Feb 25 2010
806 lecturas

Opinión

Veneuela sigue en la mira, y se conoce el ojo que apunta

Néstor Francia.*

El Nacional y El Universal se regodean con el informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA que condena a Venezuela en torno a ese tema y lo colocan como información principal de sus ediciones de hoy. No es de extrañar, pues el tal informe no es más que un rebote de las “informaciones” que esos mismos medios, como todos los de la derecha, machacan todos los días en nuestro país. ¿Y qué pasa con Falcón?

Cosas como estas hacen que cobre aun más importancia la decisión tomada en Cancún sobre la creación de una organización propia con exclusión, por supuesto, de Estados Unidos y Canadá, y la inclusión de Cuba. La OEA es un parapeto ineficaz y además frecuentemente manipulado por Estados Unidos, cuya presencia le confiere capacidad de maniobra y de influencia.

Por supuesto, en el nuevo organismo estarán presentes sus fichas, como, hoy por hoy, Colombia, Perú, Chile, Costa Rica, Jamaica, Panamá, México y Honduras, pero no es lo mismo, pues por el lado de los nacionalismos estarán Venezuela, Cuba, Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Brasil, Ecuador, Nicaragua y El Salvador y algunas naciones del Caribe. Entre “los neutrales” contaremos a República Dominicana, Guatemala, Haití.

Estados Unidos, fiel a la nueva diplomacia de doble faz que practica Obama, ha bendecido la decisión, en voz del secretario de Estado adjunto, Arturo Valenzuela, y la tildó de positiva. De paso, en la misma declaración dio en el clavo con uno de los problemas principales de la oposición venezolana de cara a las parlamentarias, el tema de la unidad:

“Hay que ver si la oposición va a poder aglutinarse de tal forma que pueda convertirse en alternativa” (o sea, que por los momentos no lo es, y lo dicen sus jefes). Añadamos que la reciente noticia que después de la división de Copei, le toca ahora el MAS, que se dividido por el asunto de las primarias. Segundo Meléndez denunció, actuando en nombre, según él, de la mayoría de ese cuerpo, a los coordinadores nacionales José Antonio España y Nicolás Sosa “por no haber sumido en la Mesa Unitaria la defensa de la política electoral del partido para las elecciones del 26 de septiembre”, que consiste en elecciones primarias generales.

Por cierto que el informe de la CIDH coincide con otro de una llamada “Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes”, adscrita a la ONU, acusando a Venezuela de ser una especie de paraíso para el tráfico de drogas hacia Africa y Europa.

No descansa la derecha internacional en su empeño.

El affaire Falcón y el PPT

El tema de Henry Falcón y el PPT se ha puesto caliente. Es vox populi que el gobernador de Lara ha establecido nexos con importantes y poderosos factores económicos, así como sostenido reuniones con representantes de partidos de la derecha. Las medias verdades que usa para justificar su decisión no pueden ocultar los problemas de fondo, que son de índole ideológica. Falcón se maneja con conceptos socialdemócratas, que incluyen la conciliación de clases.

Es cierto el planteamiento de Juan Barreto en un muy buen artículo que publica hoy en El Nacional: “Sale (Falcón) con aquello de la convivencia y el apego a la Constitución. La sociedad idéntica a sí misma, sin contradicciones insalvables y estructurales que se reconcilia en un debate metafísico entre “iguales”. No hay clases ni intereses antagónicos”.

 Y allí mismo Barreto recuerda la ocasión en que el PPT se deslindó de Chávez y apoyó nada más y nada menos que a William Ojeda como candidato a Alcalde de Sucre, y dice: “El PPT siempre ha soñado con ser un tercer factor. Su proyecto es tener poder. Aspiran a convertirse en una especie de bisagra, o de fiscal de tránsito, que desde la Asamblea, decida políticas; una vez con el Gobierno y otra con la oposición…En esta caso, una vez más, se trata de un ejercicio de oportunismo ramplón, producto de la ambición desmedida de un grupo sin ninguna profundidad ética o política que como la rémora, se han alimentado de Chávez”.

De hecho, el secretario general del PPT, José Albornoz, declaró: “…después de las agresiones que recibimos, tendremos que revisar la alianza con el PSUV” y agregó que si no mejoran las tensiones “el PPT intentará transitar su camino” (¿hacia dónde?).

* Analista de asuntos políticos.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario