Ago 16 2007
260 lecturas

Política

Uruguay: – PETRAS EN LA RADIO

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

foto–Hay temas varios para conversar. Uno que es recurrente que hemos tenido que conversar varios lunes es el tema de la caída de las Bolsas que ahora el nueve y 20 de agosto hubo nuevamente caídas de Bolsas e inyecciones de mucho dinero en el primer mundo para evitar la catástrofe que podría venir después.

–Bueno, yo no soy catastrofista. Es obvio que hay una crisis importante en sectores financieros, particularmente en los sectores hipotecarios y en los sectores de nuevos instrumentos financieros, como los derivados y otros sectores, pero con la intervención Federal en Europa los bancos centrales han dado una nueva liquidez en el crédito y eso va a generar alguna confianza entre los inversionistas y tal vez cree una disponibilidad de fondos para seguir adelante.

Lo que hay que decir es cómo el gobierno utiliza los grandes ingresos fiscales para salvar a los bancos y salvar al mercado financiero. Ése es el tema profundo. Cuando a las familias les falta trabajo, cuando a los obreros les están bajando los salarios y hay recortes en los hospitales, en la salud y en pensiones, no hay una intervención del gobierno dando 200 mil millones de dólares para apoyar la quiebra de familias, la quiebra de empleos y de otras cosas; ése es el nudo del tema para mí.

No es que los bancos están especulando, hay una baja profunda y muchos van a la quiebra. Eso es normal en el capitalismo. Mientras el gobierno tiene luz verde para subvencionar las quiebras y crear la liquidez. Creo que eso es lo que podría pasar cíclicamente pero anunciar otra vez el final del capitalismo me parece una visión apocalíptica, es decir el fin del mundo. Yo creo que debemos decir otra cosa, no que es el final del capitalismo.

Debemos decir cómo el Estado y los ciudadanos con sus pagos de impuestos funcionan para salvar al capitalismo de la quiebra y cómo el costo es del pueblo y los beneficiarios son los especuladores que corrieron todos los riesgos y ahora van a recibir las subvenciones del Estado.

–Exactamente. Queríamos consultarte también por los accidentes graves ocurridos en estos últimos días allí en Estados Unidos, por un lado la caída de un puente muy importante en hora pico, que en un país del primer mundo esto es algo que suena bastante raro. Y además otra desgracia en el interior de una mina donde van pasando los días y se van perdiendo las esperanzas de rescatar con vida a los mineros que quedaron atrapados.

¿Cómo es el tema de la seguridad laboral y ciudadana en Estados Unidos y cuál es el origen de esto?

–Mira… tres cuartas partes de los puentes en este país, han recibido evaluaciones de seguridad negativas. Es decir que el gobierno, primero, ha bajado el financiamiento de regulación de puentes, entre otras cosas, como parte de recortes en el presupuesto para la regulación. Es parte del dogma del liberalismo de desregularizar la economía para que el capital haga lo que le da la gana. Segundo, no hay ninguna vigilancia sobre los constructores de puentes y túneles. Lo mismo pasa en Boston donde gastaron cuatro veces el precio original para construir un túnel que tiene mil defectos, y hay juicios contra los constructores.

Es decir que la desregulación liberal ha llevado a evitar totalmente el mantenimiento de la infraestructura. Y la mina es la misma cosa: las regulaciones no existen o si aplican algunos avisos o denuncias por parte de algún regulador honesto, no hay formas de implementarlo.

El dueño de la mina ha recibido cientos de denuncias por parte de reguladores gubernamentales y le ha dado por el culo a todas las rectificaciones que el gobierno pide y paga una pequeña multa de algunos miles de dólares y sigue igual. Entonces el problema es la desregulación, es la tolerancia de negligencias de parte del gran capital, que perjudica a los obreros, perjudica a los automovilistas, perjudica a la industria de la construcción.

Esas cosas son intrínsecas a la política neoliberal y lo que está diciendo Astori de que no debemos crear obstáculos para que el capitalismo ponga en peligro los coches, los mineros y los trabajadores porque el capital no se auto regula, eso es fundamental. El capital está para ganar el máximo de dinero y esperar a que voluntariamente los capitales vayan a cumplir con la ley o cumplir con las regulaciones o buscar la seguridad de los obreros, es puramente folclórico.

–Hace poquito más de una semana recibimos, acá en la radio, la llamada de un uruguayo que está radicado en Estados Unidos, que llamó para denunciar la desaparición de dos o tres uruguayos que estaban ilegales en EEUU, en un paso de frontera con México y denunciaba la falta de medidas del Consulado uruguayo en ese país.

Él decía que había más, pero concretamente daba tres nombres y decía que no saben dónde están y que por lo tanto son como desaparecidos. Te queríamos preguntar sobre las condiciones actuales de los emigrantes en relación a las leyes y sus derechos en estos momentos.

–Bueno, ahora hay un terror por parte de Chertoff, que es el jefe de seguridad interna: un mafioso sionista, horrible, que actúa como neo nazi. Están haciendo razzias en los barrios, entrando a las casas, rompiendo puertas y ahora extendiendo eso a las fábricas y lugares de trabajo donde tienen empleo emigrantes y los ponen a todos contra la pared y les piden los papeles y si no tienen todos los papeles en orden los agarran, los ponen en un camión y los llevan a un centro de interrogatorios y después no es automático que los deportan, pueden quedarse investigándolos.

Como Chertoff es un fanático de seguridad y de represión, se pueden quedar un tiempo extendido sin consultas con abogado y sin ningún derecho y eso es lo que pasó con los uruguayos. Uno no sabe dónde están porque la inmigración y la seguridad interna no tienen ninguna obligación de declararlos reos o lo que sea. Por eso digo que funcionan como la policía secreta en los países totalitarios y es el jefe de seguridad interna, el Sr. Chertoff, que actúa con tanta malicia frente a los inmigrantes.

Ahora, hay sectores de capitales –capitales nacionales de todo el país–, que se están quejando de que les están poniendo en peligro las cosechas de agosto y setiembre porque con la nueva ley están obligados a “chequear” todos los papeles de los trabajadores que van a trabajar en la agricultura, en la construcción, en los hospitales, restaurantes y hoteles, que para mí es interesante porque va a afectar sectores de la economía que generan 180 mil millones de dólares, ojo.

Entonces ahora Chertoff está bajo presión de sectores de capitales que están siendo perjudicados por el fanatismo del sionista que está presionando más para encarcelar y desplazar a los inmigrantes esenciales en sectores importantes de la economía como exportación, turismo y otros vinculados y cuando le preguntaron al señor Chertoff si sabía que eso va a afectar a las industrias claves, dijo que es uno de los costos en la lucha contra el terrorismo, y no tenía nada más que decir.

–Acá el uruguayo que llamó dijo que ellos querían organizarse, no sólo los que están en Estados Unidos sino los de otros países también. No sé con cuánto éxito será pero ¿desde algún lado alguien reclama por los derechos de ellos o por la seguridad?

–Tuvimos grandes marchas el año pasado, enormes marchas; incluso las primeras huelgas generales encabezadas por los latinoamericanos, pero también con participación incluso de europeos y asiáticos: chinos, coreanos, tailandeses, filipinos y los demás. Pero un sector importante que entró en contacto con estos movimientos trata de canalizar las masas hacia la política del Partido Demócrata, presionando en la política de los pasillos del Congreso con resultados nulos, entonces desplazaron al movimiento desde las calles hacia el Congreso y en el Congreso los demócratas, como siempre, hablan de la izquierda y viran a la derecha; por eso no hay ninguna legislación protectiva y hay manos libres de la seguridad interna para hacer esta represión generalizada.

El movimiento tiene que volver a sus raíces que son la movilización popular, la organización nacional y las acciones directas: las huelgas y las confrontaciones. Sin eso la policía secreta interna, Inmigración y seguridad van a seguir extendiendo los tentáculos hacia todas las familias. ¿Y sabes una cosa? muchas personas han perdido casas, coches, muebles; han desplazado a familias de escuelas.

No es simplemente que están molestando a emigrantes. Muchos emigrantes han hecho pagos, tienen hipotecas y están perjudicados porque de repente los agarran y no tienen tiempo ni siquiera de cambiarse los pijamas antes de que se los lleven al comisario.

–Un último tema que queríamos plantearte, tiene que ver con la situación en Iraq. ¿Cuál es esa nueva situación y el posible repliegue de las fuerzas inglesas en Iraq?

–Sí, hay mucha presión sobre el señor Brown. El nuevo Primer Ministro está bajo enorme presión. Hay un Comité del Congreso que ha hecho un informe denunciando la política de Tony Blair en relación con Palestina y el Líbano; con la presencia inglesa en Iraq, etc. entonces hay una enorme presión no sólo en el público sino ahora institucional.

El señor Brown no es muy diferente de Blair, pero sí algo menos fanático con Bush y algo más pragmático, y tal vez el costo de seguir esta política tan impopular es muy alto y como calculador escocés es muy posible que vaya a empezar un retiro pronto, en el próximo año, por lo menos de las líneas de combate. Lo mismo puede pasar con otros países todavía involucrados.

En Polonia hay enorme oposición contra la colaboración, allá en Ucrania y los otros países cipayos es tan impopular y tan perdida la guerra que sólo va a quedar Estados Unidos, donde internamente las cosas son sin salida porque no hay ningún político demócrata candidato presidencial que esté dispuesto a retirar las tropas en un tiempo fijo y cercano.

Nosotros aquí pensamos sobre la visita del presidente Chávez a Uruguay y cuál es la apreciación y por qué canceló las reuniones con los movimientos populares, los sindicalistas y los cooperativistas. ¿Hay alguna noticia sobre eso?

–Mirá, fue todo precedido de total falta de información. Incluso que venía Chávez no se supo hasta las últimas horas previas, no había información de que llegaba acá. Nosotros lo que estábamos manejando desde antes era que venía a la Argentina y nada más, y después surge la información de que viene también al Uruguay.

La información no existió previamente. Incluso de que iba a haber una reunión con organizaciones sociales llegó un comunicado y horas después llegó otro comunicado diciendo que no se hacía la reunión. Se dijo que era por un tema de agenda.

Fue una visita que duró unas horas y se habló mucho y creo que tenía mucha significación política obviamente y supongo que al gobierno de Uruguay le debe haber venido muy bien en este momento que hay mucha protesta de la gente, que no llega a transformarse en movilización espontáneamente pero sí se notan muchas quejas de la gente por la carestía, porque están subiendo los precios de las cosas básicas todos los días y la gente ha empezado a protestar mucho por todo eso y por la reforma tributaria también de modo que al gobierno le vino un oxígeno con esta llegada de Chávez, pero no fue rodeada de información y eso después se tradujo en que tampoco hubo movilizaciones para recibir a Chávez. Hubo unos poquitos uruguayos que fueron a la puerta del hotel a esperar la salida de Chávez pero nada más que eso.

–Yo creo que es seguro que Tabaré Vázquez y Astori no querían que Chávez se reúna con los movimientos sociales porque tenían enorme miedo de que Chávez fuera a anunciar programas sociales que no están en la agenda de Astori y Vázquez. Es obvio que la política de Chávez de subvencionar el precio de comidas, de construir programas de salud, de aumentar los salarios 25 ó 30 por ciento, bajar la pobreza y la desocupación y un mensaje a favor de las empresas públicas tampoco podría tragárselo el gobierno.

Yo no creo que haya sido un problema de agenda…

–No, por supuesto que no.

–Creo que el gobierno interviene para insistir que Chávez sólo trata con ellos y para que el pueblo no tenga oportunidad de escuchar lo que está pasando allí.

–Pero sabés Petras, que depende de con qué movimiento social se reuniera también, porque hay un intercambio muy fluido con el PIT-CNT por ejemplo desde Venezuela, y con FUCVAM, la Federación de Cooperativas de vivienda. Hay un intercambio permanente con estas organizaciones que digamos que se ponen como las más representativas del pueblo uruguayo.

–Yo creo que en una reunión no van a restringir sólo al PIT y los cooperativistas. Yo imagino que en una reunión abierta otros sectores podrían asistir a una reunión con Chávez porque no va a sentarse con un puñado de funcionarios simples. Creo que ellos iban a estar presentes pero tal vez otras personas también, al menos esa es la tendencia en Argentina y otras partes.

Pero, más allá, lo que anoto es que Chávez hizo muchas ofertas de construir, invertir en refinerías, incluir programas de gasificación, garantizar la oferta a Uruguay y la respuesta de Tabaré Vázquez es aceptar y no ofrecer nada. Sólo como presidente del MERCOSUR lo mínimo que podría haber dicho es sí, yo voy a pelear para que Lula y Duarte en Paraguay activen. Pero en vez de eso dice ‘voy a hacer los trámites necesarios para expedir…’ Un comentario tan seco, tan inconsecuente.

Mientras Chávez está ofreciendo proyectos esenciales de miles de millones este culo duro que se llama presidente, sentado allá, diciendo lo mínimo de cortesía hacia el presidente Chávez. Para mí es muy ofensivo no decir por lo menos diplomáticamente “nosotros estamos a favor de tu gobierno, estamos contra la desestabilización de Norteamérica”, pero no, se quedó recibiendo beneficios y nada de reciprocidad.

–No me acuerdo ahora qué diario fue, pero apareció un comentario diciendo que resaltaba el pragmatismo de Tabaré Vázquez que recibía de quien fuera. Vino Bush recibió, viene Chávez recibe…

–No, no, no. Eso de pragmático es una porquería. Ofreció a Bush la casa, las joyas; ofreció garantías de tasas de ganancia, base militar, era lo opuesto de Chávez. Chávez ofrece y no recibe nada, Vázquez ofrece a Bush todo y recibe nada entonces para ser pragmático es un pragmático muy selectivo, es una alternativa entre el servilismo más grotesco hacia Wáshington y una prepotencia de mal gusto con Chávez.

–Sí, y la verdad que es una página muy dura esa…

–El pueblo uruguayo debe apreciar a Chávez mucho más ahora frente a esta frialdad, la frigidez de esos gobernantes.

–Sin duda es así ,tal cual lo estás describiendo. Y nosotros quedamos como por fuera de todo este proceso. Fijáte que de acá Chávez se fue para Bolivia, después se juntaba con Correa, con Morales, había una movida de otro tipo allí y nosotros quedamos por fuera de todo eso.

–Sí, creo que por la política de Uruguay con Estados Unidos, de servilismo, está perdiendo muchas más oportunidades. Fíjate lo que ofreció Chávez, sin ninguna contrapartida de Uruguay. ¡Cuánto más podría colaborar Uruguay si le hubiera brindado una bienvenida caliente, mucho más solidaria! Yo creo que sería bueno que la gente intelectual en Uruguay firmara una carta abierta a Chávez con copia a Tabaré Vázquez expresando su apreciación por las ofertas del señor presidente Chávez y aconsejando al gobierno de aprovechar este momento para repensar su política exterior frente a los dos giros de Chávez y de Bush, uno tomando y el otro ofreciendo.

Espero que la emisora de radio pueda consultar con algunos conocidos empezando con mi amigo Galeano y Viglietti y otros más, para que firmen una carta de esta índole porque yo creo es muy importante reconocer la importancia del ofrecimiento de Chávez como una oportunidad de abrir un nuevo capítulo en la política exterior de Uruguay.

–Sí, absolutamente… Petras, tenemos que ir dejando por acá (…) Bueno, muchas gracias Petras. Muchas gracias y un abrazo grande.

–Chau.

———————————-

* Agencia independiente de noticias argentina.
www.argenpress.info.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario