Abr 2 2014
412 lecturas

Política

Una necesaria revolución en la izquierda francesa

En Francia, las municipales de 2014 se han caracterizado por una abstención inédita y un ganancias masivas de la derecha de ciudades en detrimento del conjunto de la izquierda y singularmente del Partido Socialista.

Estas elecciones envían indudablemente una señal fuerte « de oposición » a la política de François Hollande y son claramente sintomáticas de una sociedad enferma.

Enferma de un gobierno sordo frente a las aspiraciones populares, indiferente frente al sufrimiento social y que ha traicionado con cinismo sus compromisos electorales.

Enferma de un sistema político cada vez mas inadaptado, que vive para si mismo y sobre el mismo.

Enferma de un PS que se presenta como la izquierda y que se deshace de sus valores.

Enferma de una derecha y de un Frente Nacional que atizan la escalada anti-social, los odios y las divisiones.

Enferma de políticas de austeridad al servicio del capital y de los mercados financieros que destruyen los lazos sociales y el trabajo.

Estas elecciones son la victoria por defaut de quienes quieren a cualquier precio hacerse un lugar en la sociedad tal cual esta contra quienes cambiar la sociedad para lograr mas libertad, mas igualdad, donde cada quien tenga un lugar. Son un rudo golpe para quienes sufren de la crisis y que necesitan un empleo, protección social y solidaridad.

En este contexto de crisis exacerbado y en parte victima del rechazo masivo del PS, el Partido Comunista Francés y el Frente de Izquierda resisten bien que de manera desigual según los lugares y hasta logran ganar algunas ciudades. El PCF conserva 45 % de las grandes ciudades que dirigía.

En algunos departamentos como el de Hauts de Seine, la Seine Maritime, en el Essonne, en Meurthe et Moselle el PCF vuelve a ganar en la segunda vuelta 100 % de sus municipalidades. Por la primera vez desde 1995, el PCF gana, en Montreuil Y Aubervilliers, dos ciudades de mas de 80 mil habitantes y conserva sus conquistas de 2008 en particular Dieppe y Vierzon. En el Val de Marne el PCF con el frente de Izquierda esta a la cabeza de 10 ciudades a pesar de la perdida de Villejuif y sigue siendo la primera fuerza de la izquierda.fr homofobos

El PCF sigue siendo la tercera fuerza política a nivel nacional en términos de municipalidades y de alcaldes y ediles locales muy adelante de Europa Ecología Los Verdes y del Frente Nacional que los medias han presentado un poco demasiado precipitadamente como los ganadores de esta elección.

Sin embargo no se libro de la ola de conquistas de la derecha y de la extrema derecha. La perdida de siete municipalidades comunistas de mas de 30 000 habitantes, a veces por una diferencia de un puñado de votos, es un duro golpe contra las poblaciones. Esta ola se inscribe en el contexto nacional pero tiene también relación con las situaciones locales que son imposibles de ignorar. Ilustra la dificultad para resolver la contradicción entre una demanda creciente de servicios públicos de proximidad, de protección social y de recursos presupuestarios que se reducen a causa de las políticas gubernamentales desde hace 20 años.

Frente a los avances de la derecha y el empuje de la extrema derecha en las urnas, en las calles y en las conciencias en una sociedad que se desintegra, la esperanza y la alternativa de izquierda deben ser reconstruidos.

El PCF y el frente de Izquierda están determinados a tomar la medida de lo que ha sucedido y que llama a una revolución de izquierda. Esta necesita un acto fundador apoyado en la intervención ciudadana.
*Miembro del Ejecutivo Nacional del PCF, responsable de cuestiones electorales

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario