Mar 5 2010
1327 lecturas

Opinión

Venezuela: baile apátrida con Clinton y mala memoria

Néstor Francia.*

Una vez más la apátrida oposición venezolana se pone al lado de los enemigos de Venezuela. La Mesa de la Unidad acusó este jueves al presidente Hugo Chávez de haber convertido internacionalmente a Venezuela en un “país sospechoso”, debido a “relaciones equívocas, ambiguas y dudosas” con organizaciones o países considerados “forajidos”.

Según el comunicado de este grupo de traidores, el “auto de procesamiento” del juez Eloy Velasco de la Audiencia Nacional Española “revela indicios que ponen de manifiesto la cooperación gubernamental venezolana en la ilícita colaboración” entre las FARC y ETA. Por su parte, el vendido Milos Alcalay declara que “el Estado venezolano debe cumplir las normativas internacionales y responder a la Audiencia Nacional de España que entre sus competencias quiere establecer nexos jurídicos en torno a un tema tan grave como es el terrorismo”

Aquí hay varias cosas que destacar. En primer lugar, la colaboración de estos canallas con las matrices que desea imponer el imperialismo, para ubicar a Venezuela, tal como denunció Pascual Serrano, en el “eje del mal”. Luego la alineación total con las definiciones políticas de Estados Unidos, como esa de “organizaciones y países forajidos”. Finalmente la expresa asunción de las acusaciones sin pruebas del juez español como una verdad comprobada.
 
¿Queda alguna duda sobre los intereses que representa esta oposición reaccionaria en Venezuela? Y aun más importante: ¿queda alguna duda de la necesidad de férrea unidad revolucionaria de cara a las elecciones parlamentarias de septiembre? Unidad, decimos, en torno a los candidatos de Chávez, sin estarnos parando en consideraciones de nombres ni corrientes. Los que Chávez bendiga, esos son nuestros candidatos, no podemos permitir que la Asamblea Nacional caiga en manos de estos apátridas.

Hoy más que nunca se requiere absoluta claridad en cuanto a los intereses estratégicos que están en juego. A trabajar sin descanso por una gran victoria, después habrá tiempo para el debate de las contradicciones. Este año hay una tarea sagrada y todo nuestro esfuerzo debe orientarse hacia ella.

Por cierto, Amaro González de Mesa García San Miguel, ex embajador de España en Venezuela, fue testigo de excepción de la deportación de 23 etarras (tres durante el gobierno de Lusinchi y otros veinte durante el de Carlos Andrés Pérez) a nuestro país entre 1984 y 1990: “Los acogieron, no por favorecer a ETA, sino por deferencia a España, y aquello le valió muy duras críticas en la prensa a Carlos Andrés Pérez”.

Según González de Mesa, que vive retirado en Madrid, “a los etarras los instalaron en un hotel, pero luego los tirotearon y tuvieron que dispersarse por el interior del país”. De manera que las cosas se siguen aclarando y dejando mal parado al juez derechista español y a la canalla mediática.

La más reciente declaración del canciller español Moratinos, en el sentido de que España no pidió al presidente Chávez “explicaciones sino solamente una información” sobre los lazos entre ETA y las FARC, demuestra que la oposición vende-patria de Venezuela es más papista que el Papa, en materia de ataques al país, y que pronto esta manipulación política-mediática contra la Revolución Bolivariana pasará al olvido.

Por supuesto, el escándalo forjado en España (o, según algunos, en Colombia) se suma al conjunto de ataques que persiguen la criminalización de la revolución. El subsecretario de Defensa de Estados Unidos, Frank Mora, indicó ayer que las FARC son una amenaza regional y que no ha visto voluntad de Venezuela para combatir a esa guerrilla y señaló que “Con Venezuela ha sido más difícil (la colaboración para combatir a las guerrillas y el narcotráfico), pero esperamos que entiendan  que esos fenómenos son una amenaza”.

Dentro de esta campaña contra Venezuela hay que incluir, por supuesto, la gira latinoamericana de Hillary Clinton, quien se reunirá hoy en la capital guatemalteca con presidentes de Centroamérica y la República Dominicana, después de pasar por Chile, Brasil, Uruguay y Costa Rica.

Manuel Zelaya se encuentra en Venezuela. Ya se reunió con Chávez y hoy va a ofrecer una rueda de prensa. Estaremos pendientes de sus palabras. Hemos opinado varias veces en distintos ámbitos la importancia de no olvidar que en Honduras se sigue librando una lucha decisiva para Latinoamérica y que no podemos dejar de expresar nuestra simpatía y compromiso con el Frente Nacional de la Resistencia, que tiende a convertirse en Frente Amplio para abordar la lucha por la toma del poder. Esto al margen de la táctica que pueda asumir Venezuela, como Estado, ante el gobierno ilegítimo de Porfirio Lobo.

La patética situación de la oposición venezolana es a veces expresada, de manera colateral, por su propia base social. Hoy, en la página Web de El Universal, y ante la información de que los precandidatos de ese sector deberán aportar el 25% del costo de las elecciones primarias, hubo comentarios amargos por parte de lectores escuálidos de ese portal. He aquí algunos de ellos:

“Dios santo…y se llaman… de la ‘unidad’… pero esto es un ejemplo de lo que la canalla efectúa por la complicidad activa de los extremistas y la pasividad de los moderados. Todo esto es un simple filtro anti independientes… Muchos independientes van a romper esta unidad impuesta y estoy positivamente convencido que de esos reales independientes junto con los disidentes del oficialismo van surgir nuevos liderazgos post-elecciones. Sigan adelante con sus travesuras, en las elecciones la última palabra la tiene el pueblo y el voto castigo que tanto intentan orientar hacia un solo lado, creo que también arrasará a más de uno de la oposición camuflada de unidad”

Otro: “A veces me doy cuenta que es el poder político opositor una cuerda de mediocres, por eso el revolucionario ha alcanzado 11 cobardes años sin logros, a veces creo que la revolución les paga, dan lástima ajena, 27 millones de ciudadanos en penurias por su torpeza”

Y otro más: “Pagar para poder ser candidato en elecciones y dar opciones, pagar para participar en un proceso democrático. Los que tienen la plata son los robolucionarios  ¿Y a donde va a parar esta plata? Por favor, que alguien me explique”

Parte de nuestro optimismo de cara a las elecciones parlamentarias (creemos que lograremos mayoría absoluta, si nos unimos y trabajamos para la victoria) tiene como fundamento la situación de división de la oposición, y el lamentable espectáculo que da cada día. La abstención en ese sector se va a hacer presente. De este lado probablemente también la haya, como ocurre en todas las elecciones de cuerpos legislativos en Venezuela, pero es allí donde decidirá la capacidad organizativa y de movilización que ha demostrado el PSUV.

* Analista de asuntos políticos.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario