Zabala.

La supervisora del equipo técnico Zaida Gatti dialogó con Artemisa Noticias y brindó detalles del organismo en su trabajo contra el crimen.

–¿Cuántos casos tuvieron desde que se aprobó la Ley de Trata?

–Hasta diciembre de 2008, se allanaron 129 lugares y se detuvieron 145 personas, que tienen presión preventiva hasta que se realicen los juicios, ya que en cada caso hubo agravantes: resistencia a la autoridad, presencia de menores, etcétera, constituyéndose penas no excarcelables. En cuanto al número de víctimas, se rescataron 56 menores de edad y 101 mayores de edad.

–¿Cómo se interviene concretamente?

–En Argentina las redes mafiosas tienen más de un prostíbulo para rotar a sus víctimas, por eso a través de tareas de inteligencia se establece el número de locales nocturnos de una misma red, y el número probable de víctimas. Luego se realizan allanamientos simultáneos. Las fuerzas de seguridad irrumpen y ubican en una habitación a los presuntos dueños o encargados, en otra a los clientes, y en un tercer espacio a las probables víctimas.

"Tras estas medidas de seguridad, ingresan diferentes equipos, el de Oficina de Rescate, el de la Dirección Nacional de migraciones si hay víctimas extranjeras, y funcionarios porteños si la irrupción al local se produjo en la Ciudad de Buenos Aires.

"Las profesionales de la Oficina de Rescate entrevistamos por separado a cada una de las víctimas. Todas tienen un discurso idéntico, dicen que están allí porque quieren, que las tratan bien, que les pagan, que duermen las horas necesarias y se alimentan adecuadamente. El equipo entiende igualmente que están amenazadas y no hablan porque sienten terror".

–Si las víctimas mayores de edad aseguran que trabajan en el prostíbulo, whiskería o club nocturno en forma voluntaria, ¿cómo logran rescatarlas?

–Nuestro equipo pide al/la juez/a que igualmente las cite a declarar porque pueden estar bajo amenaza. Además el delito de trata se puede demostrar más allá de la voluntad de la víctima, según la Ley éste se configura por ejemplo si la persona es engañada, y eso ocurre cuando viaja para trabajar en el servicio doméstico y terminan en un prostíbulo, inclusive cuando viene a ejercer la prostitución pero es engañada en cuanto a las condiciones. Para nosotros este último es un caso de trata de personas.

–¿Las víctimas se presentan a declarar en los juzgados?

–En general sí y detectamos que es importante la primera entrevista realizada por el equipo de la Oficina de Rescate. Hacemos preguntas que son difíciles de responder y hacen reflexionar a las víctimas: ‘¿Desde cuándo estás en este lugar? Hace seis meses ¿Cuántas veces saliste? Y salí dos veces. ¿Por qué saliste poco? Porque me cobraban una multa de 200 pesos cuando demoraba’.

"Como están en situación de vulnerabilidad, ellas no sienten que el sistema de multas constituya una amenaza, inclusive llegan a creer que tienen una deuda. Les cobran multas de 100 y 200 pesos si se niegan a un pedido del cliente y deben pagar el plato de alimento, que además consumen sólo una vez al día.

"Muchas veces hacemos cuentas junto con las víctimas: ‘¿Cuánto dijeron que te iban a pagar y cuánto cobraste?. Y 100 pesos. Pero tendrías que haber cobrado 5000’. Les explicamos que el proxeneta no tenía intención de pagarle, incluso les mostramos las libretas de cuentas que obtenemos en los allanamientos.

"Hace poco encontramos una en la que figuraba que en una semana el proxeneta había ganado 7350 pesos y la víctima 200. Al final insistimos en que deben presentarse a declarar porque sus testimonios son importantes para condenar al tratante. Su testimonio es grabado con cámara gesell para que se pueda realizar el juicio".

–¿La Oficina tiene participación a nivel nacional?

–Sí, es una de las ventajas logradas con la Ley de Trata.

–¿Hasta dónde llega el acompañamiento de la Oficina de Rescate?

–La Ley de Trata establece que la víctima tiene derecho a tener asistencia psicológica, médica y legal gratuita. La Oficina de Rescate cuenta con psicólogos, trabajadores sociales y abogados, y acompañamos a la víctima hasta el momento de realizar la declaración testimonial. Hay jueces y fiscales que no tienen capacitación respecto de este tema, entienden que existe trata cuando la mujer está encadenada y tras las rejas.

"En las indagatorias suelen preguntar si la dejaron salir y cuando responden que sí, no profundizan. Entonces intervienen los profesionales de la Oficina para mostrar que efectivamente pueden salir, pero lo hacen en lugares desconocidos, sin documentos ni dinero y por ello vuelven. Después pasan a depender del Ministerio de Desarrollo Social, que se encarga de la asistencia y reinserción de las personas damnificadas".

–¿Se conoce el nivel de ingresos que las organizaciones criminales obtienen con este ilícito?

–No, pero personalmente creo que ya no es el tercer delito que más genera ingresos, creo que ha sobrepasado al negocio de las drogas. Por ejemplo la cocaína se vende y se consume, en cambio a las víctimas de trata se compran y se venden hasta que mueren o ya no pueden ser explotadas.

"Respecto del primer caso de trata que atendió la Oficina (en junio de 2008) la madre de la víctima denunció el delito en un juzgado paraguayo, porque supo lo ocurrido con su hija a través de otra joven que había sido esclavizada en la whiskería (ubicada en la Ciudad de La Plata), y logró escapar. Actuó INTERPOL y un juez federal argentino ordenó el allanamiento. Resultó que el dueño de la wiskería, más conocido como El Tano, se encontraba preso por tráfico de personas. Fue arrestado tres meses antes por un agente de Prefectura, cuando intentaba cruzar en canoa con cinco jóvenes un paso fronterizo entre Paraguay y Argentina.

"Así se descubrió que El Tano era pariente de las personas encargadas de la whiskería bonaerense y también fueron detenidas. La reacción de esta madre constituye un caso particular, ya que las familias de las víctimas de trata, que suelen ser pobres y tienen bajos niveles de educación, tienden a naturalizar las desapariciones de las chicas esclavizadas".

–¿Por qué se creó la Oficina de Rescate, si el Programa las víctimas contra las violencias podía intervenir?

–Porque la Oficina de Rescate tiene un objetivo específico, trabajar con personas damnificadas por el delito de trata. Además intervienen la Policía Federal, Gendarmería Nacional, Prefectura Naval y la Policía de Seguridad Aeroportuaria, con lo cual es necesaria la ingerencia de la Jefatura de Gabinete.

"Esas áreas trabajan en forma interdisciplinaria con un equipo de psicólogas, trabajadoras sociales y abogados. Hoy somos 11 profesionales, pero aspiramos a ser 30. Aunque si sigue aumentando el número de casos vamos a tener que incrementar el equipo.

Las nuevas características del delito

A través de los operativos realizados por la Oficina de Rescate, se logró confirmar por un lado que los y las tratantes integran organizaciones delictivas importantes, asociadas al narcotráfico, pero por otro lado se descubrió que la federalización del delito obligó a las redes mafiosas a introducir cambios en sus modalidades.

– Los y las tratantes tienen más dificultades para trasladar personas de una provincia a otra y para cruzarlas de un país a otro.

– Buscan nuevos rutas para rotar a las víctimas, de manera que no establezcan lazos afectivos entre ellas, ni intimen con los clientes y tampoco reconozcan a sus tratantes.

– Las fuerzas de seguridad están siendo capacitadas y pueden identificar más fácilmente este crimen.

– Según testimonios de personas involucradas en la actividad delictiva, los/as reclutadores/as, principalmente mujeres pobres, se resisten más a participar: sólo reciben 100 pesos por cada víctima, que suelen ser parientas suyas o viven en el mismo barrio.

– También está cambiando la situación con los documentos: la falta de ellos configuraba rápidamente el delito, pero las víctimas tienen sus DNI cuando se producen allanamientos o éstos están escondidos en alguna parte del local.

El país es un territorio fértil para el crimen organizado

La legisladora Fernanda Gil Lozano denunció que las organizaciones criminales se manejan con "una impunidad que llama la atención. En Argentina sacan e introducen gente con una facilidad asombrosa. Además estamos muy atrasados. Mientras un tratante demora unas dos horas para sacar a una persona del país, el Estado tarda alrededor de 48 horas para cerrar la frontera. El país es un territorio fértil para el crimen organizado".

En la provincia de Chaco, contó la diputada, un grupo de hombres tiene una agencia de trabajo y asegura a las familias de escasos recursos que las hijas viajan a Buenos Aires para trabajar en el servicio doméstico. Los tres primeros meses, esos hombres envían unos 500 pesos a las familias, pero después suspenden el pago. Cuando éstas reclaman, les dicen que las mujeres ya no están trabajando para ellos porque conocen a otros hombres y se van a vivir con ellos. "Es mentira, pero las familias aceptan esto", señaló.

"La legisladora nacional recordó que Argentina no tiene protocolos específicos en la materia y cuando desaparecen personas "no sabemos qué hacer". Criticó asimismo la falta de producción de estadísticas respecto del delito de trata: "Estamos en un país donde no se sabe cuánta gente tenés desaparecida, ni hablar de niños".

Gil Lozano denunció también que "no hay un programa de asistencia a las víctimas y este es uno de los problemas más graves. Las rescatamos y tratamos de ayudar como podemos, vamos resolviendo dónde puede dormir o dónde puede comer, pero esta no es la mejor forma de contener a una víctima de trata. Aquí hay un Estado ausente".

Sobre la Ley de Trata, la diputada de la CC aseguró que es un guiño al delito, porque establece que las víctimas mayores de 18 años deben demostrar que fueron forzadas a ejercer la prostitución o a realizar trabajos en contra de su voluntad. "Deben demostrar que fueron secuestradas, violadas y obligadas a ejercer la prostitución. En comparación es terrible la libertad con que se maneja el tratante. La víctima ve que está libre, que es impune y se calla".

Gil Lozano se involucró en la lucha contra la trata debido a su especialización en derechos humanos de las mujeres y a partir de esa experiencia afirmó que se necesita un cambio cultural. "En los últimos 15 años se ha instalado un discurso sobre la libertad y la posibilidad de vender todo. Mujeres y varones debemos replantearnos que tipo de sociedad queremos. También tenemos que entender que no hay libertad, hay explotación y que las víctimas de trata se encuentran desparecidas".

* Periodista de la organización Artemisa.
Un despacho de www.argenpress.info

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario