Abr 5 2011
541 lecturas

Opinión

Venezuela: el Caso Makled y lo demás

Néstor Francia.*

Desde varios frentes siguen las presiones sobre Juan Manuel Santos para que Colombia extradite a Walid Makled a Estados Unidos y no a Venezuela. Uno de estos periodistas que a todas luces forma parte de la amplia nómina de la CIA para contar con una batería de comunicadores que les haga el trabajo sucio mediático, Casto Ocando, realizo una entrevista a Makled para CNN en Español. Desde el punto de vista de las “revelaciones”, la entrevista carece de todo valor.

Es una sarta de acusaciones con supuestas pruebas “guardadas” por el narco y que nos recuerdan las “pruebas de fraude” prometidas por Ramos Allup en Venezuela o las ridículas y fracasadas “pruebas” de Uribe sobre la presencia de las FARC en nuestro país. No obstante, el verdadero objetivo de CNN no es probar nada, sino sumar a la matriz de que Venezuela es un país forajido que apoya terroristas y está implicado en el narcotráfico.

Es así como se crea el ambiente para las intervenciones imperiales. Se ha visto muchas veces, recientemente con las “armas de destrucción masiva” de Irak o con la “masacre de civiles” en Libia. El imperio tiene bastante experiencia en fabricar realidades virtuales y demasiados cipayos y tarifados para sostenerlas. En cuanto a Makled, le conviene por supuesto que lo lleven a Estados Unidos. Allí podrá negociar ventajas colaborando con la campaña contra Venezuela, además que afrontará cargos menos comprometedores, pues aquí está acusado de homicidio y allá no.

Pero además continúa la presión política y mediática sobre Santos. Ya se conoció la carta de Diego Arria al presidente colombiano sobre el tema. Ahora, el general retirado conspirador Fernando Ochoa Antich habla en un artículo de “…la responsabilidad moral del presidente Santos si toma la decisión de extraditar a Salid Makled a Venezuela. Es verdad, que desde el punto de vista formal debe actuar de esa manera, pero este caso compromete de tal forma con el narcotráfico a altos funcionarios civiles y militares del gobierno de Hugo Chávez que sería vergonzoso para la dignidad de Colombia que su presidente se convirtiera en encubridor de hechos delictivos de tanta gravedad.

"El presidente Santos ha demostrado siempre un gran coraje para enfrentar los grupos subversivos que comprometen la paz de Colombia. Ahora, le corresponde valorar el esfuerzo que hacen los venezolanos para evitar que esos mismos grupos destruyan a nuestro país”.

Ochoa retoma la payasada de Uribe de las supuestas pruebas ante la OEA, que no contó con ningún respaldo por parte de ningún gobierno (solo de Estados Unidos, y no más allá de declaraciones, además de la canalla mediática), y expone: “Es verdad, que la información detectada por el gobierno del presidente Uribe, en la computadora de Raúl Reyes, ha obligado a Hugo Chávez a moderar su política con relación a Colombia, pero no creo que el presidente Santos no perciba que ese cambio de actitud es exclusivamente táctico y lo que busca es ganar tiempo. Reflexione, presidente Santos. No ponga en riesgo la seguridad de su país ni comprometa, aún más, el destino de Venezuela.”

¿Ignora Ochoa que en Colombia se criticó fuertemente, desde distintos sectores, la política exterior aislacionista de Uribe en América Latina? ¿Ignora que estas críticas influyeron en el cambio evidente en esa política con el gobierno de Santos, que incluyó la engavetada del proyecto de las bases militares gringas? ¿Será tan imbécil o es simplemente un taimado canalla que sabe bien lo que está haciendo? En todo caso, todo forma parte del plan conspirador para el 2012.

En ese plan hay que incluir la “huelga de hambre” de los enfermeros, aupada ahora por los fríos restos de la CTV, que los acompaña en el llamamiento a una nueva marcha. También es parte del plan la actuación de ONGs fantasmas, como el “Comité contra los apagones” y una denominada “Familia Metro”, ambas integradas por pequeños grupos de escuálidos. Súmense allí provocaciones como la del grupete de Primero Justicia, que se presentó sin permiso en una zona de seguridad como es PDVSA La Campiña, concitando la justa molestia de los trabajadores.

El qué hacer del no poder hacer de la derecha

El problema es que la misma MUD, en un informe que reveló José Vicente Rangel en su programa dominical, refiere que en el país hay una situación de estabilidad evidente. Por lo que difícilmente las acciones focalizadas de estos grupos fascistas convocan a la base opositora a las calles. Esas bases tienden cada vez más a democratizarse y a decantarse por el voto y no por las guarimbas. No es que esta situación no pueda cambiar bajo ciertas circunstancias a futuro, pero no en las de ahora. Pero ellos seguirán insistiendo.

Otra onda en la que anda la canalla mediática en estos días es en la de las comparaciones entre lo que ocurre en el Medio Oriente, con énfasis en lo de Libia, y América Latina, y señaladamente en el caso de Venezuela. El Nacional de ayer tuvo el siguiente titular principal de primera página: “Modelo comunal de Chávez copia el Libro Verde de Gadafi”. También la primera página de El Universal, aunque no como principal titular, expresa que “El Libro Verde de Gadafi modela visión de Chávez”.

Otro ejemplo es el periodista escuálido de El Universal, Francisco Olivares, quien escribió: “Con 12 años gobernando y una perspectiva de coronar los 18 a partir de 2012, puede ya incorporarse (Chávez) al salón de la fama en el que están colgadas figuras ‘prominentes’ que hoy están en el ojo del huracán… Nos referimos a las autocracias que hoy se tambalean en el Medio Oriente y África, que tienen en común a dictadores con muchos años en el poder, milicias construidas como brazo armado del gobierno, países deprimidos económicamente y rebelión social que demanda libertades democráticas…

"Un sentimiento parecido comienza a apoderarse de los jóvenes venezolanos. La mayoría de ellos sólo han conocido a Chávez como Presidente desde antes de entrar en bachillerato. Pero esa única vivencia no los hace ignorantes de cómo funciona la democracia en países avanzados. Es decir de la prensa libre, una justicia autónoma que se rige por una Constitución y una economía libre que permita optar por una mejor calidad de vida…De allí pues que la obsesión de sentirse el elegido y permanecer en el poder eternamente, se ha tropezado con un gen democrático que desde lejanas tierras camina hasta América Latina”.

Gente como este cagatintas son los que colaborarían sin pensarlo dos veces con una intervención imperial en Venezuela. Pero por ahora es solo un sueño dorado de los apátridas, América Latina no es el Medio Oriente ni Venezuela es Libia.

Entretanto, Chávez concedió una interesante entrevista en Uruguay, de donde rescatamos lo siguiente: “La democracia meramente representativa es antinómica, no tiene solución dentro de sí misma, porque termina siendo una manera de expropiarle al dueño del poder, el poder, y este termina concentrado”.

Debemos vincular el tema de la corrupción a esta idea expresada por el Presidente. La corrupción en inherente al Estado burgués, y hasta que no lo superemos seguirá allí. El Estado verticalista, individualista, burocrático, donde se conforman feudos y se producen reyezuelos fascinados por el poder y los privilegios no puede derrotar ese vicio. Para ello es necesario superar paulatinamente el Estado Burgués e irlo sustituyendo por el Estado Comunal, que fomente y ayude a extender el protagonismo popular y sobre todo la contraloría social. No existe otro antídoto ni otro remedio contra la corrupción.

Esa democracia representativa de la que habla Chávez es el modelo norteamericano, en el cual se da el terrible fenómeno de la privatización de la política. Lo que es antinómico, como dice Chávez. Ahí está el caso de Barack Obama, quien según CNN anunciará hoy su candidatura a la reelección: “Obama lanzará su postulación cuando se consolida la recuperación económica y el Partido Republicano tiene un conjunto de aspirantes a candidato que es débil y fracturado”, señala el diario Político.

Si la campaña de Obama queda registrada esta semana será un poco más temprano de lo habitual para un presidente en ejercicio y le dará la ventaja de iniciar la recaudación de fondos en la que promete ser la campaña electoral más costosa en la historia de Estados Unidos… Político afirma que la campaña de Obama podría reunir alrededor de 1.000 millones de dólares” ¿De dónde va a salir tanta plata? Pues de los grandes consorcios, de las transnacionales, del lobby judío, del gran capital monopolista, los verdaderos dueños de la fiesta. Esa es la “democracia” que Estados Unidos quiere imponer en todo el mundo, el reino del dinero, del mercado, de los monopolios.

Chávez, en cambio, se encuentra en la acera de enfrente: “Yo me ubico en el campo del anti poder. Porque es un poder contra otro poder. El poder clásico, el poder despótico, el poder para dominar. El poder para apropiarse. El poder para la dominación. Este poder que nosotros representamos es todo lo contrario”.

Y es también la “democracia” con la que sueña la derecha en Venezuela. Por ahora, sigue enfrascada en su discusión sobre la candidatura presidencial, con el calendario de las primarias como una de las principales controversias actuales. Hay voces que se pronuncian sin ambages por que las primarias se realicen en el primer trimestre de 2012, como Ramos Allup, Manuel Rosales, Pablo Pérez. Pero hay mucha presión mediática y de otros sectores de la oposición para que se efectúen este mismo año. Así lo expresó el dirigente de Acción Democrática Pedro Benítez: “La decisión de la fecha más oportuna para hacer las primarias, o si se hace conjuntas o separadas, no puede ser tomada bajo presión de sectores comunicacionales, de opinadores o de grupos económicos. La decisión la van a tomar los partidos”.

Pero la presión sigue. Luis Vicente León, de Datanalisis, escribió ayer en El Universal: “Los argumentos para justificar el retraso son débiles. Decir que no debe lanzarse el candidato porque Chávez lo va a desguazar en tres meses es equivalente a decir que los líderes opositores son burda de malos e incapaces de aguantarle un round… Señores, esto no es un juego y permitan aclararles que no es la fuerza de sus partidos la que está en juego, porque para poner algo en juego… primero hay que tenerlo.

"Es la opción de cambio la que ustedes están arriesgando y me huele que no tanto por argumentos serios sino por cálculos políticos miopes. Yo he defendido por años (y seguiré defendiendo) la necesidad de fortalecer los partidos políticos como elemento clave para la democracia. Pero no se pasen, porque a este ritmo no será culpa de la anti política sino de ustedes su próximo fracaso”.

También Osvaldo Alvarez Paz zumbó lo suyo: “Pero no puede ser que para algunos lo correcto, lo moral, lo democrático, lo progresista sea hacerle el juego a las tácticas dilatorias del chavismo. Venezuela necesita un liderazgo claro en sus objetivos y en la calle para enfrentar la tiranía en todos los terrenos. Definir la candidatura presidencial no admite más demoras. Las primarias deben ser lo antes posible”.

Para otros, lo de la fecha de las primarias es secundario y asoman otros problemas. Es el caso de Carlos Blanco: “Otro error frecuente es el que ahora, en tiempos bolivarianos, se comete. Se contrata una encuestadora cuyos dueños funcionan simultáneamente como analistas políticos. De día son analistas que ponderan las virtudes del candidato y de noche le cobran como cliente…También hay el fallo de pensar que el dinero lo es todo. Ocurre cuando el candidato se dedica a la innoble tarea del martillo indiscriminado para abrevar recursos, y no hay límites en apelar a contratistas, aseguradores, y otros factores para afianzar una operación sin sustento en las condiciones políticas.”

¿Síndrome “Obama”, desespero por martillar a los ricos y vender el alma al diablo? Finalmente, Blanco se pregunta: “¿Dónde está el candidato? Ya hay varios en la plaza. Los escarceos han comenzado. La fecha de las primarias está asumida como una inmensa batalla cuando en realidad es un detalle menor porque cualquier fecha tiene ventajas y desventajas”.

Lo cierto es que el tiempo sigue pasando y la decisión no se toma. En realidad, el asunto tiene que ver con muchas variantes: lo que dicen las encuestas, los grupos de poder, las maquinarias partidistas, las diferencias ideológicas. Hay al menos tres frentes: el recién bautizado “Frente Progresista por el Cambio”, algo así como la izquierda de la derecha, donde su cuelan toldas como el MAS, Podemos, La Causa R, PPT, Bandera Roja y hasta individualidades como Luis Miquilena. Luego está la socialdemocracia, que definiremos como el centro de la derecha: AD, UNT, ABP. Y finalmente la derecha de la derecha (como se ve todos son de derecha, pero tienen sus diferencias internas de matices): PJ, COPEI, Proyecto Venezuela, Voluntad Popular. Veremos que sale de esta mazamorra.

Libia: el último pantano

Mientras los llamados a un cese al fuego en Libia se encuentran con las posiciones intransigentes de los bandos en lucha, con los rebeldes haciendo el insólito pedido para que las fuerzas de Gadafi prácticamente se rindan antes de entrar en conversaciones, siguen las noticias confusas, como el anuncio hecho el jueves por secretario de Defensa Robert Gates y el presidente del Estado Mayor Conjunto Mike Mullen, en el sentido de que Estados Unidos podría retirar pronto sus aviones militares de la campaña militar aérea en Libia, con la esperanza de que la OTAN y otros puedan hacerse cargo.

Ese anuncio generó reacciones de incredulidad por parte de algunos miembros del Congreso que preguntaban en voz alta por qué el gobierno del presidente Barack Obama retiraría un elemento clave de la estrategia militar a pesar de sus buenos resultados. “Raro”’, “problemático” y “desconcertante”’ fueron algunos de los comentarios hechos por un grupo de senadores que exige una explicación por el anuncio.

Gates informó que Gran Bretaña, Francia y otros países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) deberían de ser capaces de hacerse cargo de los ataques por sí mismos, contando con Estados Unidos sólo como apoyo. Esto puede ser una táctica acordada para quitarle el problemático y odiado sello yanqui a la intervención, pero aún es temprano para saberlo.

Mientras, China y Alemania pidieron de forma conjunta que se realicen nuevas gestiones para lograr una solución política al conflicto en Libia. Los ministros de Relaciones Exteriores de los dos países subrayaron al término de un encuentro en Pekín que el conflicto libio no puede solucionarse por la vía militar. Los dos países se abstuvieron durante la votación, hace dos semanas, sobre la resolución para Libia en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

El ministro chino de Exteriores, Yang Liechi, se declaró “muy preocupado” por los recientes acontecimientos en relación con Libia: “Todos los días vemos y escuchamos informaciones sobre más civiles heridos o muertos y sobre una posible escalada de las acciones militares”. El ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle, también insistió en que debe buscarse una “solución política” que comience con un cese del fuego. Lo cierto es que, al menos desde el punto de vista político, la intervención imperial en Libia ya está empantanada.

* Analista de asuntos políticos.
 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario