Ago 17 2010
678 lecturas

Política

Venezuela: El Nacional y el terrorismo periodístico

Néstor Francia.*

La canallada de El Nacional con la publicación terrorista de una foto de la morgue no pasará de ser una tenebrosa provocación. El espécimen Miguel Henrique Otero, clásico patiquín de la burguesía hereditaria, aseguró este viernes que la fotografía de la morgue que apareció en la portada del periódico fue tomada el 26 de diciembre de 2009, como si ese fuera el tema principal con respecto al acto criminal perpetrado. La inmediata reacción de nuestros funcionarios está plenamente justificada ¿Hasta cuándo pretende esta burguesía hacer lo que le venga en gana, como ocurría cuando el país estaba en sus manos? Los verdaderos terroristas en Colombia.

Aquí no se trata de un simple cálculo político, sino de la dignidad de un pueblo y del respeto que debe exigir el gobierno revolucionario. Como nos gusta decir: la pelea es peleando.
 
En este caso vamos a tomar como referencia las nítidas declaraciones del periodista y diputado Earle Herrera, quien afirmó que “El Nacional está utilizando la muerte como manipulación política para respaldar las propuestas de los candidatos de la oposición (a la Asamblea Nacional) sin tomar en cuenta el sentimiento que imágenes tan amarillistas, como las que presentaron el día de hoy, pueden generar en la población…

"El Nacional se equivoca al creer que con un periodismo tan amarillista como el que está realizando perjudica al Gobierno Nacional. Los que de verdad salen perjudicados son los sectores de derecha. ¿Quién va a votar por ellos en las elecciones parlamentarias si utilizan la muerte como campaña política, si respaldan la violencia al no repudiar imágenes como las que el pueblo vio hoy?”.

En esto último no se equivoca Earle. La burguesía tiene un profundo desconocimiento de los valores profundos del pueblo venezolano, al cual desprecia y menosprecia. La publicación de la foto es un irrespeto tanto a las víctimas de la violencia como a sus familias, es una acción carroñera, de muy baja estofa, y actuará como un bumerán contra El Nacional y sus cómplices de la oposición.

El colmo de los colmos es la aseveración de que en hay 15 millones de venezolanos armados ¡La mitad de la población! Hay que ser bien caradura para mentir de manera tan evidente. Ya veremos el 26 de septiembre lo que cosecharán estos desalmados ávidos de poder.

El atentado en Colombia

En otro orden de ideas, en Colombia se establece cada vez más la matriz de que el reciente atentado en Bogotá es obra de la ultraderecha, de los demonios a los cuales hizo referencia Chávez. El presidente del Comité Permanente de Defensa de Derechos Humanos en Colombia, Jairo Ramírez, señaló que los análisis y las investigaciones sobre la explosión del carro-bomba este jueves en la sede de la emisora Caracol Radio, apuntan hacia los sectores de la derecha colombiana, que “se niega a aceptar el restablecimiento de relaciones” con Venezuela y a perder sus privilegios, obtenidos durante el uribismo:

“Los análisis y las investigaciones apuntan hacia sectores de la derecha que se sienten huérfanos del poder una vez que se posesionó Juan Manuel Santos”. Agregó que “en las semanas anteriores a la posesión de Santos el propio presidente Uribe más que recomendaciones estaba haciendo era una especie de advertencia sobre los peligros de los diálogos con las FARC  o de los peligros del restablecimiento de las relaciones con Venezuela…La derecha no admite que se hayan restablecido tan rápidamente las relaciones con Colombia y Venezuela”, y recordó que los vínculos bilaterales con Ecuador también son mal visto por este sector.

Asimismo, enfatizó que la derecha colombiana “no admite, ni siquiera que se mencione la posibilidad de un acercamiento para los diálogos para una solución del conflicto armado” que vive Colombia desde hace más de cuatro décadas. Señaló que los conservadores colombianos tienen preocupación por el fallo de la Corte Constitucional de Colombia, sobre la inconstitucionalidad de la instalación de las bases militares estadounidenses en ese país, tras un acuerdo rubricado por Washington y Bogotá en 2009:

“De las bases militares estadounidense todo parece indicar que hoy o el próximo martes fallaría (la Corte) declarando inconstitucional eso…La bomba lo que trata es de demostrarle a la opinión pública, en un esfuerzo desesperado, que el terrorismo opera y que deben seguir las bases militares, que no hayan relaciones  con los países vecinos y que no debe haber ningún contacto con la insurgencia colombiana”.

Según Ramírez, “es posible que haya nuevos atentados, nuevas provocaciones, porque pensamos que va haber una acción sostenida de los sectores de la extrema derecha que buscan impedir que  Colombia dé cualquier viraje para resolver el conflicto en un sentido democrático…Desde luego no nos hacemos ilusiones con que el nuevo gobierno vaya a dar pasos por una profundización democrática en el país, pero valoramos que es posible unos contactos con insurgentes  para buscar una solución al conflicto”.

Consideró que el Gobierno de Santos “sector de la burguesía colombiana que tiene ciertos escrúpulos” está “muy preocupado con el desastre que dejó el presidente Uribe con un colapso institucional”, por lo que el nuevo poder busca “tratar de restablecer esto para ganar mayor credibilidad en la opinión pública”.

Pero también el presidente del Congreso colombiano, Armando Benedetti, quien visita Venezuela, se decantó por esta opción de autoría, y dijo ayer que el atentado del jueves en Bogotá es obra de la extrema derecha que quiso enviar un mensaje al recién asumido presidente Juan Manuel Santos. “A nivel personal creo que eso fue hecho por fuerzas de extrema derecha… Fue un mensaje que quisieron enviarle al nuevo presidente. Es difícil lanzar hipótesis, pero ésa es la mía”, declaró Benedetti en una entrevista con la cadena Telesur.

En cuanto al gobierno de Colombia, el ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, dijo que no se descarta ninguna hipótesis: “El gobierno no tiene ninguna intencionalidad política, lo que quiere es que se conozca la verdad, que se castigue a los responsables, y por lo tanto hemos dado la expresa instrucción de que todas las hipótesis sean contempladas con el mismo rigor”.

Estados Unidos

Entretanto, la ultraderecha del norte muestra su frustración por lo que considera demasiada “permisividad” frente a Chávez. Según el Washington Post, en editorial del pasado viernes, Estados Unidos debe mantener su apoyo al embajador designado para Caracas, rechazado por el presidente Chávez, porque sería preferible no tener un diplomático en ese puesto que tener uno que “ignore la realidad”:

“Chávez se ha dedicado a intimidar y amedrentar a aquellos que osen hablar públicamente acerca de lo que todos en el continente saben que es verdad…El Departamento de Estado respondió que mantenía su respaldo a Palmer. Debería hacerlo. Si ignorar los hechos sobre Chávez es un requisito para enviar un embajador a Caracas, sería mejor no tener uno”.

Lloviendo sobre mojado, y negándose a pasar la página de las “pruebas” de Uribe, el diario ultraderechista afirmó que no hay “ninguna duda razonable” de que el gobierno de Chávez ha dado refugio a la guerrilla colombiana de las FARC, y que para suerte del mandatario, Estados Unidos y el Consejo de Seguridad han “mostrado poco interés” en ese tema.

El Washington Post, representante de los sectores más agresivos y belicistas de la burguesía imperial resiente la derrota de la patraña de Uribe, así como el aislamiento en que este finalizo su mandato y la decisión del gobierno de Santos de partir de cero y reanudar relaciones con Venezuela. Después del 26 de septiembre, tras la victoria chavista, es de esperar que esta ultraderecha del continente se ponga aun más agresiva.

Encuestas

Según Eleazar Díaz Rangel, en su columna de ayer en Ultimas Noticias, “Se mueven las encuestadoras, con estudios nacionales y regionales. Les ofrezco resumen de resultados de Ivad, la del Dr. Seijas, de Anzoátegui (6 al 31 julio) y Miranda (26J al 2A).

El partido por el cual votaría para las parlamentarias del 26S, en Anzoátegui: por PSUV  43,7%, suma de opositores: 38,7% con PJ encabezando con 9%, el PPT figura con 3,9%, ‘ninguno’ 9,6% y NS-NR 8%.

En Miranda: PSUV 34%, opositores 35%, y el PPT 2,8%. ‘Ninguno’ sube a 18,3%, NS-NR 8,7%. Desempeño del gobernador Tarek William Saab: 70% positivo, y del presidente Chávez; 72,6 %. En Miranda, del gobernador Capriles Radonski 77,5% y Chávez: 58,4%…

Datanalisis ofrece un escenario de diputados asegurados, probables y alcanzables. En cuanto a los seguros, el oficialismo tiene 92 nominales y 32 por listas, total 124 y la oposición 41. Los mejores estados del PSUV son Portuguesa 6-0, Sucre 6-0, Trujillo 5-0; Amazonas 3-0, Cojedes 3-0, D. Amacuro 4-0; en Apure, Aragua, Barinas, Bolívar, Guárico, Falcón, Vargas y Yaracuy, la oposición solo ganaría uno en cada estado. Los mejores de la oposición: Táchira 5-2, Zulia 8-7 y Miranda 6-6”.

Sin embargo, la encuesta de Datanalisis, de la cual Díaz Rangel presenta solo ese dato, es bastante confusa. Mientras da esos números en Portuguesa, Barinas y Guárico, también afirma que en la región de Los Llanos, la percepción positiva del Gobierno es de 43.7%, mientras la negativa asciende a 54.9% ¿Cómo conciliar estos guarismos? Tampoco queda claro en qué se basa la diferenciación entre resultados “seguros”, “probables” y “alcanzables”. Según los resultados “probables”, la oposición obtendría 64 diputados, y según los “alcanzables” 94, o sea la mayoría.

La encuesta define bastante bien parte de los problemas de la oposición de cara al 26 de septiembre, citamos: “Bajo nivel de confianza de la población hacia la MUD; Oposición heterogénea; Mesa de Caracas no controla a líderes regionales; Los partidos solo representan el 17%, el resto de los no chavistas no están articulados; Intereses encontrados sobre selección de candidato a la presidencia en 2012”.

Una afirmación interesante de la encuesta Datanalisis es la siguiente: “Al comparar los diversos resultados se puede considerar a los niveles de aprobación de gestión de HChF (Hugo Chávez Frías) como un indicador cercano a sus resultados electorales”. Descifremos el galimatías: Chávez enfrenta el 26-S con la misma perspectiva victoriosa de otras elecciones.

* Analista de asuntos políticos.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario