Abr 21 2008
380 lecturas

Economía

Vainas del mundo: – SIN TETAS NO HAY PARAÍSO

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

En torno a cuarenta mil menores de edad pasan por el quirófano cada año para corregir o aumentar lo que la naturaleza o la genética les ha otorgado. Unos consideran esa cifra una ‘barbaridad’, como el doctor Antonio Porcuna, presidente de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), y otros ‘próxima a la realidad’. Es la impresión de la doctora María Jesús Barba.

‘Dar cifras es complicado, porque hablamos de medicina privada, pero pocas operaciones no son’, argumenta el doctor Víctor García Giménez, presidente de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética (SEMCC).

En cualquier caso, supondría el diez por ciento del total de operaciones de estética realizadas en España, el país europeo más enganchado a esta cirugía y el cuarto del mundo, por detrás de Estados Unidos, Brasil y Argentina. En Europa es también el que más profesionales del bisturí tiene ocupados en un campo de la medicina, y un negocio, que, desde enero de 2007, es tenido en cuenta para el cálculo mensual del IPC.

‘Ahora se lleva la 95 o la 100. Está de moda la mujer con pecho. De ahí que los implantes de mama sea la cirugía más demandada por mujeres de todas las edades: menores, jóvenes y adultas’

foto
El aumento de pecho, lo más solicitado.

Por sus manos pasan chicas que han perdido el miedo al quirófano y que no están contentas con su nariz, muslos o glúteos. Pero, sobre todo, con el tamaño de su pecho. Y ello a pesar de que ‘las españolas no tienen menos que sus vecinas francesas, alemanas o italianas’, dijo a Efe un portavoz de Intimoda, empresa de ropa íntima femenina. La talla media, aquí y allí, es la 90.

‘Ahora se lleva la 95 o la 100. Está de moda la mujer con pecho. De ahí que los implantes de mama sea la cirugía más demandada por mujeres de todas las edades: menores, jóvenes y adultas’, destaca la doctora Barba. ‘Muchas, incluso, se operan para aumentar una sola talla’, insiste.

Cada año, según cálculos del sector, unas 25.000 mujeres españolas pagan una media de 6.000 euros por ver cumplido el deseo de aumentar el tamaño de sus pechos.

Por la consulta de la doctora Barba pasan cientos de chicas -‘a partir de los 18 muchas’, recalca- empeñadas en ajustar su físico a unos cánones de belleza -‘no hay otra razón’, comenta- impuestos por la publicidad, la moda, el cine o los medios de comunicación.

———————————–

www.periodistadigital.com.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario